Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 23 de octubre de 2019 | Suscribite
PROTAGONISTAS / jornada por la inclusion
sábado 25 mayo, 2019

Francisco habló sobre fútbol y fue afectuoso con el Pupi Zanetti

.

por Agustín Jamele

Palabras. Francisco conversó unos minutos más con Zanetti. Foto: Afp
sábado 25 mayo, 2019

El papa Francisco y el ex futbolista Javier “Pupi” Zanetti estuvieron reunidos ayer en una jornada organizada para hablar de fútbol e inclusión. La idea surgió de La Gazzetta dello Sport, que pensó en llevar a más de cinco mil niños para que escucharan hablar al Sumo Pontífice sobre el deporte que practican. “Es el más bello del mundo”, comenzó Francisco ante la atenta mirada de los presentes.

“Lo más importante es entender que es un juego. Podemos decir que detrás de una pelota en movimiento hay casi siempre un niño con sus sueños y aspiraciones, su cuerpo y su alma”, aseguró el Papa y continuó criticando a aquellos que provocan violencia en los partidos de fútbol. “Desafortunadamente, estamos presenciando fenómenos que afectan a su belleza, incluso en el fútbol juvenil, en la cancha o en el banquillo. Por ejemplo, ves a ciertos padres que se convierten en violentos”, indicó. Uno de los invitados fue Zanetti debido a su desempeño profesional en Italia y el rol social que cumple a través de su fundación. Sin perder la oportunidad, el ex capitán de la selección argentina aprovechó para hablar unos minutos con su compatriota. “Es un gran orgullo y un gran placer haber podido intercambiar unas palabras con él”, escribió en sus redes sociales.

Antes de finalizar, Francisco aconsejó a los niños que en el fútbol y en la vida den lo mejor de sí y se sacrifiquen por ellos y los demás. “Lo bueno de jugar a la pelota es que podés hacerlo junto con otros, estar en medio de un campo, aprender a construir acciones de juego, trabajar en equipo”, comentó. Y agregó: “Vivir este deporte en equipo puede hacer bien en medio de una sociedad que ensalza la centralidad del yo casi como un principio absoluto”.

Una vez terminada la charla, el Sumo Pontífice se divirtió con un metegol que habían instalado en el salón y dijo unas últimas palabras a los adultos. “Ayuden a los niños a comprender que el banco de suplentes no es una humillación, sino una oportunidad para crecer y una oportunidad para los demás. Que siempre tienen el gusto de dar lo mejor de sí, porque más allá del juego está la vida que les espera. Y a los campeones del fútbol, quiero que siempre sientan gratitud por su historia de sacrificios”.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4791

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.