sábado 26 de noviembre de 2022
POLITICA Las semanas de Peicovich (12)

NK derrapa, implosiona y explosiona a la vez

El periodista analiza el discurso K y carga también contra el papa Benedicto que, según dice, se mandó "una pifiada magna".

22-03-2009 16:56

Ahora entiendo. Pasa lo que pasa porque vivimos en kakistocracia. La palabreja existe. Nómbrase así al gobierno “de los peores posibles”. Y helo aquí como pocos. NK derrapa, implosiona y explosiona a la vez. Su estridencia lo expulsa del diccionario. Habla jerga propia. En su afán por afanarse el conurbano electoral llega a aullar, que no es fácil. Le plagia la sintaxis a Johny Allon. Cada día más gente se aviva que The Penguin está desnudo.

A su sombra en ruinas, Ella milita en las ciudades. Reencarnada en esposa de Lenin lanza frases boomerangs: “Hay que sacarles a los que más tienen”. Ok camarada. Cumplamos con Marx: “Poniendo estaba la Gansa” (Der Capital, cap.13). “Y mucho más el Ganso” (esto es de Engels). Bravo. Quedamos a la espera de que Montoya caiga por Olivos y Calafate. Miremos el aquí o el allá, la sensación mandante es de estupor. Célibe y casto el pontífice que impuso los zapatitos rojos ingresó en el Guiness por decir “forro”. De hacerlo en latín ¿cómo lo llamó? ¿Praeservare? ¿Condus?. No importa. Es anecdótico.

Lo trágico es que Benedicto despreciara un adminículo para el Bien y de rebote facilitara al Mal (del Sida) a proseguir su estrago. Es el primer Papa que pronuncia la parolaccia en público. Al atacar al “redingote anglaise” (“chaqueta de montar inglesa”, tan usada por Casanova) debilitó la campaña “póntelo/pónselo” africana donde mueren 6.500 sidosos al día (sic). Pifiada magna.

Por un lado, un Papa medioeval. Por el otro, un Papa digital: instruyó a sus obispos a evaluar “la importancia ecuménica y católica de Internet”. Donde se mire, marzo muestra sus dientes. Se vive de a poquito, a saltos y con miedos. Los animales por cambio climático. Nosotros, por inmovilismo político. Los tres poderes hacen agua. El sistema se colgó y la república es una mariposa disecada que alguien/algunos/todos clavamos en la pared.

Pese al ruido que hizo la semana no pasó nada que no hubiese pasado ya en 2008. Sobresalió la información circense: 1/Barra brava boquense Mauro Martin solicitó a las Señorías de la Corte Supresa de Justicia de la Nación se aboquen a su egregia biografía y le suspendan pena de 15 días de arresto. 2/Mega ñoqui que más dinero cobra por estar sentado y mirar al vacío (Borocotó) alabó “dotes de oratoria de CFK”. 3/ De un tarascón, el gobierno escamoteó al campo 6.500 millones que volcará a su campaña electoral “federal”. 4/Pérsico bocón bajó líneas chirolitas sopladas por su patrón y puso a 2009 al rojo vivo: “Si perdemos la elección entregamos el gobierno”.

El barullo es grande y sólo destacan tres conclusiones: No se entiende. Nunca se entiende. Nadie entiende nada. Esto es la Argentina ¡y que la razón no se meta con nosotros! Platón, poeta a pesar suyo y periodista tapado (merecería un Pulitzer post mortem por las gloriosas “entrevistas” de sus “Diálogos”) no quería artistas en su República ideal. Aducía que eran quilomberos, afectos a lo imaginario, adictos a desmesuras. Justito lo que necesitamos. ¿O no es acaso un arte la política?

(*) Especial para Perfil.com

En esta Nota