domingo 14 de agosto de 2022
COLUMNISTAS Crisis y resiliencia

Los argentinos: doctorado en incertidumbre

22-07-2022 23:55

En los últimos años se ha puesto de moda en los ámbitos gerenciales hablar de entornos VUCA. Este acrónimo proveniente del idioma inglés hace referencia a las palabras volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. Este concepto tiene un fin meramente descriptivo que permite hacer referencia a un escenario donde las transformaciones tecnológicas están impactando profundamente en las sociedades.

Al cambio tecnológico se le suman, en el último tiempo, situaciones como la pandemia del coronavirus y la tensión permanente por un posible conflicto bélico global a gran escala. Ambos fenómenos han impactado fuertemente en una economía mundial que, a duras penas, se estaba recuperando del cimbronazo de 2008. Todo esto hace a un contexto donde la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad encajan perfectamente a la hora de describir un escenario.

Es un poco injusto con nuestros antepasados hablar de volatilidad e incertidumbre cuando en líneas generales la mayoría de nosotros no está a merced de las decisiones de un rey o un señor feudal que decida invadir su pueblo, o reclutarlos para invadir otro. Tampoco dependemos de los ciclos climatológicos para comer, ni podríamos morir por un clavo infectado o una simple apendicitis. Pero, de todas formas, el mundo del siglo XXI tiene muchos componentes de incertidumbres a otros niveles nunca vistos.

De la misma forma que sucede con otros conceptos trendy, como el caso del cisne negro, por poner un ejemplo, cuando se ponen de moda van perdiendo su significado original y van siendo utilizados casi para cualquier cosa. 

La era del capitalismo tech

Pero si hay algo que va mucho más allá de una moda, es la inestabilidad en Argentina. Más allá del posicionamiento político de cada quien, es prácticamente innegable que en el último siglo nuestro país ha experimentado repetidas crisis económicas, ha cambiado su signo monetario cinco veces en los últimos sesenta años (peso moneda nacional, peso Ley 18.188, peso argentino, austral, peso), ha brindado créditos hipotecarios que luego fueron impagables, retenido depósitos, cerrado exportaciones, abierto masivamente exportaciones y varias otras cosas más que cualquier persona con CUIT puede experimentar.

Una de las claves que hacen a los entornos VUCA es que generalmente se asocian con las crisis. Aunque también podrían hacerlo con las oportunidades. Los grandes inventos que han revolucionado la humanidad en el último tiempo han surgido en tiempos de crisis, o gracias a situaciones que obligaron al cerebro humano a pensar soluciones más allá de lo conocido.

Es conocida la historia de cómo el contexto de la Segunda Guerra Mundial fue fundamental para el desarrollo de las incipientes computadoras, pero lo que quizá no es tan conocido es que el paper de Satoshi Nakamoto que dio origen al bitcoin vio la luz solo unos días después del estallido macroeconómico provocado por la crisis financiera de 2008.

De la misma forma, la permanente crisis que atraviesa nuestro país nos ha obligado a formarnos como profesionales resilientes y creativos. Por poner un ejemplo, un reciente informe de Argencon ha puesto de manifiesto cómo el conflicto bélico en el centro de Europa afecta a competidores directos de nuestro país en la exportación de software, como Polonia y Rumania. De la misma forma, distintos organismos internacionales como la FAO están hablando con preocupación por la posible escasez de alimentos en los próximos años y la necesidad de ser más eficientes en la producción alimentaria, un terreno donde Argentina tiene mucho para ganar.

Un estudio global reciente conducido por la organización argentina Nawaiam ha revelado que tan solo el 9% de las personas posee un perfil profesional orientado a la resolución de problemas complejos. A pesar de que esta habilidad está entre las tres más demandas por los empleadores, según el World Economic Forum. 

Criados en un contexto VUCA, los argentinos tenemos gran capacidad para desarrollar este tipo de habilidades. Una especie de PhD en incertidumbre.

*Autor y divulgador. 

Especialista en tecnologías emergentes.