lunes 26 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA HERIDA OPOSITORA

Un sector del PRO vuelve a reclamar la presidencia del interbloque en Diputados

Un grupo de macristas quiere poner a prueba la impugnación que le adjudican a Elisa Carrió. Dicen que ella no quiere que Cristian Ritondo encabece la segunda minoría. La procesión que va por dentro.

22-08-2022 13:01

Desde diciembre el interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara Baja no tiene titular. Hasta entonces fue liderado por el jefe de la bancada de la UCR, Mario Negri, que ahora sigue al frente del conglomerado partidario, pero en una versión reducida de 33 bancas, porque un grupo de 12 correligionarios decidió armar el bloque Evolución Radical, que lidera Rodrigo de Loredo.

Ese cisma entre boinas blancas dejó en segundo plano la acefalía del interbloque y el obstáculo silencioso que impide que el macrista Cristian Ritondo suceda a Negri al mando de la segunda minoría, que tiene 116 bancas distribuidas en 10 bloques. 

La pelea entre radicales de fin de año no fue lo único que conmovió la unidad del espacio opositor. Cuando sonaba el nombre de Ritondo para ocupar el lugar de Negri en el interbloque, distintas fuentes parlametarias aseguran que fue la fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien se opuso a que el ex ministro de seguridad bonaerense tuviera un segundo puesto de poder por encima de la conducción de las 53 bancas macristas en Diputados. 

Guía práctica: cómo se está armando Juntos por el Cambio de cara a las elecciones 2023

Nadie desmintió el veto de Lilita contra Ritondo y el interbloque opositor lleva casi ocho meses sin jefatura. Hasta principios de agosto, el acuerdo entre los socios del espacio buscó impedir que esa disputa volviera a recrudecer. Sin embargo las acusaciones que lanzó Carrió contra dirigentes de la UCR y del PRO diluyeron ese pacto silencioso.

La ex diputada nacional habló de presuntos acuerdos espurios entre el actual ministro de Economía, Sergio Massa, y sus amigos dentro del partido amarillo y del radicalismo. Entre ellos apuntó durísimo contra Ritondo, que desde entonces ha desmentido con firmeza cada señalamiento de Lilita y asegura que “es una mentirosa”. 

En ese contexto de tensiones, un grupo de legisladores del PRO se prepara para reclamar que Ritondo finalmente ocupe la presidencia del interbloque. Distintas fuentes señalan al mendocino Omar De Marchi como uno de los impulsores de la movida, aunque la ofensiva contaría con otros avales.

Según confiaron en el espacio, el objetivo apunta a impugnar el veto no escrito de Carrió contra Ritondo y dejar en evidencia que el conglomerado lleva ocho meses sin conducción, en un gesto de silencio que solamente buscó no empeorar la pelea interna entre los dos bloques del radicalismo. 

Macri se tienta con el 2023 y ve un Massa sin salida

La idea no es unánime entre los 53 integrantes de la bancada macrista y por esa razón en los otros bloques dudan que se cristalice. A los dos lados del cisma radical creen que el intento es inoportuno. Dicen que es un intento extemporáneo e innecesario en un momento donde están afrontando otras discusiones internas.

En la Coalición Cívica también se muestran escépticos ante la posibilidad de que surja el planteo. Creen que sólo se trata de un puñado de legisladores. Por ahora la planificación del intento sigue en pie. Si se concreta, todos se preguntan qué dirá Lilita luego de haberle sacudido públicamente a Ritondo con una dureza que no había tenido hasta ahora.

BL PAR