martes 25 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / Riesgo de cobertura
domingo 22 diciembre, 2019

El impacto en precios del dólar blue es acotado pero podría acelerarse

Para el 46% de las pymes manufactureras hay incidencia del paralelo. El 41% lo traslada a precios. El acceso a los dólares para importaciones, clave para evitar más distorsiones.

por Mirta Fernandez

En alerta. El turismo interno, los insumos para pymes y las importaciones, los sectores en la mira por posibles aumentos. Foto: cedoc
domingo 22 diciembre, 2019

El dólar blue cerró el viernes a $ 75, pero en el mercado esperan que alcance un piso de $ 82 cuando esta semana entre en vigencia el recargo del 30% a la compra de divisas para ahorro y para los gastos en el exterior con tarjeta. La incógnita es hasta dónde puede ensancharse la brecha entre el dólar paralelo y el oficial –el viernes fue de 19%– y cuánto incidirá en precios.

Los analistas consultados por PERFIL plantean que el efecto sería “moderado” porque para las importaciones se mantiene el dólar oficial, aunque advierten que si se generan restricciones de acceso al dólar para importadores como en el anterior cepo kirchnerista habrá mayor presión.

Guido Lorenzo, de LCG, juzgó que “sería preocupante” si la brecha superara el 30% por un largo tiempo porque “el riesgo” es que se perciba como el de referencia “y a la hora de fijar precios se mire más al blue que al oficial”. Martín Kalos, de Elypsis, consideró que el impacto del blue “debería ser moderado porque los costos siguen estando atado al dólar oficial”. Un sondeo de la consultora entre 300 pymes manufactureras arrojó que el 45,9% dijo que “hay incidencia” del blue en sus costos y por lo tanto la mayoría (41,7%) lo traslada a precios. Para el 12,5% de ellas, esa influencia del blue en sus decisiones de precios es “media”, y para el 17,9% “es alta”.

Juan Pablo Di Iorio, de ACM, y Matías Rajnerman, de Ecolatina, coincidieron en que “mientras las importaciones se hagan al tipo de cambio oficial, el impacto del blue en precios va a ser acotado”.

Gabriel Caamaño Gómez, de Ledesma, explicó que “como aún no hay DJAI ni autorización previa para adquirir los dólares de las importaciones, el efecto aún es indirecto; para que sea directo tendría que ser como en 2014-2015, cuando los importadores no accedían a los dólares y compraban el blue”. El impacto del blue será “más fuerte” en precios de “servicios que tienen de referencia al dólar tarjeta, como el turismo, o algunos profesionales a los que el tipo de cambio de su competencia externa se incrementará 30%; por ejemplo, si das clases de inglés: como los cursos online desde el exterior se encarecerán, tendrán más espacio para incrementar el margen”. Así, “cuanto más grande es la brecha, cuando empiezan las dudas de que tu insumo subirá en el futuro, mayor es la búsqueda de cobertura y eso juega en los márgenes, que son una parte del precio”.

Fausto Spotorno, de Ferreres, dijo que “la suba del blue también apuntala las expectativas, y los precios no se forman tanto con los costos sino que las expectativas son mucho más importantes”. Destacó que “hay servicios que subirán, como la contratación de licencia de software; un diseñador web me contó que lo matan porque todo lo que es procesamiento de datos está en el exterior, y él tendrá que trasladarlo a precios”. También prevé que habrá importadores que “naturalmente remarcarán, porque todos especulan” y saben que productos que antes se compraban en el exterior, como un celular, “ahora saldrán más caros”.

 

Una señal para el mercado en pesos

Analistas del mercado plantearon que la suba de impuestos contemplada en la ley de solidaridad y el reperfilamiento de letras en dólares hasta agosto de 2020 son “guiños” a los acreedores de la deuda, y tildaron de “positivo” que el Gobierno haya vuelto a colocar el viernes deuda en pesos en el mercado local. Diego Demarchi, de Balanz, evaluó que “estas medidas son pro deuda, para demostrar capacidad fiscal para cumplir con los compromisos”. Elogió colocar deuda en pesos “porque el mercado está necesitado de activos” en esa moneda. El ex secretario de Finanzas Miguel Kiguel planteó que un “reperfilamiento era esperable porque el stock de Letes es muy alto y no hay US$ 9 mil millones para pagar; lo más importante es que diferenciaron la deuda en pesos, están tratando de reconstruir el mercado en pesos, eso es positivo. Argentina necesita tener un mercado de instrumentos de corto plazo”. Nery Persichini, de GMA Capital, señaló: “La ley contribuye a reforzar la voluntad de pago con la capacidad de afrontar los vencimientos de corto plazo” y “el reperfilamiento le da más oxígeno al Gobierno”. Destacó que “la estrategia financiera busca evitar el default y, por lo tanto, beneficia a los inversores que poseen bonos argentinos. La probabilidad de un escenario muy agresivo se redujo y desató un rally con subas de hasta 40% en títulos en dólares y en pesos”. Leonardo Chialva, de Delphos, valoró que “se busca reanudar el mercado de capitales en pesos y eso es una buena noticia, y con el documento sobre sustentabilidad de la deuda mandaron una señal de empezar a renegociar”.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4916

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.