MODO FONTEVECCHIA
ELECCIONES 2023

Federico Zapata: "José de la Sota hubiera construido una opción nacional, más que Juan Schiaretti"

El codirector de la consultora Escenarios sostuvo que "Córdoba va a ser muy relevante, si es que Milei hace una buena elección en Provincia".

Federico Zapata
Federico Zapata | CEDOC

Federico Zapata, politólogo y editor en Panamá Revista, manifestó que Martín Llaryora y Juan Schiaretti trabajan en dupla: "Schiaretti se lleva la marca porque tiene más capacidad de ser duro y preservar la relación con la sociedad". Además, afirmó que el cordobesismo se está reconfigurando. "Es una crisis de los liderazgos nacionales", explicó en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Otra vez Córdoba va a definir la elección, recordemos que en 2015 hubo 900 mil votos a favor de Macri en el balotaje de ese año, cuando sólo había sacado 600 mil más que Scioli. Es decir, en todo el país, sin Córdoba, Scioli hubiera sido presidente. ¿Esta vez, Córdoba definirá en favor de un candidato o se va a dividir?

En esa elección hay que recordar que Macri tuvo una gran performance en la provincia de Buenos Aires, perdiendo por dos puntos. Por lo cual, en principio Córdoba va a ser muy relevante, si es que Milei hace una buena elección en Provincia.

El ‘banquete cordobés’ para Massa y Milei: 1,2 millones de votos sueltos en disputa

Lo que va a hacer el gobierno de Córdoba, conociendo que la sociedad allí está conformada por un votante independiente de la media nacional, será declara una libertad de acción. Estamos en una situación de fragilidad con una cuota del electorado argentino que se ha quedado sin representación política, con el desarme de Juntos por el Cambio.

A diferencia del radicalismo, que en esa prescindencia fue mucho más duro con Milei. En el caso de Córdoba, teniendo en cuenta las experiencias del 2008 para acá, van a ser muy duros con Sergio Massa, quien está con un acuerdo muy fuerte con el kirchnerismo.

Solá: "Schiaretti es más antikirchnerista que De la Sota"

Vos escribiste el libro “Muchachos cordobeses”, y justamente esos muchachos cordobeses, con la llegada de Llaryora, el retiro de Schiaretti y con la muerte temprana de De la Sota, ¿pasaron a la historia y viene otra cosa? 

Se está reconfigurando el cordobesismo. Precisamente, esa suerte de primer cordobesismo se dio en el marco de un Estado muy fuerte y un poder nacional consolidado. Eso forzó a construir un peronismo recostado sobre una identidad local, una especie de peronismo protestante sin que haga culto a los estandartes.

El contexto nacional de esta nueva generación cordobesista es diferente, ya que está en un proceso de descomposición, aun ganando Massa, que debe reconstruir su coalición. Es una crisis de los liderazgos nacionales, y eso los obliga a ser una especie de contracordobesismo, ir contra esa faceta más defensiva.

En medio de las críticas de Schiaretti, una veintena de legisladores del PJ se desmarcan y apoyan a Massa

Y esta nueva faceta no se corta necesariamente por un clivaje peronismo-no peronismo, sino que buscarán construir un clivaje federal, desarrollista y que ponga en discusión la postergada agenda del Interior. Córdoba va a poner en agenda el federalismo.

¿De la Sota era menos antikirchnerista que Schiaretti? ¿Ese tema del bonaerensismo y el kirchnerismo se van a separar y, una vez que este último pase al retiro, seguirá habiendo una pica entre Córdoba y Buenos Aires, la represente quien la represente?

No sé si De la Sota era menos antikirchnerista, de hecho en 2015 se pronunció de una manera no tan distinta a Schiaretti, ya que no llamó a votar a Scioli. Es que en estos años se conformó una casta bonaerense, que está en el epicentro del peronismo nacional, y que gobierna sólo para Buenos Aires y la realidad del AMBA.

Sergio Massa incluyó al cordobesismo en una de las 14 máximas de su eventual gobierno

Entonces, que el peronismo cordobés calibre su vínculo con el nacional, va a implicar una suerte de Massa contra Massa, una tracción de Massa hacia sí mismo.

Sí no hubiera tenido ese accidente fatal, y teniendo en cuenta que en 2015 no apoyó ni a Macri ni a Scioli, ¿De la Sota hoy votaría a Milei o a Massa?

Si me guío por lo que hizo, De la Sota hubiera construido una opción nacional, más que Schiaretti, ya que este último estaba muy contenido por la dinámica provincial de la gestión. Hubiera sido una fuerza nacional muy potente, que quizá le hubiera dado la posibilidad de un balotaje. 

Pero si no llegaba a la segunda vuelta, hubiese seguido la máxima de Perón, con los dirigentes a la cabeza del pueblo o con la cabeza de los dirigentes. Es que no van a dinamitar la relación que tienen con el pueblo cordobés y, por más que haya promesas de campaña, Massa en esta última etapa se ha comportado como un componente más de esa casta del AMBA que gobierna al pueblo cordobés muy mezquinamente. 

Sergio Massa dijo que si gana las elecciones, su ministro de Economía "será de otro sector político"

Alejandro Gomel: Schiaretti fue duro con la gestión del candidato de UxP, incluso hablando del “gobierno kirchnerista de Massa”. Por su parte, Llaryora no fue tan duro. ¿Hay algún matiz que se puede encontrar entre Schiaretti y Llaryora o es un bloque monolítico?

Es un juego que hacen en dupla, Schiaretti se lleva la marca porque tiene más capacidad de ser duro y preservar la relación con la sociedad. Y, en caso de un gobierno de Massa, al llevarse la marca queda habilitado a tener un marco de relación. Me da la impresión que, sea el resultado que fuere, van a ir por una construcción nacional que, en caso de ganar el oficialismo, sirva como contrapeso para una agenda federal más asertiva. Lo mismo si gana Milei.

Juan Schiaretti: el árbitro del balotaje | Noticias

AG: ¿O sea que uno hace de un policía malo, como Schiaretti, es el que se va, y Llaryora, que es quien toma la provincia, queda con un papel más acuerdista?

Uno le habla a la sociedad cordobesa para evitar que el peronismo cordobés quede contaminado de cara a sus electores, con algunos movimientos de las segundas líneas. Y el otro juega a mantenerse más neutral con algunos temas, aunque por el tema de la Corte se haya mostrado en contra del juicio político.  

AO JL