6th de March de 2021
CORONAVIRUS Pandemia de Coronavirus
14-04-2020 18:01

Coevolución y oportunidades

Cómo el hombre es individualista pero a la vez en los momentos de crisis aflora la creatividad y el instinto social.

Cristian Inderkumer*
14-04-2020 18:01

Crisis es oportunidad. Cliché. En tiempos de modernidad líquida incluso nos irrita. Pero, si no lo es, ¿entonces? La condición humana tiende al individualismo, a comprar más papel higiénico. Aunque también al instinto social. Padecimos pestes y guerras mundiales. Sin embargo sobrevivimos. Crisis, oportunidad, reacción y acción. Es la evolución inherente a las personas. En las dificultades la resiliencia y la creatividad afloran.

¿Rousseaunianamente, nacemos buenos y nos volvemos malos o, Hobbesianamente, es al revés? Debate interminable. Pero sí estamos seguros de que necesitamos vivir en sociedad. La cuarentena por el Covid-19 da cuenta de esto. Individualmente sobrevivimos, pero nadie sale campeón solo. A nivel internacional es igual. Relacionarse es condición sine qua non, se sobrevive pero no se progresa. Pensemos en Cuba y Corea del Norte, China podría haber sido lo mismo, pero Deng Xiaoping abrió la ventana para que entre el aire fresco, arriesgándose a que entren las moscas. Individualismo vs. instinto social es una fricción histórica.

Diagnóstico

Si bien China lidera la modernización, conserva tradiciones, como los mercados de animales, con condiciones sanitarias precarias. Probablemente el Covid-19 se haya originado en Wuhan. Tenemos el antecedente del SARS. Sin embargo, diplomáticos chinos dijeron que el ejército de EUA llevó el virus a Wuhan durante los Juegos Militares de octubre. Política internacional en estado puro. Lo mismo ocurrirá con la vacuna.

Luego, la pandemia. Estadísticas de todo tipo, elementos del diagnóstico para comprender el presente y buscar soluciones pragmáticas. Poco útil es diagnosticar y anclarse, discriminar a nacionalidades. Menos aún no diagnosticar, el virus no pierde tiempo. Cuando gobiernos no lo hicieron, la sociedad y los medios fueron vectores de la toma de decisiones. Hubo sociedades que encendieron el motor, algunas en quinta, las más escépticas en primera y otras tiraron el ancla para cuidar la economía. Cuando quisieron levantarla ya era tarde. Nada es casualidad. La acción es sincronizada entre cada sociedad civil y su clase política, un producto con genes culturales. Un contrato social aceitado es la clave.

La acción es sincronizada entre cada sociedad civil y su clase política, un producto con genes culturales. Un contrato social aceitado es la clave

Asia vs. Occidente

Las bases filosóficas orientales son verticales. Mientras los griegos enaltecían la democracia, los asiáticos remarcaban el respeto a la autoridad. El primer caso se traduce en desapego a la norma, el segundo en acatamiento. Mientras que en Occidente la Biblia es el libro más impreso, en China son las Citas de Mao. Un dios. Cuando Xi Jinping ordenó la cuarentena, los 1.300 millones de habitantes obedecieron. Efectivo. Aunque se ha criticado a China de no escuchar advertencias de un médico en diciembre, que informó sobre el riesgo del Covid-19. Sin embargo, en enero comenzó la cuarentena, en medio del año nuevo chino, donde unos 700 millones se movilizaron, la mayor migración interna mundial, un agravante. Pero, sorprendentemente, dos  meses después China regresa a la normalidad.

Por el contrario, Corea del Sur solo aisló a los casos positivos y lanzó una estrategia de información y distanciamiento social. Mediante la video vigilancia se envían SMS a las personas cuando un nuevo caso es detectado cerca. Esto sufrió críticas debido a la protección de la privacidad, pero salvó muchas vidas. El país estaba preparado para realizar diez mil tests diarios, tuvieron el MERS en 2019. En resumen, una amplia red de diagnóstico y disciplina.

El virus llegó a Europa en un momento histórico. La UE es modelo de supranacionalidad, pero el Brexit y la crisis sanitaria dejaron al descubierto sus fisuras. La teoría realista y el estatocentrismo siguen vigentes. En crisis somos más conservadores. Un ejemplo son los Coronabonos, instrumento financiero contra el Covid-19. Mientras que Italia y España apoyaron la iniciativa, Alemania y Países Bajos se opusieron. ¿Falta de solidaridad? Aunque siguen negociándose, se alega que podría mutualizarse la deuda, Alemania se convertiría en policía financiero y que ya hay mecanismos como el MEDE. A su vez se aprobó un paquete de emergencia ad hoc de más de medio billón de euros. En Italia y España la cultura de contacto fue un caldo de cultivo para el colapso de los sistemas de salud. En Reino Unido Johnson argumentó que no frenaría la economía, como una señal de fortaleza, pero luego dio marcha atrás. Tarde. Incluso contrajo el virus.

Coronavirus: la Unión Europea blinda sus fronteras hasta el 15 de mayo

En América, el show de los personalismos. Trump se refirió al “virus chino”, lastimando el orgullo del “imperio del centro”, traducción de los caracteres de China (中国, Zhōng guó). En un año electoral, se cuestiona si el remedio será peor que la enfermedad. En principio se impuso la economía, pero ahora la cuarentena. El país de la libertad, triunfador, obtuvo la medalla de oro en número de infectados. AMLO dijo que los mexicanos salgan a comer, Bolsonaro que los brasileros son inmunes y en Argentina el Ministro de Salud que no había posibilidad de que el Coronavirus llegara al país. Ilógico. Días después, miles de contagiados. No importa la orientación política, son ejemplos representativos de la clase política, que desenmascaran la falta de diagnóstico y sentido global del siglo XXI. Latinoamérica sufrirá por deficiencias estructurales y falta de digitalización de transacciones financieras. El billete brinda seguridad y hay filas en los bancos. Tragicómico.

Latinoamérica sufrirá por deficiencias estructurales y falta de digitalización de transacciones financieras.

Coevolución y oportunidades

El 2020 ya es crítico. Asia saldría mejor parado. A corto plazo, terminar con la pandemia. A mediano y largo traducir crisis en oportunidad. El humano sobrevivió dificultades, pero ¿aprendió? Que el Covid-19 no sea una anécdota y sirva para modernizar la salud, digitalizar la educación y el sistema financiero, profesionalizar la clase política y dar valor a la norma. Así, mitigaremos el impacto en futuras crisis. Recordemos que el planeta respiró y el cambio climático es crucial. No olvidemos que la cuarentena dio cuenta que el instinto social prevalece sobre el individualismo.

Que el Covid-19 no sea una anécdota y sirva para modernizar la salud, digitalizar la educación y el sistema financiero, profesionalizar la clase política y dar valor a la norma.

En Biología, coevolución describe cómo especies coevolucionan para fortalecerse mutuamente. Ejemplo, los colbirís y las flores. Cooper Ramo, cercano a Kissinger, adoptó esto como marco interpretativo de las relaciones entre EUA y China. Ambos persiguen sus intereses y adaptan sus relaciones para reducir conflictos. Esta idea puede ser extrapolada. ¿Por qué no pensar coevolutivamente entre Argentina y Brasil, combatir el virus y marcar el rumbo en Latinoamérica? La naturaleza es sabia, seamos como las flores y los colibrís, coevolucionemos.

*Asesor en asuntos chinos. Director de Investigación de ACCACh. Lic. en Relaciones Internacionales y Cs. Políticas. Máster en Negocios en Universidad de Shanghái.

En esta Nota