martes 04 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LA AUTONOMÍA EN DEBATE

Camila Perochena: "Cristina reivindicó involuntariamente a Roca con su último discurso"

La historiadora habló en Modo Fontevecchia y expresó que la vicepresidenta "siempre utiliza a Juan Manuel de Rosas en sus discursos". Además, manifestó que "la reforma de 1994 es la clave para que la Ciudad deja de pensarse como municipio". Mirá la entrevista completa.

01-09-2022 13:02

La historiadora, Camila Perochena, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y aseguró que CFK utiliza a Juan Manuel de Rosas "para dar lo que llama la batalla cultural o lo que contempla como la reescritura de la historia". Por otro lado, afirmó que "hasta 1994 no existía esa autonomía y se consideraba que el jefe de la Ciudad era el presidente" y, por último, aseveró que "Cristina reivindicó involuntariamente a Roca con su último discurso".

Teniendo en cuenta sus propios estudios. ¿Por qué considera que retoma la idea de autonomía en este contexto?

Siempre utiliza a Juan Manuel de Rosas en sus discursos, lo considera como un héroe federal y lo utiliza para dar lo que llama la batalla cultural o lo que contempla como la reescritura de la historia. Ella trae su figura para representar el federalismo

Cristina reivindicó involuntariamente a Roca con su último discurso, cuando dice que la Capital de todos los argentinos hace referencia a la capitalización de Buenos Aires y como esta se convierte en Capital Federal, además de territorio de las autoridades nacionales. Eso es algo que el propio peronismo recuperó a lo largo de la historia.

Ella sostiene que hay que quitarle la Capital Federal a la Provincia de Buenos Aires, que eso es lo que hace Roca en 1880 cuando transforma la Ciudad de Buenos Aires en Capital Federal y la provincia se queda sin su cuidad más importante. Ahí se abre el debate de cuan autónoma es la Ciudad es de las autoridades nacionales. 

Hasta 1994 no existía esa autonomía y se consideraba que el jefe de la Ciudad era el presidente pero en la Constitución de 1949, Perón establece a la Capital como organismo de la nación y que, por ende, depende directamente del presidente. Cristina fue involuntariamente roquista en el sentido de reivindicar a la Ciudad como Capital Federal.

Los federales al hacer federal a la Ciudad de Buenos Aires, estos le ganen a los unitarios.

Generalmente esto causa ciertas confusiones, es decir, la división entre unitarios y federales en la primera mitad del siglo XIX.

Buenos Aires en la última parte del siglo XIX y a partir de 1820 se convirtió en la provincia más rica y poderosa. ¿Por qué? Por ser la única que tenía puerto internacional y que cobraba a partir del mismo los ingresos de la aduana, los cuales se cobraban cada vez que entraba o salía un barco con mercancía del exterior, se los quedaba Buenos Aires.

En la década de 1830, esta provincia tuvo el quintuple de ingresos que las cuatro que le seguían más ricas juntas. Eso hizo que Buenos Aires se convierta en el actor de veto de la organización nacional. Es decir, sin ella no se podía y esta no quería organizar la nación porque no quería repartir los recursos de la aduana.

Foto histórica: el momento viral en que Cristina Kirchner votaba la autonomía de Ciudad de Buenos Aires

El conurbano engorda a la Ciudad de Buenos Aires aunque los límites políticos terminen en la General Paz y el conurbano según la mayoría estaba manejado por peronistas. Raúl Alfonsín es el que da vueltas lo que vos contás.

Estoy totalmente de acuerdo. La reforma del 1994 es la clave para que la Ciudad deja de pensarse como municipio o como un espacio que sea solamente podía administrar cuestiones civiles y que pueda empezar a pensar como un espacio político.

Durante todo el siglo XX, se creía que la Ciudad que lo único que tenían que hacer los vecinos era decidir sobre cuestiones administrativas, es por eso que le elegían a un Consejo. Lo que logra Alfonsín con la reforma es transformar eso en una comunidad política y hacer que la Ciudad pueda elegir a sus propios representantes. 

También reabre todo este debate en el cual el peronismo siempre se colocó en un lugar, ya sea en la constituyente o con Perón en 1949, en el cual la Ciudad de Buenos Aires tenía que ser una especie de apéndice de la nación y de las autoridades nacionales.

BL PAR