27th de February de 2021
PERIODISMO PURO ENTREVISTA EXCLUSIVA
29-09-2019 21:50

Sigman: "Cristina analizó que podía ganar las elecciones pero no podía gobernar"

Entrevistado por Jorge Fontevecchia, el empresario farmacéutico afirmó que a Axel Kicillof le tocó gestionar en un período difícil, "de restricciones".

29-09-2019 21:50

En una nueva edición del ciclo de entrevistas Periodismo Puro, que se emite por el canal de aire Net TV, el CEO de Perfil Network, Jorge Fontevecchia, entrevistó al empresario farmacéutico Hugo Sigman. 

En uno de los tramos de la entrevista, Sigman evaluó la gestión de Axel Kicillof como ministro de Economía de Cristina Kirchner y aseguró que al hoy candidato a gobernador le tocó un período "muy difícil", de restricciones. No obstante, aseguró que lo que se viene para la economía argentina será aún más duro. "Estamos peor que hace unos años. 

También se refirió a la decisión de CFK de llevar como candidato a Alberto Fernández y, en ese sentido, expresó: "Cristina analizó que podía ganar las elecciones pero no podía gobernar".

—Tenés dos editoriales, una aquí y otra en España. La de allí editó “Volver a Keynes”, de Axel Kicillof. ¿Cuál es tu balance de su gestión como ministro de Economía?

—Me gustaría hacer algunos apuntes sobre eso, porque a veces percibí sobre el tema una intención que no me gustaba. Publiqué este libro en España porque tenía un acuerdo con Eudeba. Publicamos muchos libros de la Editorial Universitaria. Ellos fueron los que nos sugirieron publicar el libro y nosotros aceptamos. No fue porque yo lo conociera. Sobre su rol como ministro, creo que le tocó un momento muy difícil de la gestión, de restricciones. Y le cabe lo que decíamos antes. Cuando Cristina nombró a Axel, lo hizo también para tener el control de otros ministerios vinculados a lo económico. Creo que se le acumularon muchas carpetas, que tenía que revisar muchas cosas. No tuvo la posibilidad de desplegar los recursos que probablemente pueda tener.

—¿La economía que se viene tendrá más restricciones?

—Es un poco más complicada. Estamos peor que hace unos años.

—¿Cómo será la gestión económica de Alberto Fernández?

—Si escuchás lo que opina Roberto Lavagna, a quien vos entrevistaste, sostiene que hace falta una expansión de la actividad, que hay que potenciar las capacidades productivas del país, que hay que desarrollarlas, que hay que pensar menos en el sector financiero y más en la actividad productiva. Me parece que eso es coincidente con lo que piensa Alberto Fernández, o Alberto Fernández coincide con lo que piensa Lavagna. Y por conversaciones que tuve, también con lo que cree mucha gente del Gobierno. Hay una coincidencia que se requiere: existe consenso en que hay que reprogramar la deuda. Mucha gente también piensa que no es muy complejo el tema de la deuda. Martín Redrado, con quien hablé estos días, dice que, quitando la deuda con organismos públicos argentinos y la deuda con organismos financieros internacionales, que él cree que es renegociable, quedan 12.500 millones de dólares con los que son los fondos de inversión, los Templeton. Sostiene que eso es posible de afrontar. Solucionado el problema de la deuda, que es una espada de Damocles, también tenemos otras cuestiones que afrontar. Luego de un viaje a España, vi por televisión un programa en una villa de emergencia en la que se mostraba una casa en la que funcionaba un comedor. Decían que no podían dar carne a la gente que venía con un tupper a buscar con qué alimentarse. Daban un caldo con verduras y nada más. En ese momento le dije a mi mujer, Silvia, que teníamos que hacer algo. Es una situación desesperante. Entonces, llamé a José Natanson y le pedí que me averiguara cuántos comedores hay. La respuesta fue que había miles de comedores. Creo que este es un tema de atención urgente.

—¿Podríamos decir que hay claroscuros en la situación? ¿Que hay complicaciones mayores que las del fin del kirchnerismo, pero el déficit fiscal es menor, que hay superávit comercial, el dólar está muy competitivo? No necesariamente hay que esperar un desastre.

—No si el problema político se encamina bien y surgen alternativas como el famoso Consejo Económico Social que se está planteando.

—Reminiscencia del Pacto de La Moncloa. Cuando Alberto Fernández viajó a España pareció mostrar el deseo de ocupar un rol análogo al de Felipe González y el Partido Socialista Obrero Español durante la transición.

—Creo que Alberto no lo definiría así, pero en esencia está. Y no solo en Alberto, sino en muchas de las fuerzas que hoy compiten electoralmente. Hay que olvidarse por un minuto de lo que se dice en campaña, porque la campaña es necesariamente agresiva. Hay que ver qué ideas circulan.

Hugo Sigman: "Me llamó Galperin y me dijo que estaba preocupado por su futuro"

—¿Vos decís que la Argentina tiende hacia el centro socialdemócrata? ¿Que el centro está triunfando en los bordes de la grieta?

—Para mí, sí.

—¿Cristina se limitará al papel pequeño que le da la Constitución argentina al vicepresidente y dejará a Alberto Fernández ejercer plenamente la presidencia?

—Creo que sí. La gente desconfía de que Alberto Fernández vaya a poder gestionar. Yo creo que va a poder. Cristina Kirchner analizó que ella podía ganar las elecciones pero que no podría gobernar. Y eligió a alguien con el cual tiene similitudes, pero también tiene diferencias. Me parece que Alberto va a poder formar su propio gabinete.

—¿Corregirá también poniendo ministros empoderados?

—No lo sé, porque no lo conozco. Pero espero que sí, que no centralice tanto las decisiones en él.

—Desde la psicología sistémica, ¿qué rol le cabría a una vicepresidenta que le dio el poder al presidente? ¿Se puede comparar a cuando Néstor hizo a Cristina presidenta? ¿Cómo afectaría todo esto al presidente?

—Creo que algo del proyecto esencial de Néstor y Cristina Kirchner se está cumpliendo. Lo que intentaron es crear una nueva generación de políticos, que tuvieran experiencia en la función pública, que se formaron como concejales, intendentes. Y eso pasó de forma continuada: es algo que ella está sosteniendo, la renovación generacional.

Hacé click acá para ver la entrevista completa: