Lluvias con tormenta fuertes o moderadas en la región
Temperatura:
19º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 23 de septiembre de 2018 | Suscribite
CIENCIA / NUEVAS DIRECTRICES
domingo 18 febrero, 2018

La OMS recomienda que la mujer decida en qué posición parir y si quiere epidural

Sumó a la lista 26 consejos que intentan reducir las intervenciones médicas innecesarias al momento de dar a luz. Advierten una epidemia de cesáreas en Argentina y la región.

por Marianela Ego

Nacimiento. Se producen 140 millones al año en todo el mundo. Para la OMS, las mujeres deberían dar a luz en un ambiente seguro. Foto: SHUTTERSTOCK

Marienela Ego

 

El derecho a decidir cómo controlar el dolor durante el parto y a rechazar intervenciones médicas innecesarias son dos de las 26 nuevas directrices que la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó ayer en su lista de Cuidados intraparto para una experiencia positiva de parto. Las recomendaciones –que se suman a las treinta ya vigentes– buscan poner a la mujer en el centro de la toma de decisiones durante el parto. Se estiman que hay 140 millones de nacimientos por año en el mundo y, si bien la mayoría avanzan sin obstáculos, en los últimos veinte años se han incrementado las intervenciones médicas. Solo en la Argentina, la tasa de cesáreas en hospitales públicos alcanza el 31%, el doble de lo recomendado por la OMS.

“Queremos que las mujeres den a luz en un ambiente seguro, con auxiliares formados y en instalaciones bien equipadas. Sin embargo, la creciente medicalización de los procesos de parto está dañando la capacidad de las mujeres para dar a luz e impactando negativamente en su experiencia durante el parto”, expresó Nothemba Simelela, subdirectora general de la OMS para Familia, Mujer y Niños. 

Las nuevas directrices ponen énfasis en la importancia de un parto no medicalizado, lo que incluye que la madre decida si quiere o rechaza el uso de la epidural y si la desea, en qué momento. Además, alienta a que la mujer elija la posición de parto que prefiera, incluso la modalidad vertical. La lista de recomendaciones hace hincapié en reconocer que cada trabajo de parto es único.

Se trata de trabajar para que el acto de dar a luz sea una experiencia positiva, no una situación estresante. En base a estas nuevas disposiciones, la mujer puede estar acompañada, tomar agua, comer o deambular en su trabajo de parto. El hecho de escuchar música mientras dilata, seleccionar en qué posición se siente más cómoda  y segura para dar a luz son cuestiones que empoderan a la mujer en un momento importante de su vida”, le explicó a PERFIL el médico obstetra Jorge Belizán, investigador principal en el Departamento de Investigación en Salud de la Madre y el Niño del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS).

Entre las nuevas recomendaciones de la OMS, se incluyen acciones ya incorporadas en nuestro país desde 2015, mediante la Ley nacional de Parto Humanizado. Así, el derecho a seleccionar un acompañante durante el parto, garantizar una atención respetuosa y que la madre sea considerada como sana para faciliar su participación como protagonista en el parto no generan grandes cambios en el sistema local. “Si bien esto está en vigencia en nuestro país, en la mayoría de los sectores públicos todavía no es respetado. Es inobjetable que la mujer cuente con compañía durante el parto y preparto, pero en muchos hospitales argumentan falta de espacio”, puntualizó Belizán. 
  
Las novedades se centran en la tasa de dilatación cervical, donde el organismo deja en claro que la medición de “un cm por hora” puede variar entre mujeres y, de darse más lenta dicha dilatación, no debe ser tomada como una indicación para acelerar el parto. “Siempre que las condiciones de la madre y del bebé sean normales, no es recomendable una intervención médica (ya sea oxitocina o cesárea) antes de los 5 cm de dilatación”, indica la OMS. 

De la misma forma, no se recomienda la rotura de bolsa artificial (amniotomía), la limpieza vaginal con clorhexidina, la cardiotocografía (método de evaluación fetal), la medición de la pelvis, los enemas ni el rasurado pélvico o la aplicación de oxitocina u otra droga para acortar el trabajo de parto.

En relación a la segunda etapa de trabajo de parto, una vez completa la dilatación, la OMS deja en claro que no recomienda la episiotomía, ni la presión manual del fondo uterino. Por último, una vez que el bebé se encuentra junto a su madre, la OMS no está a favor de aspirar a los niños que respiran por sí solos. Sí aconseja dejar al bebé en contacto con la piel de la madre durante la primera hora siguiente al nacimiento para prevenir la hipotermia y promover la lactancia. “Humanizar la experiencia del parto es algo que le debíamos a las mujeres”, concluyó Belizán. 

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4396

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.