MODO FONTEVECCHIA
POLÍTICA EXTERIOR

Carlos Burgueño: "Si viaja Caputo es porque hay un acuerdo cercano con los bancos"

"Caputo no es un estratega macroeconómico, pero sabe de deuda y es uno de los mejores traders argentinos", afirmó el periodista económico.

Carlos Bergueño
Carlos Bergueño | Cedoc

Carlos Burgueño considera que el canje de deuda en pesos por deuda en dólares está motivado por la necesidad de Milei de dar indicios de que dominará la situación económico-financiera antes de navidad. Además, el periodista analizó el paqute de medidas que quiere impulsar apenas asuma el diez de diciembre. "El propio Menem sostuvo que le ley Ómnibus fue la base para gobernar por 10 años, y eso es lo que quiere replicar Milei", analizó el periodista especializado en economía en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Carlos Burgueño es periodista, licenciado en Ciencias Políticas y tiene un máster en Economía y otro en Sociología. Burgueño trabaja en la radio La Red, en el portal Mendoza Online, en la FM Millennium y en el canal A24.

En tu nota de ayer en Perfil, sostuviste que Roberto Dromi cree que a Milei le falta “tiempo y consenso” para avanzar en una ley Ómnibus. ¿Qué significa esto? ¿Tiene que ver con lo mismo que le pasó al propio Menem que, hasta llegar a la Convertibilidad en 1991, pasó casi año y medio de tumbos entre funcionarios y ministros hasta llegar a un plan definitivo? 

Antes que nada, un placer trabajar con ustedes, quería decírtelo. Antes de la entrevista pasaron la canción de “Que vuelva Carlos”, que tiene muchos años y era una reminiscencia de su gobierno cuando ya había terminado, o sea, en la campaña del 2003. Y este viaje que proponemos en la nota es más antiguo, es el menemismo fundacional.

El original prócer que eligió Milei para su primera ley

En ese momento, había un Menem electo desde el peronismo ortodoxo, con el salariazo y la revolución productiva. Él sabía que el liberalismo de aquel tiempo, con Álvaro Alsogaray-Alberto Natale como fórmula, representaba mucho más que ese 14% de los votos. Entonces, lo adopta como programa político, pero sin haberlo avisado antes. 

De esta manera, llamó para su equipo a Roberto Dromi, que era una mente brillante. Y convinieron que había que aprobar la mayor cantidad de reformas rápidamente a sabiendas de que no había mucho tiempo y que, además, cuando se vea que no tenían tantas respuestas en función de su discurso anterior iban a entrar en crisis. 

Y ahí empieza a accionar Dromi: inventa algo en democracia que se llama "Ley Ómnibus", que es una ley que tiene un montón de cosas adentro sin lógica entre capítulo y capítulo, salvo el argumento de que son cuestiones necesarias para solucionar una crisis. Vale recordar que Argentina estaba incendiada, con una hiperinflación y una democracia muy joven que no se sabía qué respuesta podía dar ante esta coyuntura. 

Transición día 8: de Dromi a Milei en ómnibus

De esta forma, el menemismo original, de la mano de Dromi, inventó dos leyes (reforma del Estado y emergencia económica), dentro de las cuales tenía la posibilidad de echar gente, privatizar empresas, vender terrenos del Estado, mover trabajadores estatales, abrir y cerrar embajadas y tomar medidas referentes a la deuda. 

Como todavía no estaba la reforma constitucional de 1994, la deuda era responsabilidad del Ejecutivo, pero el Gobierno necesitaba una autorización para mover o tomar deuda sobre deuda ya emitida, o sea, canjear deuda o lo que fue más adelante, el plan Bonex. 

Esa inédita Ley Ómnibus permitió todo esto que te mencioné y todos dicen (sobre todo el propio Menem) que fue la base para gobernar por  años. Y eso es lo que quiere replicar Milei a partir de Dromi. Para la nota recordé que, en realidad, este funcionario duró poco en el gobierno, hasta el 91. 

Podríamos decir que fue el fundador de un modelo económico con esta ley de reforma del Estado, que permitió luego la Convertibilidad. Marx escribió en “El 18 de brumario de Luis Bonaparte” que “la historia primero se repite como tragedia y después como farsa”, así que, probablemente, enfrentemos una situación similar, con un período a pura prueba y error, tras el que Milei le encuentre la vuelta, pero en el medio con el costo que puede significarle a los argentinos. ¿Es así?

Eso le está pasando ahora a Milei. Ya van por el tercer presidente del Banco Central y todavía no asumieron. Además, está muy bien la cita de Marx, porque el Congreso es diferente al de aquel tiempo. En ese momento Menem tenía la posibilidad de que las leyes fueran aprobadas por el Congreso, pero con un peronismo que todavía no se había rearmado. 

Alejandro Gomel (AG): Además de la hiperinflación te agrego la inestabilidad institucional, o sea, el miedo a que se cayera una democracia que aún no estaba consolidada. De hecho, el propio Menem tuvo una nueva híper en 1991 y un nuevo levantamiento de los Carapintada. Pero yendo a la actualidad: Milei está con Caputo en Estados Unidos, ¿creés que va a conseguir más plata para salir de esto o cómo saldrá del tema leliqs?

Las leliqs son el otro gran capítulo, aparte de la Ley Ómnibus, que apunta, principalmente, a bajar el déficit fiscal, la reforma del Central la meten dentro de esta ley con el blanqueo y la posibilidad de cerrar obras públicas. Lo de las leliqs es una negociación directa que se tendrá con, máximo, 2 bancos y será una megaoperación financiera, de unos 23 mil millones de dólares, basada en la emisión de deuda en dólares para canjearla voluntariamente por una deuda en pesos.

La idea es que esa letra, que es una colocación a menos de un año, se pueda canjear por un bono de más largo plazo. Como Argentina tiene el peor curriculum de la galaxia para colocar deuda, necesita una operación muy puntual, con nombre y apellido, con un banco. No una apertura en los mercados. Y ahí es donde empezaría a jugar una sociedad con 1 o 2 bancos nomás, y donde estará el Bank of America. 

Luis Caputo, futuro ministro de Economía de Milei
Luis Caputo, futuro ministro de Economía de Milei

De esta forma, emitiría un bono a cambio de parte de esa deuda en dólares canjeada por el Gobierno para desarmar, por lo menos, la mitad de las leliqs. Si viaja Caputo es porque hay un acuerdo cercano con los bancos, sino sería todo vía Zoom.  

Ahora bien, parte del futuro gobierno dice que esto no debería ser ley, porque no es emisión de deuda sino canje de deuda. Esto tiene que pasar sí o sí por el Congreso para que tenga cierta calidad institucional. Entonces, la pregunta es cómo va a pasar (sobre todo por el Senado, en donde el peronismo seguirá siendo fuerte) una aprobación de una megaoperación financiera encabezada por uno de los enemigos del kirchnerismo como Caputo.

Leliqs y la incógnita de cómo desactivar la bomba

Algunos economistas conjeturaron al respecto del tema de las leliqs: decían que habría que aumentar el encaje de los bancos, que eso no tendría costos para el público aunque sí para la rentabilidad de los bancos. ¿Es una utopía o es una especie de decisión autónoma del Gobierno de aumentar el encaje de los bancos y, por tanto, provocar el mismo efecto de las leliqs de retirar dinero circulante y, al mismo tiempo, no pagar intereses? 

Eso es parte de la propuesta de los bancos, la cual es mejor que el canje de deuda, pero es temporal, porque depende de que aumentes la cantidad de dinero en dólares que tendría que tener el sistema financiero, y acá aparece el tema del blanqueo. Hay que esperar los dólares de la soja y hay que ver qué hacés hasta entonces, no sé si hay tanto tiempo para resolver lo de las leliqs. 

Consecuentemente, se necesitaría que el sistema financiero te garantice un aumento de la cantidad de dólares depositados en los bancos, cosa que ya depende de la confianza de los argentinos y sus ganas de depositar. Recién ahí aumentaría la disponibilidad de encaje y se podría comenzar a pensar en que la bomba se va desarmando con un mecanismo de relojería en el tiempo. 

Leliq: qué son, cuál es el problema, y cuáles son las soluciones posibles

¿Y por qué creés que Caputo se inclinaría por ir y tomar deuda, cambiando la deuda en pesos por una en dólares? 

Milei tiene que dar respuestas concretas de que está dominando la situación económica-financiera antes de Navidad porque para eso lo votaron, en definitiva. Acá no le puede errar, no tiene luna de miel.  

La verdad es que si hacés un canje de deuda solucionás el tema de las leliqs en una semana, más allá del costo polémico. Con un Luis Caputo como responsable, pero es cierto que el factor tiempo juega. 

Carlos Rodríguez cuestionó el plan de Caputo para solucionar las Leliqs

Además, Caputo no es un estratega macroeconómico que ve más allá de la estructura actual, pero sabe de deuda y es uno de los mejores traders argentinos que llegó a los lugares más altos en Wall Street. Es distinto al especialista que investiga a largo plazo, ya que sólo compra-vende y, al final del día, saca cuentas para saber si ganó o perdió. 

Siempre fue más un trader, desde que era ministro de Finanzas hasta que fue presidente del Central. De hecho, por esta visión financiera, tuvo muchos problemas con el FMI. Es curioso, también, porque Caputo y Macri no se hablaron por dos años, y el ex presidente terminó acercándolo a Milei. 

AO FM