jueves 11 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA a 70 años de su muerte

Natalia Oreiro: "Evita consiguió un espacio en la política que no logró otra mujer"

La gran actriz uruguaya habló en Modo Fontevecchia y se refirió a su trabajo en la serie Santa Evita. Además, reconoció su adoración hacia Eva Duarte de Perón "por todos sus logros" y reveló que "fue el mayor desafío que me tocó". También habló de su interpretación como Gilda y cómo fue "separarme de mi admiración hacia ella". Mirá la entrevista completa.

29-07-2022 12:03

La reconocida artista Natalia Oreiro, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y aseguró que "Evita consiguió un espacio en la política que no logró otra mujer". También resaltó que "fue una mujer muy valiente, en un mundo de hombres políticos". Por otra parte, contó cómo fue hacer la película de Gilda y su fanatismo por ella.

Para entender el contexto político interpretado a Eva Perón, ¿tenés alguna relación de cercanía con el peronismo?

No creo que tenga mucha relevancia. Tengo formación política uruguaya, que es bastante diferente a la Argentina. Lo más interesante es hablar desde la actriz, porque soy intérprete, como lo hice con Gilda y Eva. Lo que intenté hacer no fue una imitación porque sería imposible, no tengo ese talento y es inalcanzable. Más bien, traté de tener algún tipo de energía y mirada que me acerque a los sentimientos por los que podría haber llegado a pasar. Es un personaje absolutamente complejo y, sin dudas, fue el mayor desafío que me tocó. Nunca soñé con hacerlo y quedé muy sorprendida cuando me eligieron

Cuando uno entrevista a un personaje de manera extensa, es inevitable que una parte de esa persona entre en uno. ¿Qué pasa cuando uno interpreta a personajes como Eva o Gilda? ¿Termina más amigo de ellas?

Algo de todo eso le pudo haber sucedido a Tomás Eloy Martínez, que quizás estaba un poco distante de todo el entorno, en cuanto a la simpatía. Sin embargo, cuando uno lee al novela se entiende la fascinación que tiene con Eva. Como intérprete no es lo mismo. Por ejemplo, ahora tengo la posibilidad de participar de Iosi, el espía arrepentido, que habla de la infiltración de un agente de la Federal y, con esa información, se entiende que se cometen los dos mayores atentados terroristas de la Argentina. Mi personaje es antisemita, repulsivo y distante de todo lo que podría querer. Pero cuando me lo ofrecieron entendí que es parte de lo que elegimos. Es dejar de ser uno para poder ser otro. En el caso de Eva, que es otra cosa, la admiro muchísimo por todos sus logros, en los escasos seis años que duró su carrera política. Uno se apasiona con ella porque fue una mujer muy valiente, en un mundo de hombres políticos. Evita consiguió un espacio en la política que no logró otra mujer. Me apasioné en situaciones que desconocía y le tengo mucho respeto a su figura. Era una de las cosas que más me importaba, no faltarle el respeto a ella ni a su historia, y ponerle el corazón.

Santa Evita llegó a Star+ y tuvo una imponente presentación

¿Es más fácil interpretar a alguien cuando no se lo rechaza?

En el caso de Gilda, siempre la quise hacer. Desde que llegué a la Argentina escuché su música y, cuando falleció, me hice fanática. También como mujer, en el mundo machista de la cumbia de los noventa. Ese fue un proyecto por el que luché mucho para que se haga y, como era fanática, tuve que hacer un recorrido a la inversa y separarme de mi admiración hacia ella. Es una distancia necesaria que hay que marcar para interpretar sus errores, porque eso los hace humanos y creíbles. En el personaje de Eva, que es épico, y lo han interpretado grandes actrices argentinas, me tomé el trabajo de verlas.

Gilda

¿Cómo es tu visión política desde Uruguay? ¿Qué te generó hacerte ciudadana rusa?

Tengo mis sentimientos a flor de piel con lo que está pasando en el mundo. Es tremendo para todas las personas. Como persona pública, sin ser política ni periodista, con el gran cariño que recibo de la gente, tengo que tener mucha atención cuando respondo. Cualquier cosa que pueda decir es poco y también es mucho. Es un momento de comprender que debemos convivir con las diferencias y en un mundo armónico y de paz. También soy una defensora del planeta que habitamos y lo estamos destruyendo.

Juani Fernández Juvé (JFJ): Ayer hablamos con Francesc Orella y la adopción que le hizo nuestro país con la serie Merlí. En tu caso, ¿qué lectura hacés del amor que te tienen en Argentina y en Rusia?

Vivo en Argentina desde los 16 años y este país me dio lo que soy, tanto en lo profesional como en lo personal. Mi origen es de Uruguay, amo a mi país y siempre voy a decirlo porque estoy orgullosa de eso. Pero interpreté a mujeres argentinas toda mi carrera y ese amor es recíproco. Además, no hay tantas diferencias entre nuestros países, salvo en la parte política.

JL PAR