miércoles 22 de septiembre de 2021
POLITICA Empresaria e integrante de la UIA
29-11-2020 03:36
29-11-2020 03:36

Carolina Castro: "No sirve bajar el déficit sin tener en cuenta la situación social"

La dirigente consignó que “hay que cerrar la brecha, para que nadie piense que el dólar tiene que estar a $ 150”. Referente de género, la BBC la incluyó entre las 100 más influyentes.

29-11-2020 03:36

“La industria muestra heterogeneidad pero hay más sectores en verde y amarillo que en rojo”, explica la empresaria autopartista Carolina Castro en la antesala del Congreso anual de la Unión Industrial Argentina, que se realizará desde mañana al jueves. Hace un año y medio integra el Comité Ejecutivo de la UIA, donde se convirtió en la primera mujer en ocupar una silla en los 132 años de historia de la entidad.

“Hay muchos sectores que están en los niveles pre-pandemia, que tampoco es decir mucho porque la industria venía en caída”, recuerda. Y remarca que “en los últimos diez años no se generó empleo privado y ahí hay un problema”.

-¿Qué se necesita para que la industria crezca en los próximos meses y no sea sólo un rebote?

-Los próximos meses van a estar signados por tres variables fuertes: el acuerdo con el FMI, que despeja incertidumbre. El Gobierno entiende que tiene que ir a un sendero descendente del déficit fiscal pero no tiene un dogma y eso es bueno, porque no sirve bajar el déficit sin tener en cuenta la situación social. Hay una oportunidad de trabajar una agenda de mediano y largo plazo sin más parches, con un sistema tributario más progresivo. El segundo punto clave es la existencia de una vacuna. La cuestión sanitaria repercute en la economía y no hay más lugar para cerrar. El tercero es cómo se ordenan los fundamentals de la economía, que es una referencia importante. El Gobierno tiene intención de sostener el tipo de cambio, sin devaluaciones fuertes. En las últimas semanas la brecha se achicó. Faltan varias semanas más del mismo rumbo para ver si se puede cumplir la promesa.

-Más allá de la distorsión de la brecha, ¿se necesita algún ajuste del tipo de cambio?

-Hoy el tipo de cambio en términos históricos está bien. No está apreciado. Lo que está pasando es que la expectativa devaluatoria genera incertidumbre sobre un precio fundamental que es el tipo de cambio. Hay que llevar estabilidad. Para eso hay que cerrar la brecha: para que nadie piense que el dólar tiene que estar a $ 150.

-¿Se puede pensar en inversiones en el mediano plazo?

-La economía argentina hoy está pensando en salir del 2020 y volver a pararse. Puede haber alguna inversión puntual pero no estamos viendo que se haya despejado la incertidumbre. Hay que trabajar en mecanismos e incentivos para que eso pase, con créditos y mejoras tributarias. El aporte a las grandes fortunas va en línea contraria a eso. Hay un Congreso que parece tener una agenda casi anti-inversión mientras el Ejecutivo intenta dar herramientas para salir a flote.

Influencia. Castro se convirtió esta semana en una de las 100 mujeres más influyentes del mundo en 2020, según la BBC. Este año, editó el libro “Rompimos el cristal” (Paidós), donde dialoga con mujeres de distintos sectores que trabajan para lograr la igualdad. 

-¿Cómo fue convertirse en una representante de las mujeres en la industria?

-Es una victoria colectiva. Estamos preparando la Conferencia Industrial y hubo un ojo atento para convocar mujeres, no porque lo diga yo, sino porque hay un grupo de personas que está de acuerdo y empuja. Hace diez años que participo de la UIA y me llevó tiempo llegar a ocupar un lugar. Existe la falsa dicotomía entre capacidad y cupos, pero hay muchas mujeres capaces.

-¿Mejora la participación en el sector?

-Hay una responsabilidad muy grande y tenemos que ir avanzando todos los años para hacer que todo sea más diverso. La UIA está conformada por 52 organizaciones y son ellos los que tienen la representación. El trabajo es de abajo hacia arriba. Si no hay mujeres en la gremial es porque no hay mujeres en el mercado laboral. Los sindicatos tienen una ley de cupo del 30% pero hay sectores que no tienen mujeres.

-Es una de las impulsoras de Agenda por la Igualdad, una organización de líderes de empresas que se comprometen a tomar medidas por la diversidad. ¿Qué balance hace de estos primeros meses?

-Se cumplieron 120 días y ya hay 1.300 firmantes. Esperamos que cada vez sean más, porque sumarse implica tomar un compromiso. En estos días, están contando en redes bajo #AgendaXlaIgualdad qué hicieron por la diversidad. Tenemos tres ejes de acción: uno fue una capacitación a pymes a cargo de 9 empresas grandes para su cadena de proveedores. El segundo fue armar un repositorio de herramientas de autodiagnóstico para las pymes que quieran trabajar los temas. En el último eje sentamos a sindicalistas y mujeres de la academia para ayudar a mejorar la participación.

-¿Se ven resultados?

-Agenda por la Igualdad tiene un foco más económico, hay muchos proyectos, nada todavía cambió el amperímetro, los cuidados siguen a cargo de las mujeres, falta infraestructura para primera infancia, pero es un año muy difícil y para avanzar en estos temas se necesitan recursos. No hay chances de que cambie de la noche a la mañana, hay que dar plazos de adecuación, tener incentivos antes que multas y medir para que se cumpla. Que haya un Presupuesto con partidas de género discriminadas es un buen paso para poder medir después los resultados.

Las metalúrgicas, con mesa de equidad

Cada vez más cámaras suman comités de género, como lo hicieron en los últimos meses la asociación de autopartistas AFAC, Adefa y la Unión Industrial de Rosario. Esta vez le tocó el turno a la Asociación de Industriales Metalúrgicas (Adimra) que lanzó la Mesa de Equidad. En el lanzamiento participaron Sergio Vacca (vicepresidente de Adimra), Isabel Martínez (Comité de Presidente de la entidad), Ivana Taborda (Presidenta de Adimra Joven), e Irini Wentinck (presidenta de la Comisión de Género y Diversidad de la UIA). El objetivo del espacio será “potenciar la responsabilidad social empresaria, incluyendo políticas de diversidad, así como discutir medidas para avanzar hacia una industria más competitiva ya que la diversidad de enfoques contribuye a proponer soluciones más eficientes”, explicaron desde Adimra.

En esta Nota