ECONOMIA
PROYECCION DEL AJUSTE

¿Cúanto tendría que "podar" el gasto primario la motosierra de Milei para equilibrar las cuentas fiscales?

Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), en base a las propuestas del libertario, debería reducirse un 25% el gasto para alcanzar la armonía fiscal. La obra pública y los subsidios a la energía, dos de los principales afectados.

Factura de luz
Factura de luz | cedoc

Uno de los principales puntos de la campaña que llevó a Javier Milei a ser, en la actualidad, el presidente electo es su obsesión por lograr el equilibrio fiscal, reduciendo, en todo lo que se pueda, la inversión del Estado en diversas áreas.

En su definición, esto no es más que mantener las mismas proporciones de ingresos por sobre la previsión de gastos; o, en otras palabras, 'que entre más que lo que salga'. En este sentido, y a poco más de una semana del 10 de diciembre, día en el que se colocará la banda presidencial en el Congreso, la duda pasa por cuánto habría que recortar para dejar atrás el déficit actual.

Gobierno de Javier Milei: ¿A qué sectores beneficiaría y a cuáles perjudicaría el libre comercio?

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), si se toma como base el resultado fiscal proyectado para este año, del 4,9% del PBI, se requiere una baja del 25% del gasto primario. En términos de Producto Bruto Interno, esto implicaría volver al nivel de gasto del 2007.

Los ajustes que debería hacer Javier Milei en el gasto primario si quiere equilibrar las cuentas fiscales.

"El presidente electo y su plataforma han reafirmado en varias ocasiones su compromiso de lograr el equilibrio fiscal sin recurrir a un aumento en la carga tributaria. Según sus declaraciones, la estrategia se centra en la reducción del gasto público, centrándose en la eliminación de la obra pública, de las transferencias no automáticas a provincias y posiblemente de los subsidios a la energía", expresó el texto.

De los rubros afectados, el subsidio a la energía es el que tiene más preponderancia, con un gasto en 2023 de $4 billones, un 1,69% del PBI. Cabe remarcar que el Estado cubre, en promedio, más del 70% del costo de la energía que llega a los hogares.

El documento explica que, con la eliminación de los envíos de fondos estatales a estos puntos, el gasto primario se ubicaría en 15,9% del PBI, alcanzando un superávit primario del 1,2% del PBI. En montos de recursos, esto simbolizaría unos $11.754.000 millones.

Los ajustes que debería hacer Javier Milei en el gasto primario si quiere equilibrar las cuentas fiscales.

No obstante, en ese mismo escenario seguiría habiendo déficit fiscal, de un 0,9% para ser más específicos, debido a los intereses de deuda que paga el país a raíz de los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional por el préstamo solicitado por Mauricio Macri en 2018.

Dólar, inflación y salarios: cómo cambiaron desde que asumió Alberto Fernández

Mas allá de que el trabajo se enfoca en esos cuatro puntos, también analiza el porcentaje de gasto en el período 2023 para otros aspectos que forman parte del gasto público y del que Milei se ha referido en diversas oportunidades, como, por mencionar, los programas sociales (2,11% del PBI), transferencias a universidades (0,66%), y subsidios al transporte (0,5% del PBI), entre otros puntos, como la privatización de empresas públicas y la reducción de costos administrativos.

Es que la incertidumbre respecto a esta política pasa por el financiamiento del Estado en caso de que se dé la masiva reducción impositiva que él busca aplicar. En ese caso, la baja en el gasto público será incluso mayor que la reflejada en el escrito de IARAF, ya que éste refleja los gastos del 2023 y analiza la preponderancia de los mismos con los ingresos del mismo período, siendo que esto último se verá alterado por la política tributaria que buscará aplicar Milei desde el 10 de diciembre.

RS / LR