martes 16 de agosto de 2022
POLITICA La pulseada con Moreno

El presidente de Shell habló de "situación de quebranto"

Admitió que la empresa <strong>"ha garantizado las multas con hipotecas sobre activos, como estaciones de servicio y una planta de lubricantes, pero no tenemos la refinería hipotecada"</strong>. Consideró que "no existen razones lógicas para bajar los precios de combustibles".

25-01-2008 00:00
El presidente de Shell en Argentina, Juan José Aranguren, refirió hoy que "hemos garantizado al gobierno el pago de todas las multas que se nos pretende aplicar, mientras estamos a la espera de que la secretaría de Comercio eleve los casos a la Justicia". Se trata de 23 multas que datan de 2006 y 57 de 2007 por un millón de pesos cada una, por presuntas faltas, que totalizan así 80 millones de pesos.

"Dichas multas han sido garantizadas con hipotecas sobre activos, como estaciones de servicio y una planta de lubricantes, pero no tenemos la refinería hipotecada", precisó Aranguren a DyN. En el marco de un mercado local de los combustibles cada vez mas intrincado el directivo puntualizó, entre otros conceptos que:

* A su entender "no existen razones lógicas para bajar los precios de los combustibles, tal como lo exigió Comercio".

* Desde octubre de 2007, cuando el precio internacional del crudo superó los 80/85 dólares por barril, las empresas productoras se debían reunir con las refinadoras para analizar nuevos parámetros de precios de abasto interno.

* La aparición de la resolución 394, que incrementó las retenciones a las exportaciones, dio lugar a diferencias de interpretación entre las partes respecto de si el precio de 42 dólares por barril debía ser considerado un "techo" (tal como sostienen las refinadoras), o un "piso" (según las productoras) para el cálculo del precio del crudo para el mercado interno.

* Los precios nuevos del crudo a procesar en el mercado son definidos por las petroleras integradas (como YPF y Petrobras), mas el Productor (por caso Pan American, Chevron, Total), que pretende recibir por la materia prima un determinado precio.

* El fuerte aumento en las retenciones a las ventas externas de naftas, que por su tipo no se usan en el mercado interno, significó un "impacto brutal" para las refinadoras-comercializadoras (Shell, Esso), que impidió compensar la pérdida por ventas en el mercado interno.

* La sumatoria de estos factores dejan a la actividad de refinación y comercialización en "situación de quebranto".

* La baja de precios decidida hoy por la compañía es provisoria, a la espera de un acuerdo con las petroleras productoras en el marco de una discusión madura sobre el tema precios.

* Hasta noviembre trabajamos al máximo de nuestra capacidad de refinación, pero a partir de diciembre estamos produciendo al 85 por ciento por no poder acceder al petróleo suficiente, en el marco de las divergencias por el tema precios.

* En toda la industria no existen hoy precios claramente definidos y hasta ahora las autoridades se mantuvieron prescindentes, pese a que comunicamos a la Secretaría de Comercio Interior y al ministerio de Planificación que la falta de acuerdo deriva en falta de abastecimiento suficiente en refinería.

* No obstante ello, el gobierno autorizó la exportaciones entre diciembre y enero de 1 millón de barriles.

* En fecha reciente la subsecretaría de Combustibles dictó una disposición que estableció que 42 dólares debe ser considerado como "piso" a efectos del cálculo de regalías a pagar a las provincias petroleras, pero nada dice respecto de la provisión a las refinadoras.

Fuente: DYN

En esta Nota