MODO FONTEVECCHIA
APERTURA DE MODO FONTEVECCHIA

Día 53: confusión y palos

Mientras dentro del Congreso se iniciaba la maratónica sesión del debate de la ley ómnibus, en las adyacencias del mismo la Policía Federal y la Gendarmería avanzaron contra manifestantes de varias organizaciones sociales. La espectacularización de la política que aleja del foco lo esencial.

Día 53: confusión y palos
Día 53: confusión y palos | Cedoc

Ayer en medio de la discusión en el Congreso por la ley ómnibus, hubo represión a quienes se manifestaban en contra y hechos de violencia a partidarios del Gobierno, comentó Jorge Fontevecchia en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

En la apertura de ayer, decíamos que el Gobierno de Javier Milei corría el riesgo de tener una victoria pírrica, en referencia a Pirro, rey de Epiro, quien logró una victoria sobre los romanos con el costo de miles de sus hombres. Sin embargo, la jornada terminó y la votación de la ley en general se pasó para el viernes porque siguió la discusión con la oposición dialoguista sobre las llamadas facultades delegadas, la eventual coparticipación con las provincias y el artículo de la privatización de 36 empresas públicas. 

De hecho, una de las palabras clave para entender el día de ayer en Diputados es confusión. Por momentos, quienes asistieron al debate por televisión no terminaban de comprender qué era lo que se discutía. ¿Qué ley es la que se estaba por votar y aprobar con el acuerdo parcial de los bloques dialoguistas? ¿Se seguía transformando el texto de la Ley Bases?

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Las perlitas del debate de la Ley Ómnibus en Diputados

José Luis Espert, quien pese a ser diputado del PRO es uno de los voceros del proyecto fue víctima de la confusión en el recinto. “Que dejen de fumar de la mala los que dicen que no hay dictamen de mayoría”, pidió. 

Existe aún controversia sobre el tema de las facultades delegadas. En este aspecto se sumarían una veintena de diputados de Hacemos Coalición Federal y Radicales liderados por Manes en contra. Además, las privatizaciones no contarían con gran parte del aval radical para votarlas todas en un solo artículo. 

El impuesto PAIS es otro de los puntos que genera todavía polémica. Los gobernadores de la oposición dialoguista todavía continúan su malestar por la actitud del presidente Milei de haberlos ninguneado cuando plantearon que la recaudación vaya en un 30% a las provincias. 

El nudo del conflicto es la importancia de este gravamen: el impuesto PAIS se ubica tercero en el ránking de recaudación nacional. Vale recordar que cuando deje de haber un desdoblamiento cambiario, este impuesto desaparecerá, así que se trata de un elemento económico coyuntural pero que les servirá a los gobernadores para pagar los sueldos de los próximos 5 meses, que son los más complicados de la recesión.  

Quién es Tomás Agote, el empresario expulsado del Congreso por insultar a Myriam Bregman

Hay un cuento célebre de Edgard Alan Poe que se llama “La Carta Robada”. Es el último caso de su célebre investigador Dupin. Allí desaparece una carta que vincula al poder y el detective descubre que en realidad se estuvo buscando algo que siempre estuvo a la vista. 

Esto le sirvió a Jacques Lacan para tomarlo como tema de uno de sus célebres Seminarios: a veces, el lenguaje demuestra que lo que está oculto es lo manifiesto. O sea, es probable que se esté discutiendo una ley que no se sabe bien que es, pero en el fondo todos saben de qué se trata. 

Ante el malestar de los gobernadores, el oficialismo eliminó del dictamen el artículo que confirmaba su vigencia hasta diciembre de 2024 y establecía que la recaudación de ese gravamen se concentre en manos de la Nación.El jefe de la bancada peronista, Germán Martinez: "Ni siquiera está en las bancas el texto con las exclusiones". Además, agregó que los diputados tampoco sabían las modificaciones, “es un mamarracho”.  

Ahora vamos a escuchar a dos defensores de la ley que son próceres para el liberalismo. Espert en el debate defendió que lo que se busca es la pérdida de privilegios.“La Ley es polémica solo para aquellos que quieren cuidar sus privilegios, que vienen de la gestión anterior y que nos trajo a este lugar de miseria”. A su vez, solicitó no temer a la libertad ya que “es la que permite la potencia de nuestras ideas para progresar”. 

Quitan casi 150 artículos de la Ley Ómnibus: ¿cuáles son?

Las palabras tienen mucha fuerza, inclusive la mala utilización de la palabra “liberalismo” por quienes más que liberales son libertarios, neoliberales, o son solamente liberales en lo económico. Más teniendo en cuenta que casualmente los liberales fueron progresistas y los que se preocuparon por luchar contra el absolutismo a lo largo de los últimos dos siglos. 

Ese uso de las palabras con objetivos ideológicos es lo que lo lleva a José Luis Espert a usar la palabra “privilegios”, donde tendrían que colocar “derechos”, los que se oponen a esta ley, o a parte de esta ley (porque claramente tiene sus aspectos positivos también) no es quienes tienen solo privilegios, sino que tienen derechos que van a ver que desaparecen. 

Las libertades son de dos tipos, las positivas y las negativas. Las negativas son la personal, la individual, la que no me impidan hacer algo, una censura o algún tipo de coerción que impida mi ejercicio de la libertad. Mientras que las positivas son aquellas que crean la posibilidad de ser libre, porque para ser libre hay que tener algunos derechos mínimos, como por ejemplo poder tener acceso a la salud y a la educación pública, para tener la capacidad física y mental para poder ejercer los derechos que no son privilegios.

José Luis Espert
José Luis Espert

Por su parte, Bertie Benegas Lynch sostuvo que “con esta ley le devolvemos la libertad a los argentinos que, progresivamente, se la ha expropiado el Estado”. Posteriormente, catalogó de “populistas y narcisistas” a los funcionarios. Es notorio cómo las intervenciones de defensa del oficialismo están muy basadas en slogans y frases de campaña. En general la oposición más dialoguistas o más peronista no kirchnerista, tienen un debate más fundamentado. 

La oposición más dialoguista tomó cierta distancia del Gobierno y se vislumbró en las palabras de Nicolás Massot: “Si gobernara otro signo político, hubiéramos puesto el grito en el cielo". El diputado reconoce el doble estándar. Vale recordar que fue él quien contó cómo Milei boicoteó todas las instancias de negociación entre el Gobierno y su bloque. 

La diputada socilalista por Santa Fe, Mónica Fein pidió no acompañar una ley que no tiene ninguna medida favorable para las Pymes. Por su parte, el radical Facundo Manes, dirige un grupo de correligionarios que se convencieron de no votar las facultades delegadas. “Se necesitan estadistas, no leones, se necesitan las fuerzas de la educación, no las del Cielo”, sintetizó el médico. 

Una jornada legislativa histórica rodeada de violencia y represión

Ayer, la Fuerza de Seguridad protagonizó un polémico episodio en la puerta del Congreso, aparentemente con la intención de provocar. El incidente se enmarca en una estrategia que vincula el lenguaje provocador en redes sociales, maestría del presidente, con acciones físicas destinadas a generar un "show de provocación". 

La confrontación entre el Gobierno de la Ciudad, manifestada con la discusión entre Diego Kravetz y la ministra Bullrich durante una manifestación reciente, ilustra esta táctica. La provocación se vislumbra como una estrategia central en la campaña gubernamental y ahora en el tratamiento de la ley. 

La resolución de las negociaciones sobre la ley ómnibus determinará si esta estrategia se mantiene o se ajusta, sugiriendo una posible rigidez ideológica tras la aparente dureza inicial del proyecto.

Incidentes

Afuera del Congreso, había manifestantes, en un número no muy significativo. Sin embargo el Gobierno optó por reprimir con palazos y gas lacrimógeno sobre integrantes de asambleas barriales y militantes sociales. Si bien la Policía detuvo a 6 personas aproximadamente, las manifestaciones continuaron hasta bien entrada la noche. 

Además, fue viral la imagen de un Gendarme con el símbolo libertario en su atuendo. Es difícil que el accionar de las fuerzas de seguridad tenga legitimidad en este tipo de manifestaciones si empiezan a existir estas declaraciones ideológicas a favor del Gobierno. 

A la tarde, la primera víctima fue el dirigente social Eduardo Beliboni,a quien se lo pudo ver tendido en el suelo. Al respecto de las agresiones policiales, la ministra Bullrich defendió el accionar: “Muchos salieron a ocupar la calle con el objetivo de que la gente no pueda volver a sus casas”. 

Patricia Bullrich emerge como la principal beneficiaria al desplegar un operativo de seguridad que limitó la circulación durante la manifestación. Aunque la cantidad de manifestantes fue moderada, la ministra logró provocar reacciones en un pequeño grupo. 

Macri ratificó su apoyo a Milei: "Se va a votar una ley fundamental para comenzar un cambio"

La estrategia de controlar multitudes plantea interrogantes sobre la aplicación de protocolos en otros contextos, como los eventos deportivos. Más allá de los comportamientos antidemocráticos señalados, se destaca la efectividad de Bullrich en utilizar tácticas de seguridad para influir en la dinámica de las protestas.

Durante la jornada, los ánimos se fueron caldeando y un militante libertario que se encontraba curiosamente en la manifestación fue agredido. “Me discriminaron porque vine vestido con un saco”, explicó luego. Ramiro Marra también sufrió una agresión al retirarse del Congreso. 

Además, como se mencionó anteriormente hay 6 mujeres detenidas. “Me detuvieron porque estaba cantando el himno sentada en la vereda”, alcanzó a explicar una de las mujeres al tiempo que la subían a un patrullero y que el diputado Pablo Toniolli, de Unión Por La Patria, gritaba que quería acompañarlas a partir de su rol de abogado.  

"Me pegaron patadas en la espalda": Eduardo Belliboni denunció que fue reprimido frente al Congreso

La represión a los manifestantes y la violencia que se generó tiñó la discusión política de la jornada. Algo que esperemos que no sea progresivo. El diputado de Unión Por La Patria, Carlos Castagneto, pidió explicaciones de cuánto dinero salía el operativo represivo y acusó a Victoria Villarruel de abrir las puertas del Congreso a la Policía Federal. 

El Gobierno se va con un sabor amargo de la jornada de ayer. Es probable que entre las modificaciones que se sigan haciendo desde la oposición y luego del pase al Senado, la ley ómnibus se transformé en remis. 

Esto provoca que Milei tenga que hacer de hecho todo el ajuste para llegar a la meta del déficit fiscal cero que le prometió al FMI. Este ajuste de 6 puntos, es completamente histórico, es el mayor ajuste en la historia argentina y Milei deberá encararlo sin el aval del Congreso. ¿Podrá tolerar esto la población argentina? Tal vez sea ese un desafío para el Gobierno aún mayor que el que está enfrentando ahora.


AO FM