sábado 08 de agosto de 2020 | Suscribite
COLUMNISTAS / Defensora de Género
domingo 5 julio, 2020

Una mirada feminista de cien días de cuarentena

CLOSET DE CRISTAL. Las personas trans en el mercado de trabajo son vulnerables de perderlo. Foto: cedoc
domingo 5 julio, 2020

El sábado pasado cumplimos 100 días de cuarentena. Perfil lo recordó honrando a las más de 1000 personas que murieron por el COVID-19 en el país, publicando los nombres en la tapa del diario. Quiso asi recordar a cada una por su nombre, no como un número.  Es muy dificil y fuerte leer esos nombres, porque inmediatamente pensamos e imaginamos que hicieron, que sintieron, a quienes dejaron atrás, en fin, quienes fueron cada una. Esa identificación de rendir un último adiós a todas ellas, reconociéndolas y permitiendo a sus familiares y amigos reconocerlas y despedirse, algo que en general no pudieron hacer por la pandemia. Pero también es una forma de hacer el duelo que nos debemos, como sociedad. Duelo que no pudimos hacer con los muertos/desaparecidos de la dictadura militar y es una llaga abierta de nuestra sociedad.  

Repasar estos 100 días de Aislamiento Social Preventivo Obligatorio – ASPO-  es algo a lo que nos impulsa la tapa de Perfil. Allí se juntan sensaciones del agotamiento que experimentamos, especialmente las mujeres, por la sobrecarga que significa el teletrabajo al que se suman las tareas del cuidado no remunerado  como cuidado de niños, discapacitados, ancianos, y las tareas domésticas. Todo eso resulta en una doble o triple jornada, solo aliviada por la falta de traslados. Es  interesante el domingo en 50/50 Valli comenta en la nota “Closet de Cristal”,  la situación de las personas trans que lograron entrar al mercado formal de trabajo y son vulnerables de perderlo  por su identidad sexual. Allí se comenta una reunión de empresas privadas con referentes del colectivo LGBT+, las empresas reconocieron que mas de la mitad no tienen una política de diversidad. No nos llama la atención, porque la mayoría tampoco tienen una política de igualdad entre mujeres y hombres. El mundo empresario se quedo en el tiempo, hay que intensificar  los esfuerzos para que se aggiornen y  logremos que las mujeres y el colectivo LGBT+ sean reconocidos, no discriminados y puedan ser empresas inclusivas, igualitarias y mas justas.

Una iniciativa del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades que se informa en la nota del domingo de Fernández Escudero, merece reconocerse porque apunta a registrar promotores comunitarios de género y diversidad que existen en el país y que necesitan actualizarse y capacitarse, pero también que son un grupo vital a la hora de acompañar, orientar y asistir a las personas en sus lugares para atender sus necesidades. El crecimiento de la violencia que mujeres, niñas y algunos grupos experimentan en tiempos de cuarentena, así como problemas para satisfacer algunas necesidades básicas es algo que se vive a diario en los barrios mas carenciados y que quienes están en primera linea atendiéndolos son estos promotores comunitarios . Por eso que se registren y que reciban apoyo y capacitación es muy importante y necesario siempre, pero ahora en cuarentena más .

Una nota que es desoladora es la del sábado sobre los 600 kilometros que caminó el tío de Katherine, una adolescente de 17 años que fue enterrada viva en Monte Hermoso en mayo del 2015. Este tío que la crió junto con la abuela, desesperado y como último recurso para que se reactive la investigación, hizo a pie este camino. Este no es un caso aislado , es lo que viven miles de familiares en casos similares. Es vergonzoso e indigno que haya que llegar a esto para que se haga lo que se debe hacer, no pide nada extraordinario solo que quienes deben investigar lo hagan. La cuarentena pone en evidencia estos casos que existen sin cuarentena, pero que los dejamos pasar. Basta de permitir que quienes deben responder no lo hagan. Este debe ser un llamado de alerta a los distintos sectores gubernamentales involucrados en estas investigaciones. Lamentablemente es frecuente  el encubrimiento y desviación de las mismas. No podemos aceptar esto, la noticia lo evidencia y denuncia, algo clave para lograr cambios de estas conductas perversas.

El sábado otra nota que llama la atención es la que informa sobre Ghislaine Maxwell, la supuesta pareja de Jeffrey Epstein acusada de haberlo ayudado a cometer los abusos y violaciones. La nota sugiere pensar cuantas Maxwells hay en tiempos de cuarentena, apoyando a quienes cometen abusos y violaciones de niñas, adolescentes y /o mujeres/hombres adultos.  Esto abre un abanico de dudas, debemos atender a los pequeños signos que pueden encubrir estas conductas, especialmente, en casos de Abuso Sexual en la Infancia La cuarentena lo favorece, y permite que sean invisibilizados, debemos ayudar a pesquisarlos y no encubrirlos.  Es el momento de promover cambios, las feministas con nuestras diversas miradas tenemos mucho para aportar.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5081

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.