lunes 16 de mayo de 2022
POLITICA
20-07-2021 18:05

Un analista para la Rosada

Destituyeron en un juicio político al gobernador Jorge Colazo a raíz de las dos denuncias presentadas por el abogado Alejandro De la Riva, quien lo acusó de "mal desempeño del cargo"

20-07-2021 18:05

Tierra del Fuego es la punta del iceberg. El conflicto institucional desatado en la provincia más austral del país conmovió al Gobierno no sólo por la cercanía espiritual de los patagónicos con el derrocado Jorge Colazo. Una lectura fina sobre el tablero político de la Argentina muestra que las luces de alarma deberían encenderse en más de un territorio. Formosa, Misiones y hasta Buenos Aires tienen esquemas internos prendidos con alfileres. Los fueguinos se adelantaron. En rigor, en los territorios donde la estabilidad institucional es precaria, hay hoy un compás de espera lógico del período preelectoral.

El Día D entonces será el 23 de octubre. Ese día podremos medir la salud de la gobernabilidad en el país. Este esquema analítico no está instalado aún en el Gobierno. Así como esta semana tanto los sucesos en Tierra del Fuego como el retiro de Suez de Aguas Argentinas los encontró desprevenidos, la Casa Rosada tiene sólo la hipótesis del triunfo aplastante para las elecciones . Están descorchando champagne antes de tiempo y los vahos etílicos podrían estar afectando a algunas mentes brillantes.

Sólo así se entiende que pronostiquen un triunfo por el 48 hasta el 52 por ciento de los votos a nivel nacional. ¿O están planificando sumar peras con manzanas en la tapa de los diarios del día después? Los K hablan más en base a percepciones que a datos científicos. Artemio López se dedica a medir la reacción ante el paso del Presidente en los distintos distritos. Pero aún no le encargaron a nadie una encuesta nacional. Uno de los consultores que frecuenta los pasillos del poder terminó un estudio esta semana, financiado por empresas.

"Un dato no se publicará: Chiche está a sólo quince puntos de Cristina en Buenos Aires"

Los datos no se publicarán. Sólo se supo que Cristina está hoy en 34 puntos reales, a sólo 15 de Chiche Duhalde. Obvio que ése no será el resultado final. En esos números no hay proyecciones. Pero todo indica que Cristina tampoco alcanzará los famosos 47 puntos de intención de voto que tenía cuando recién lanzó su candidatura. Se necesita una diferencia contundente no sólo para tener alternativa presidencial propia (Cristina será candidata si su marido insiste en que en 2007 se vuelve al Sur), sino para que Felipe Solá pueda gobernar sin problemas hasta el final de su mandato.

El gobernador está paralizado institucionalmente. Gestiona sin presupuesto aprobado, exponiéndose a futuras demandas judiciales. No maneja ninguna de las cámaras. Un quiebre institucional en la provincia no podría dejar indemne a la Rosada. Quizás en Balcarce 50 se debería haber tomado este camino analítico a la hora de denunciar, y después acallar, el famoso pacto opositor de desestabilización. En el extremo norte la situación no es muy diferente. En Formosa los escarceos ya se empiezan a hacer notar. Porque queda claro que el ex gobernador Vicente Joga no piensa dejar tranquilo a Gildo Insfran.

Y lo mismo pasa en Misiones: ¿alguien cree que Ramón Puerta ya fue? Sin ir más lejos, pegó un portazo en plena campaña electoral y acusó a la lista liderada por Luis Viana de fraude. La dispersión del peronismo a nivel nacional, según una investigación del Centro de Estudios Nueva Mayoría, hace que el PJ se presente como tal en sólo 8 de los 24 distritos del país. Y con el justicialismo dividido, ¿qué institución está tranquila? La salud de la República también se verá reflejada en la composición de ambas cámaras después de octubre.

"El gobernador está paralizado institucionalmente. Gestiona sin presupuestos aprobados, exponiéndose a futuras demandas judiciales"

El panorama será de obvia dispersión. Pero el actual moderado discurso presidencial puede ayudar. Alguien debería tender puentes en nombre del oficialismo a esa masa de diputados y senadores que ingresarán al Congreso en nombre de otros. Está claro que, como buenos hijos de la sociedad argentina, los políticos actuales no tienen memoria. Pero cuando necesite al duhaldismo para las leyes fundamentales, ¿podrá olvidarse Chiche de las lágrimas de sus hijas en la mesa familiar pidiéndole al padre que por favor saliera a desmentir su supuesta vinculación con el narcotráfico?

Elisa Carrió dijo hace unos días que el Presidente inspira respeto pero no cariño entre sus propios diputados. El problema no es ése. El gran tema es que Kirchner no inspira piedad sino sed de venganza entre sus enemigos.