POLICIA
San Justo

Feroz tiroteo: dos policías resultaron heridos tras enfrentarse a ladrones que intentaron robarles el auto

Los efectivos de la Policía Federal fueron llevados al Hospital Churruca y se encuentran fuera de riesgo. Hubo al menos 14 disparos y los delincuentes huyeron.

Policías federales se enfrentaron a ladrones en San Justo
Ocho de los disparos impactaron contra el parabrisas del vehículo de los agentes. | NA

Dos efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) se enfrentaron en un feroz tiroteo con delincuentes luego de que intentaran robarles el auto en el que se encontraban. Los agentes resultaron heridos y fueron trasladados al hospital sin riesgo de vida, mientras que los ladrones huyeron.

El hecho ocurrió alrededor de las 23:45 del lunes en la localidad bonaerense de San Justo, sobre la calle Malabia al 2200. Los uniformados, uno agente y otro subinspector, se encontraban en un auto particular camino a prestar servicio a la Unidad de Despliegue Urbano de Haedo.

"Yo soy el jefe, yo gané": le quitó el arma a una oficial y la mató en una estación de subte

El subinspector, que vive en la calle Sarratea al 2200 de San Justo, había pasado a buscar con su vehículo Citröen DS3 blanco a su compañero. Sin embargo, decidió volver a su domicilio para buscar un sello.

Cuando estaban a punto de llegar a la intersección de las calles, un Peugeot 307 negro en el que viajaban tres asaltantes les cortó el paso. Al percatarse de que sus víctimas eran policías, comenzaron a disparar contra el Citröen, por lo que los uniformados repelieron el ataque a balazos.

El intenso tiroteo fue registrado por cámaras de seguridad. Hubo al menos 14 disparos, de los cuales ocho de ellos impactaron contra el parabrisas del vehículo de los agentes. Luego del encuentro, los delincuentes escaparon y los oficiales bajaron del auto malheridos.

El agente, de 26 años, que venía al volante recibió heridas en el brazo y en la pierna derecha. Su compañero, de 37, sufrió un impacto en la muñeca izquierda. Los uniformados fueron llevados por policías de la comisaría 1ra de San Justo al Hospital Paroissien de Isidro Casanova. Luego fueron trasladados al Hospital Churruca. Según el parte médico, ambos se encuentran fuera de peligro.

Como los asaltantes lograron escapar, se llevó a cabo un relevamiento en diferentes hospitales de la zona para determinar si entró alguien con herida de bala que pudiera ser parte de esta banda. Por el momento, los atacantes aún no fueron identificados.

De zona sur, madre de dos hijos y "un amor": quién era la policía asesinada, Maribel Salazar

La investigación es llevada a cabo por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 12, a cargo de Carlos Arribas, mientras que personal de Policía Científica hizo las pericias en el lugar. Asimismo, móviles de la Policía Federal se acercaron a colaborar con la investigación en el lugar del ataque a sus compañeros.

Lo mismo sucedió con uniformados de la DDI La Matanza, quienes entrevistaron a vecinos para ver si podían describir mejor a los delincuentes o al vehículo en el que se trasladaban, al tiempo que hicieron el correspondiente relevamiento de cámaras.

"Fue terrible": el relato de una vecina que presenció el hecho

Antes de ser trasladados al hospital, los oficiales fueron asistidos por los vecinos de la zona, quienes acudieron a auxiliarlos luego de un grito de ayuda por parte de los uniformados. En ese sentido Daniela, una de las mujeres que se acercó a asistir a los heridos, relató a la prensa los eventos que presenció.

"Estábamos en casa sentados en el living y empezamos a escuchar muchos tiros. Al asomarnos por la ventana, mi marido pensó que habían matado a los que estaban dentro del auto blanco porque no salieron. No se movían", comentó en diálogo con TN.

Asimismo, detalló que los delincuentes "eran tres" y que desde su casa oyó disparos. Acto seguido, "empezaron los gritos" de los policías para que los asaltantes detuvieran su ataque.

"Cuando empezaron los disparos, el conductor del auto negro se fue y los dejó a pie. Los otros dos, escaparon corriendo por la calle. Fue terrible", afirmó. Además, comentó que ella llamó al 911 y que al instante varios patrulleros acudieron al lugar.

Sumado a esto, ella y su esposo auxiliaron a los oficiales. "Junto con mi marido bajamos para ayudar a los policías. También participó un chico de la otra cuadra. Les hicimos con sábanas y toallas un torniquete donde tenían las heridas", precisó. Uno de los agentes eran vecino de la zona ya que vivía a la vuelta de donde ocurrió el ataque.

MB / ED