domingo 20 de junio de 2021
OPINIóN Espectáculo infaltil
26-09-2019 18:23

Un cuento negro

El autor, integrante de la Compañía Teatral Tres Gatos Locos, se refiere a la obra y recuerda a la autora Liliana Bodoc.

26-09-2019 18:23

Podía suceder una mañana cualquiera en el salón de actos o en el patio de alguna escuela pública de Capital. O quizá en un antiguo teatro clásico provincia adentro. También podía ocurrir en salas oficiales o modernos auditorios. Si estábamos de suerte sería un poco más lejos de casa, en Mendoza o San Juan o Santa Fe...Y no sería cualquier mañana: allí donde ocurriera habría nada menos que función de "Tres Gatos Locos" y charla en vivo con la autora de la obra! Un programa de colección que, si la suerte andaba generosa, sucedía y en colores.

Tras bambalinas, a oscuras y con el murmullo incesante de la niñez, los gatos esperábamos el comienzo de "Un cuento negro" con los nervios atemperados, sabiendo de antemano que si Liliana Bodoc conversaba con el público después de la función, la magia sería completa. El final de la obra llegaría y alguna maestra haría la esmerada presentación. Liliana entraría a escena, saludaría sonriendo y esperaría. Ahí estaba la escritora frente a frente con sus pequeños y grandes lectores, una invitación imperdible al ida y vuelta.

A veces el silencio inicial de la platea se prolongaba, hasta que alguna mano valiente sobresalía. Entonces el juego de las preguntas. Liliana se hacía del tamaño de su entrevistadora para comenzar el ritual y hacía circular, en igualdad de condiciones, esa materia efímera y poderosa con la que inventó mundos infinitos: la palabra. A lo mejor las primeras preguntas irían en dirección a la obra teatral que acababa de desplegarse, y a su tiempo sobrevolarían la diversa y vasta obra literaria, la rodearían, empezarían a metérsele por donde pudieran, pidiendo explicaciones.

Es que por respeto al público infantil Liliana propuso una literatura en la que sus lectores pudieran entrar en crisis y transformarse, planteándoles un ramillete de dificultades que pudieran vencer. Supo abonar desde lo simple y hacer de su escritura tierra fértil donde florecieran los grandes temas: amor, amistad, liberación, identidad, poder, contradicción, desarraigo, la vida...por ello en "Un cuento negro" logró hablarnos también de la muerte. Y pregunta tras pregunta, la escritora iba dejando aparecer a la actriz, a la mamá, a la docente, a la abuela, a la mujer y sobre todo a la niña que nunca dejó de ser. Desde aquella multiplicidad de identidades que la atravesaban hablaba Liliana, haciendo buen pie sobre todos los puntos de vista y empatizando con la inquietud, la duda, la curiosidad o el miedo de seres admirados que rondan edades en las que un decir o una lectura puede marcarles de por vida.

Esto Liliana lo sabía por experiencia, y así como a caballo de la amorosa palabra paterna con poesías de colores fue sorteando las desdichas de una infancia sin mamá, se ocupó de maternar a miles desde la escritura y desde un rol activo en la tradición oral, donde la palabra nacía con paños coloquiales y terminaba siendo sagrada. La charla se iba desgajando ya en clima familiar, en comunidad, con manos en alto multiplicadas de niños y niñas alentadas a escribir y sobre todo a ser, con adultos que a esa altura ya estábamos siendo niños, para regresar siendo mejores hombres y mujeres al escucharla diciendo que "escribí, aunque no les conozco, pensando en ustedes".

Aunque Liliana revive en cada una de sus páginas, hoy duele no tener su abrazo y su palabra hablada. Pero nos toca hacer el intento de saborear esta dificultad y hacer de ella poesía.

*Actor, integrante de la Cía Tres Gatos Locos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

La trilogía "Sucedió en Colores", se presenta por única vez en la Ciudad Cultural Konex: el sábado 28/09, "Un cuento negro"; el domingo 03/11, la obra "Rojo" y el domingo 17/11, "Ye Lou".