MODO FONTEVECCHIA
DEBATE PRESIDENCIAL

Silvia Ramírez Gelbes: "Javier Milei mostraba una mirada fiera, como el animal que ataca a su presa"

La doctora en lingüística analizó a los candidatos en el debate presidencial y destacó la importancia de la comunicación no verbal, haciendo hincapié en Patricia Bullrich y el candidato de La Libertad Avanza.

Javier Milei, candidato a presidente por La Libertad Avanza
Javier Milei, candidato a presidente por La Libertad Avanza | Télam

Silvia Ramírez Gelbes, doctora en lingüística, sostuvo que la espontaneidad de los candidatos en el debate fue limitada, ya que se mostraban dudosos a la hora de preguntar o responder. Sostuvo que Myriam Bregman fue la que demostró más dominio del escenario, y remarcó el cuidado de Sergio Massa a la hora de hacer gestos. “Cada quien parecía estar repitiendo algo que había estudiado”, declaró en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

En el debate, quienes menos cantidad de palabras usaron fueron Patricia Bullrich y Javier Milei. ¿Qué relación hay entre la cantidad de palabras, el tipo y la llegada del mensaje?

Sin ninguna duda, todos intuitivamente, sabemos que la comunicación no verbal es muy importante, tan importante que los estudios muestran que cualquier persona confía más en los gestos de los demás que en las palabras.

Encuesta: Massa "ganó" el debate presidencial y la mitad de la gente tuvo sensaciones "negativas"

Ayer en el debate, la situación de Patricia Bullrich y de Javier Milei, entiendo, fue bastante distinta. Patricia Bullrich estaba muy nerviosa, tuvo dificultades, incluso en la lectura, porque leyó la mayor parte del tiempo, y aunque quería reproducir o parecía querer reproducir lo que había ensayado, le costaba, por el estado de nerviosismo que manifestaba.

Javier Milei, quien también leyó en sus segmentos preparados, tenía una actitud distinta. Por supuesto son personalidades distintas y eso define el modo en que cada quien se expresa desde lo gestual.

Lo que podía observarse de Milei es que coloca la cabeza, si uno se fija, con el mentón levemente hacia abajo, y eso indica dos situaciones que han sido estudiadas desde la etnografía.

Timerman: "El resultado del debate es un balotaje entre Milei y Massa"

Cuando uno baja el mentón, deja expuesto ante el interlocutor la coronilla, la parte superior de la cabeza, pero ese dejar liberada la cabeza puede querer decir dos expresiones extremas, una es la de la reverencia, en que se baja la cabeza y también los ojos, eso significa que quien hace la reverencia se pone en una situación simbólicamente de sometimiento ante el interlocutor.

Ese no era el caso de Javier Milei, sino que adopta la posición es probablemente algo propio de él, de bajar el mentón, pero dejaba la cabeza descubierta con los ojos en alto mostrando una mirada fiera, que es lo propio del animal que va a embestir a su presa, es algo simbólico, y es una actitud que suele manifestar Milei, sobre todo enmarcando las cejas, con ese gesto de fiereza. Fue notable, también, que en las réplicas, Milei sonreía socarronamente, pero rio ante las réplicas de las mujeres, eso también es una señal. 

Volviendo a Bullrich, no pudo más que repetir slogans, hasta cuando leía se trababa y tenía una dicción dificultada.

¿Quién ganó el debate presidencial?

¿Cómo viste a los otros candidatos?

Myriam Bregman es la más teatral, la que mostró más dominio del escenario, la corporalidad de Bregman era más móvil y más flexible que la de los demás candidatos.

No digo que Bregman no hay practicado o ensayado, pero hay algo de su comportamiento, incluso uno imagina en las asambleas partidarias, que tiene que ver con esta corporalidad, esta gestualidad, esta manifestación de indignación que tiene, y que se lee de manera bastante habitual cuando se expresa frente a cualquier medio. No se mostró distinta de cómo es habitualmente, más allá de que haya estado ensayado. Seguramente todos lo ensayaron, Bullrich incluso, estaba muy ensayada y se notaba, no le salía.

Schiaretti manifestó los rictus propios de los viejos caudillos, una persona con mucha experiencia con un discurso y una gestualidad muy ensayados, que no titubearon cuando tenía todo el discurso armado y preparado, encajado en el espacio que le correspondía. Titubeó en alguna de las preguntas que era el momento en que tenían que ser más espontáneos.

Gambina sobre el debate presidencial: ”Bullrich estuvo desdibujada y nerviosa”

Si bien me parece que todas las personas de la audiencia sentimos que no hubo demasiado espontaneidad, por momentos parecía que los cinco candidatos estaban haciendo un juego en paralelo, como hacen los chicos de 2 años, que a lo mejor están juntos pero juega cada uno su juego. Cada quien parecía estar repitiendo algo que había estudiado.

Nadie puede saber cuáles son las intenciones de otra persona, digo una hipótesis a partir de la exposición, tanto a bibliografía como a la experiencia concreta. La impresión que daba Massa era de estar muy contenido para no hacer gestos en el conocimiento de que los gestos serían estudiados.

Milei tildó a Bullrich de "mentirosa" y apuntó a Massa por "una jugada tramposa"

Sí hubo un par de momentos en que Massa no pudo evitar mirar a la cámara abriendo los ojos, casi para representar como un emoji. Un momento fue cuando Bullrich le dijo “¿Cómo puede ser que nos estás diciendo que como presidente vas a hacer algo que no estás haciendo como ministro?”, y otro fue cuando le hablaron de Aysa, que dirige su esposa, fueron dos momentos en que miró la cámara aunque estaba anotando en su hoja, como no pudiendo evitar el gesto.

Pero en términos generales, Massa mantuvo un rostro impávido a lo largo de sus expresiones, no tanto cuando les hacía preguntas a los otros candidatos.

MVB JL