sábado 03 de diciembre de 2022
ECONOMIA blanqueo

La AFIP investigará a los argentinos con inmuebles en Miami

La decisión fue anticipada por Ricardo Echegaray, en diálogo con los medios tras reunirse con la cúpula de la Unión Industrial Argentina.

15-06-2013 11:31

Cuando se abra el período para blanquear capitales, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) saldrá a la caza de activos de argentinos en el exterior sin declarar para forzar que se plieguen al plan y traigan los dólares que el Gobierno necesita para financiar inversiones energéticas y reactivar la economía.

PERFIL confirmó que la estrategia del ente recaudador incluirá una fiscalización electrónica en registros de propiedades en Miami, para detectar si hay unidades en manos de argentinos y si las tienen declaradas. Si no es así, se les enviará una notificación dándoles la opción de acceder al régimen de amnistía fiscal.

La decisión fue anticipada por el jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, en diálogo con los medios tras reunirse con la cúpula de la Unión Industrial Argentina esta semana, y detallada ayer por fuentes del ente recaudador a este diario.

“Son controles que antes se hacían esporádicamente, y desde el 1º de abril vamos a intensificarlos con todo”, puntualizaron. Los técnicos de la AFIP buscarán empresas y personas físicas a través del registro de propiedades público de Miami que cuenten con un perfil que incluye variables como poder adquisitivo, cantidad de salidas al exterior y giros afuera del país.

Por las ventajas con el tipo de cambio, Miami se convirtió en los últimos años en plaza de veraneo, shopping e inversión para muchos argentinos. Tras la crisis inmobiliaria en Estados Unidos en 2008, los precios de los inmuebles bajaron y se convirtieron en una oportunidad para los ahorristas que, se calcula extraoficialmente, tienen unos US$ 150 mil millones sin declarar fuera de la Argentina.

Una vez determinado el universo de potenciales tenedores de activos, la AFIP se volcará a ver si tienen propiedades en Miami o si forman parte de directorios de empresas que controlen unidades en esa ciudad.

Pero no será el mercado inmobiliario de Miami el único foco de atención para la AFIP, que echará mano de una batería de acciones y cruces de datos para hostigar al que se rehúse a blanquear:

  • Negociará con autoridades estadounidenses el intercambio de información financiera para averiguar qué argentinos poseen cuentas en ese país.
  • Buscará en veinte bases de datos públicas.
  • Pedirá a los órganos fiscales respectivos de Estados Unidos, Reino Unido y Australia, con los que se han firmado convenios de intercambio recíproco, listas de titulares argentinos de sociedades off shore en todo el mundo.
  • Revisará bases de datos privadas, incluso si hace falta pagando aranceles, como las que se usan en el comercio exterior para fijar “precios de transferencia” de mercaderías.

Hasta el jueves pasado, la AFIP llevaba detectados unos 811 casos de sociedades en el exterior que están siendo investigadas, de las que presuntamente unas 300 no estarían declaradas.

Pero “es un número dinámico”, matizaron en el organismo, donde las jornadas laborales se extienden hasta la medianoche con una obsesión: forzar que la mayor cantidad de dinero posible se vuelque al blanqueo bajo amenaza de que, una vez concluidos los tres meses, no habrá prórroga y la persecución al evasor será mayor.

En esta Nota