sábado 03 de diciembre de 2022
POLITICA calendario electoral

El FdT extiende el desorden político sin una estrategia clara hacia el 2023

29-10-2022 23:55

Cristina Kirchner dice en privado no estar convencida de que las PASO se deban suspender, Eduardo “Wado” De Pedro habló en público para asegurar que eran el 100 % de los gobernadores los que estaban decididos a cambiar las reglas electorales avalando esta iniciativa, mientras que Máximo Kirchner prefirió abrir otro debate que tiene que ver con acotar los tiempos de campaña. Los propios dirigentes del Frente de Todos no entienden qué busca en verdad el kirchnerismo, pero ya nadie duda en dejar atrás el silencio y objetar las propuestas que presenta el sector mayoritario de la alianza.

La discusión por las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias finalmente llega a un Congreso en el que los diputados oficialistas creen que la votación se puede terminar perdiendo por los votos en contra de algunos legisladores de la bancada del FdT. “No termino de entender por qué tanto quilombo alrededor de esto y qué es lo que buscan”, dice un diputado que solía hablar con Alberto Fernández, con Cristina Kirchner y con Máximo Kirchner, pero que dejó de hacerlo y ahora no habla con ninguno de los tres.

Lo que le sucede a este legislador es una descripción de cómo está hoy el Frente de Todos: el liderazgo de CFK no llega a aglutinar a toda la alianza, no hay un camino en común que sostenga al FdT y tampoco quedan dirigentes que se esfuercen en hacer que el acuerdo sellado en 2019 funcione.

El Presidente entendió que debe defender su candidatura, pero también su gobierno

“Para ganarle a Mauricio Macri, Cristina se sentó con todos los que se había distanciado, hoy el kirchnerismo se vuelve a distanciar de esos sectores y dirigentes a los que convocó. Ya el objetivo de ganar parece perdido y lo que se busca es solo conservar su núcleo duro”, dice un funcionario que no logra descifrar la estrategia electoral hacia el 2023.

En la alianza de gobierno todo está en discusión y entra en debate público ya que los principales referentes no hablan en privado. Alberto Fernández se muestra dispuesto a defender su candidatura hasta sentarse en la mesa que defina las candidaturas y el kirchnerismo está dispuesto a dejar en claro que no es su candidato. “La verdad que Máximo tiene razón”, dice un dirigente cercano al Presidente. Y agrega: “Alberto no puede ir a unas PASO, si entre marzo y abril la economía muestra signos de recuperación y la ciudadanía siente que retomamos el sendero de la normalidad, el candidato será Alberto. Si no, habrá que buscar otro”. Pero en el kirchnerismo piden por Cristina Kirchner y los gobernadores piensan en un representante propio. “Y si la economía se recupera y hay alguna posibilidad de ganar la elección ¿Por qué tiene que ser Alberto y no Sergio Massa el candidato?”, se pregunta un intendente del Conurbano Bonaerense.

¿Y quién definirá la candidatura presidencial? “Los roles políticos no van a cambiar si sacás las PASO o no. Hasta acá hubo PASO y siempre definió Cristina Kirchner quién tiene la mayor cantidad de votos en la Provincia. Con PASO la que arma la lista es ella y sin PASO también”, reconocen desde el Frente de Todos.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner
Alberto Fernández y Cristina Kirchner. FOTO: Télam

En las últimas semanas, el Presidente entendió que además de defender su candidatura, también debe defender su gobierno. Hasta ahora siempre mencionó escollos como la pandemia y la guerra desatada por Rusia en Ucrania, pero no habla de que también debió afrontar una batalla interna dentro de la gestión.

Hoy esa disputa ya no solo se da entre los distintos sectores de la coalición, hoy Fernández tiene a su propia tropa distanciada y de eso sabe, entre otros, la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, quien en los últimos días llegó a un límite en la convivencia política con la Portavoz, Gabriela Cerruti.

Mientras tanto, Sergio Massa sigue sin dar señales políticas y deja para sus socios la discusión electoral. Sabe que el escenario 2023 depende de su tarea al frente del Ministerio de Economía y prefiere no adelantar ninguna jugada.

Escucha atentamente a Antoni Gutiérrez Rubi, quien lo hace alejarse del barro. El asesor catalán cree que aún tiene una oportunidad de revertir la imagen negativa y que la economía le vuelva a dar la oportunidad de pelear una presidencial, aunque primero sea el turno de su amigo Horacio Rodríguez Larreta.