miércoles 05 de octubre de 2022
POLITICA entrevista a clara garcía

“Perotti solo piensa en la lealtad a Kirchner”, acusa la líder socialista

Diputada provincial de Santa Fe y viuda de Miguel Lifschitz, la referente del socialismo critica al gobernador santafesino y pone la mira en la política de seguridad. En diálogo con PERFIL, analizó el contexto del PS, luego del fallecimiento de Binner y Lifschitz, y el futuro del partido en un escenario de polarización.

10-09-2022 06:20

Clara García, la diputada provincial de Santa Fe por el Partido Socialista, no duda en condenar el atentado contra Cristina Kirchner y traza un diagnóstico de la fuerza que supo ser gobierno de su distrito por 12 años tras el fallecimiento de sus dos principales referentes, Hermes Binner y su marido Miguel Lifschitz.

En una conversación que mantuvo con PERFIL, tampoco olvida criticar duramente a la gestión de Omar Perotti y analiza qué sucede con la seguridad.

—¿Qué mirada tiene de lo que le pasó a la vicepresidenta?

—Una absoluta condena y repudio al atentado. La Justicia debe investigar de inmediato para esclarecer este hecho gravísimo en la historia democrática argentina. Definitivamente no a la violencia.

—¿Cómo se encuentra el Partido Socialista?

—Muy fuerte, es un partido centenario, pero sufrió la pérdida de dos de sus líderes, Hermes Binner primero y Miguel Lifschitz después. Eso nos llevó a tomar grandes decisiones. Una, fue tomar la antorcha que dejaron encendida pese a las dificultades, con una presencia socialista que empatiza y define a la sociedad santafesina, con una construcción más horizontal.

—¿Cómo se para el espacio en un contexto dominado por la grieta?

—Con convicciones y fortaleza. El socialismo fue un partido de coalición y síntesis desde siempre, antes de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Así que los diálogos políticos nos quedan cómodos. Pero el escenario de polarización no nos queda cómodo, el adversario no es un enemigo.

—¿El socialismo con quien dialoga?

—Con todos. Ahora, con respecto a acuerdos, con aquellos que tiene mirada de gobierno, de transformación de Santa Fe, no de listas para ocupar casilleros como el Frente de Todos o Juntos por el Cambio. Esta unidad en la diversidad no fue real y somos muy críticos de Perotti, que solo piensa en la lealtad a Kirchner y no a los santafesinos.

—¿Cuáles son los puntos más críticos de la gestión Perotti?

—Es el no gobierno.

—¿Lo esperaba?

—No, porque venía precedido de una gestión como intendente, en la ciudad de Rafaela, con cargos legislativos y ministeriales. Pero la escala le quedó grande. Doy ejemplos: empezó su gestión y el 1 de enero dio asueto un mes. Y la pandemia demostró que el liderazgo del gobernador no estuvo a la altura. Existe un conflicto sindical desde hace cinco semanas en el que no hay diálogo por parte de la provincia. Por otro lado, la seguridad es un punto crítico, con tres cambios de ministros en toda la gestión, y posee dinero en plazos fijos que no se utiliza.

—¿Qué faltó, y falta, para encarar el problema de seguridad?

—Perotti empezó con un mal diagnóstico, pensó que con un slogan se solucionaba. No tuvo vocación en interiorización y desarmó todo lo bueno que se hizo, con políticas que se habían realizado y que permitieron bajar índices. Eran altos, sí, pero estaba encaminado el tema, con una reforma judicial muy potente, rápida. También, con fuerzas de seguridad con control político y gran inversión en todos los planos. A su vez, con una pata social que destacaba a los chicos al borde de la delincuencia. Pero Perotti destruyó todo.

En esta Nota