22 ene 2021
BLOOMBERG |Flujo
miércoles 7 octubre, 2020

Recesión y covid llevan al Uruguay a los argentinos ricos y capacitados

Uruguay, con una baja tasa de natalidad, una creciente población de ancianos y uno de los ingresos per cápita más altos de la región, a veces se ha denominado la Suiza de América Latina.

Ken Parks

Fantasias. Militantes argentinos imaginaron una correlación inexistente con los comicios uruguayos. Foto: cedoc
miércoles 7 octubre, 2020

Hace tres meses, Catalina Jack, economista argentina de 37 años con dos maestrías, abordó un ferry rápido a Uruguay y se fue abruptamente de Buenos Aires. Consiguió trabajo en una empresa de software y ahora mira el mundo desde una casa que alquila cerca del balneario de Punta del Este.

Su hermano y su familia se habían establecido cerca unas semanas antes. Dos docenas de amigos se han mudado o lo están haciendo.

“Me hubiera gustado seguir trabajando en la Argentina”, dijo. “Creo que hoy no hay lugar para mí. No tengo dudas de que sale la gente que más impuestos paga, que más productiva es y con mayor formación profesional”.

Después de que Luis Lacalle Pou fue elegido presidente de Uruguay en noviembre pasado, el primer mandatario que no es de izquierda en 15 años, anunció planes para atraer inmigrantes calificados e inversiones para dinamizar su envejecido y acomodado país en desarrollo de 3,5 millones de habitantes. Lo que no sabía era cuán profundamente el covid-19 y la crisis económica golpearían a Argentina o cómo el excepcional sistema de salud pública de Uruguay lo convertiría en uno de los países con mejor desempeño del mundo durante la pandemia. El número de muertos en el país solo asciende a decenas.

uruguay

El resultado es un flujo de personas altamente capacitadas y riqueza desde Argentina. Carlos Enciso, embajador de Uruguay, dijo a Radio Montecarlo que 100 argentinos a la semana están solicitando en su consulado de Buenos Aires la residencia en Uruguay. La titular de la autoridad tributaria de Argentina, Mercedes Marco del Pont, dijo a la agencia de noticias Télam que en 2020 casi la mitad de los 504 argentinos que tomaron la residencia fiscal en el extranjero, una medida que toman los ricos, eligió Uruguay.

Los datos del Ministerio del Interior muestran que alrededor de 13.000 argentinos llegaron para quedarse entre abril y septiembre.

Hasta cierto punto, el flujo se basa en un patrón establecido. El dinero argentino y los turistas de verano se han vertido en Punta del Este durante generaciones, transformándolo en el mejor balneario de Uruguay con edificios de gran altura y boutiques y restaurantes de moda.

Aunque las estrictas reglas contra el lavado de dinero significan que Uruguay no es un destino tan acogedor para el dinero argentino como en el pasado, los datos del banco central muestran que los depósitos de no residentes en los bancos locales aumentaron en US$$528 millones en el año, desde que las elecciones primarias en Argentina señalaron que la izquierda populista tomaría el poder. Se cree que la mayoría de esos depósitos pertenecen a argentinos.

Las nuevas salidas son impulsadas por el aumento de impuestos y propuestas de más aumentos, la creciente división política, la profundización de la pobreza y los continuos auges del virus. Argentina está sufriendo una inflación de 41%, controles cambiarios cada vez más estrictos, un colapso del PIB y bonos que apuntan a una alta probabilidad de default pocas semanas después de que el país resolviera el último. Más de 20.000 argentinos han muerto por covid-19.

Lacalle Pou de Uruguay, quien dice que le gustaría ver de 100.000 a 200.000 inmigrantes, ha reducido los requisitos de presencia física e inversión para obtener la residencia fiscal. A partir de julio, califican los extranjeros que vivan al menos 60 días al año en Uruguay y compren bienes raíces por un valor superior a US$388.000. Los recién llegados al país también pueden obtener la residencia invirtiendo más de US$1,7 millones en un negocio que cree al menos 15 empleos a tiempo completo. Su coalición gobernante en el Congreso también duplicó la exención fiscal para los nuevos residentes a 10 años.

Uruguay, con una baja tasa de natalidad, una creciente población de ancianos y uno de los ingresos per cápita más altos de la región, a veces se ha denominado la Suiza de América Latina. Es socialmente liberal en comparación con sus vecinos, y el aborto, la marihuana y el matrimonio homosexual son legales, lo que lo convierte en un refugio para ciertos grupos de argentinos.

Los proveedores de bienes y servicios costosos están viendo los resultados.

Las ventas de Alfalider, concesionario de Mercedes-Benz y Maserati en Punta del Este, se han triplicado este año a 70 vehículos, dijo el gerente comercial, Germán Rodríguez. Aproximadamente una cuarta parte de los 510 estudiantes de élite matriculados en International College en Punta del Este son de Argentina, frente a 20% en 2019, dijo el director de marketing y comunicaciones de la escuela, Pedro Márquez.

Gletir Corredor de Bolsa, que administra casi US$1.000 millones en dinero principalmente argentino, ha agregado 200 nuevos clientes desde principios de año, dijo el director, Diego de Achaval. Una profunda desconfianza en el Gobierno argentino y una “carga tributaria desmedida” están llevando a amigos y clientes a Uruguay, dijo desde su oficina en Montevideo.

Federico Araujo, director de Nobilis Corredor de Bolsa SA, con sede en Montevideo, cree que los argentinos podrían revitalizar una industria de gestión patrimonial estancada.

“Potencialmente, un cliente argentino en promedio tiene un valor 3-4 veces el de un cliente uruguayo”, dijo Araujo, cuya firma administra US$1.200 millones y ha abierto una docena de nuevas cuentas este año.

La firma legal Andersen aumentó de tres a siete miembros el personal que maneja trámites de residencia y permisos de entrada, dijo Federico Fischer, socio director.

“La mayoría de las personas que se están mudando aquí están en sus mejores años laborales, de 40 a 55”, dijo. “Lo que ves son personas con una inclinación a ser activas e invertir”.

Jack, la economista que llegó en junio, dice que uno de los aspectos más atractivos de su nuevo hogar es la falta de división política.

“Algo que me parece fascinante acá es que hay una sociedad decida avanzar en conjunto. Independientemente de los partidos políticos a que uno pertenece”, dijo. “Todos están comprometidos a remar en el mismo sentido. No he visto eso en Argentina. Sos de una banda o de otra”.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5248

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.