lunes 27 de septiembre de 2021
EDUCACIóN CONCLUSIÓN
22-11-2020 00:18
22-11-2020 00:18

Alberto Fernández cerró el evento, priorizando el rol de la educación

Desde Olivos, donde cumplía asilamiento, el Presidente envió un video para felicitar a los organizadores y destacar la importancia del congreso realizado.

22-11-2020 00:18

“Me han invitado a participar de este Foro que plantea dilemas sobre cómo encarar el problema educativo en la Argentina. A mí me parece maravilloso que instituciones privadas se unan al sector público en pleno, para discutir un tema que es central para nuestro desarrollo. A veces nos quedamos obnubilados por mirar lo inmediato y  pensamos en el negocio agroexportador, el de Vaca Muerta o en negocios de coyuntura, que son muy necesarios hacer, sin duda. Pero dejamos de prestarle atención a lo que puede hacer sostenible el desarrollo de nuestra sociedad, y allí la educación tiene un rol central, primordial. En realidad me habrán escuchado decir muchas veces, porque lo vengo repitiendo desde los años que era jefe de Gabinete y  Daniel Filmus era nuestro ministro de Educación. Siempre he dicho que las sociedades no son ricas por sus recursos naturales, son ricas en la actualidad por el modo en que han desarrollado la inteligencia de los miembros de su sociedad. En verdad, allí radica el verdadero esfuerzo que tenemos que hacer, para ser una sociedad más igualitaria, más justa y una sociedad que sea capaz de desarrollarse en equilibrio.  

Cuando uno ve sociedades que han desarrollado la ciencia, la tecnología y la inteligencia en sus miembros, uno ve que tiene características admirables. Son sociedades donde la corrupción pública es menor, son sociedades donde la igualdad se refleja más claramente, son sociedades donde los índices de satisfacción son muy altos y hasta ciertos índices, como el de felicidad, allí logran los mejores resultados. Uno puede ver esto en las sociedades nórdicas, en Finlandia, en cualquiera de esas sociedades, cómo han desarrollado la inteligencia y la ciencia y la tecnología y han logrado con eso niveles de igualdad muy importantes. Hay sociedades muy ricas con niveles de desigualdad enormes. Hay sociedades muy ricas que necesitan de la inteligencia del otro para poder apropiarse de esa riqueza.  Miremos a lugares de África o en la zona de Arabia, donde ciudades fundadas sobre el lago del petróleo son muy pobres porque tienen que recurrir a la tecnología de otros para instalar esa riqueza y lo que les quedan a esas sociedades es poco y nada. A mí me parece que nosotros estemos en un encuentro como este, discutiendo cómo debe ser la educación en el futuro y en el presente es un gran aporte, es un aporte muy necesario, porque en verdad estamos hablando del futuro nuestro. Y la Argentina también ha tenido muchas experiencias de lo bien que le ha ido desarrollando el conocimiento. No hablemos solamente del presente, hablemos de hombres como Alberdi y Sarmiento. Los dos advirtieron que la educación pública era el secreto para lograr el desarrollo más igualitario en la Argentina. Sarmiento se animó a más cuando dispuso que en la escuela pública todos fueran vestidos con un guardapolvo blanco. Tan solo con esa medida adentro del colegio igualó a los ricos y a los pobres y todos tuvieron la misma educación. La Argentina además hace gala de la mejor educación. Pensemos en la universidad; pensemos en la reforma del 18. Pensemos que esa reforma impuso en la universidad reglas muy importantes, como es el gobierno tripartito de profesores, egresados y alumnos y no docentes. Pensemos la idea de la libertad de cátedra, que cada uno fuera a la universidad pública a enseñar desde la posición ideológica que quisiera.

Pero pensemos también que fue Perón quien hizo que esa universidad pública sea absolutamente gratuita y que no exista la necesidad de pagar aranceles. Y pensemos que gracias a esa universidad gratuita, lo que pudimos lograr es que finalmente los hijos de los trabajadores pudieran acceder a la universidad académica y a la universidad terciaria. Yo digo con mucho orgullo que el rector de la Universidad de Buenos Aires es primera generación de universitarios en su familia y eso fue el resultado de poder contar con una universidad gratuita de gran excelencia. La Universidad de Buenos Aires siempre figuró entre las universidades mejor calificadas del mundo. También hemos visto en los últimos años cómo la universidad prolifera en el interior del país y eso es maravilloso porque lo que hemos logrado es acercar la universidad a la gente a los que quieren estudiar y hemos terminado con el  tiempo en donde para estudiar había que mudarse a un gran centro urbano: a Córdoba, La Plata, Rosario, Buenos Aires, y con todas las dificultades que para muchas familias eso acarrea. No solamente el desarraigo de los hijos sino también en mantener a los hijos en la distancia, lo que significa un costo adicional muchas veces imposible de cubrir. Que nosotros sigamos debatiendo la educación es muy importante, que sigamos promoviendo la inteligencia argentina es muy importante. La Argentina da testimonio de tener una sociedad en América Latina particularmente educada y nosotros no podemos ceder eso, eso nos hizo distintos en América Latina, y testimonios de esa calidad científica y técnica hay infinidad en la pandemia, lo hemos visto cómo pudimos hacer test a partir del desarrollo de nuestros propios científicos que trabajan en el Conicet, hemos visto lo importante que fue el Instituto Malbrán, hemos visto y vemos cotidianamente el desarrollo de la mejor tecnología en el Invap. Somos uno de los diez países del mundo que tiene capacidad de hacer un satélite y ponerlo en órbita, todo esto nos hace distintos y lo verdaderamente distinto es educar a nuestros chicos, educar a nuestros jóvenes, capacitarlos en materia científica y en materia técnica. Eso nos hace distintos. Está claro que la educación es un verdadero desafío para adelante y que la educación pública vuelva a tener las condiciones de calidad que una vez tuvo y tenga lugar en la agenda que realmente merece. Es para mí, primordial. Es primordial que los chicos encuentren en la educación pública la educación que merecen y que les permita pensar en el futuro porque en el futuro la inteligencia y desarrollo del conocimiento cada vez es más necesaria. Ya no hablo del conocimiento enciclopedista con el que me eduqué, hablo de otros conocimientos, hablo también del conocimiento que hace veinte años nos obligaron a revisar cuando el mundo se globalizó y los idiomas empezaron a ser necesarios para poder educar a los nuestros, a nuestros hijos, a nuestros jóvenes y hoy con la revolución tecnológica hay también un idioma informático que debe ser aprendido en las escuelas porque todo cambió. Y tenemos que ser capaces de desarrollar ese conocimiento en la educación pública. Así que yo celebro sinceramente este encuentro de universidades públicas y de educación privada en busca de darles a los argentinos y argentinas mejor acceso al conocimiento. Yo a la distancia les dejo un abrazo y los 

impulso a que trabajemos muy codo a codo, muy cerca, porque hay una necesidad real si queremos pensar en el futuro de que nuestros chicos se eduquen del mejor modo. Gracias a todos y todas”.

*Discurso pronunciado en el cierre del II Foro de Líderes por la Educación, 17 de noviembre, Casa Sarmiento.

En esta Nota