lunes 19 de abril del 2021
SOCIEDAD Protestas
21-12-2020 14:35

Un cierre de año agridulce para el Garrahan: entre el reconocimiento y los reclamos

Los trabajadores del centro médico llevan a cabo medidas de fuerza en reclamo de una paritaria que iguale la inflación y mejoras en las condiciones laborales.

21-12-2020 14:35

El personal de salud fue uno de los sectores que estuvo en primera línea en la lucha contra la pandemia de coronavirus, por eso se los integró en la categoría de “esenciales”. En estos casi nueve meses se les exigió un esfuerzo extra para realizar su labor en un contexto en el que las certezas eran escasas y el riesgo al contagio era elevado.

El 2019 finalizó con la celebración de varios reconocimientos internacionales para el Hospital Garrahan, como el premio a "la mejor iniciativa en promoción de la donación", en la categoría extranjera, otorgado por la Sociedad Española de Transfusión y Terapia Celular o una condecoración al Servicio de Errores Congénitos del Metabolismo, entre varios otros.

Sin dudas, este fue un año muy duro pero los trabajadores del centro cierran el 2020 con un peor sabor de boca que el que querían, y no es por la pandemia. Las autoridades del centro les ofrecieron un aumento salarial de un 7%, para luego sumarle otro 18% sin retroactivo en cuotas que se terminará de abonar en 2021.

Personal de salud al límite: "El coronavirus es una catástrofe que nos cambió la vida"

En estos meses, el hospital realizó 63 trasplantes, 12 más que en 2019. También se llevaron a cabo 1.800 consultas mensuales de pacientes con enfermedades oncológicas y 3.600 cirugías de alta complejidad. Ante la oferta paritaria que recibieron, los trabajadores del Garrahan realizaron diversas medidas de fuerza para reclamar una actualización salarial acorde a la inflación acumulada en 2020 y en años anteriores, la regulación inmediata de trabajadores y un salario inicial equivalente a la canasta básica.

Los empleados del hospital elaboraron un video que difundieron en redes en el que denunciaron su situación. El pasado jueves 17 de diciembre llevaron a cabo una jornada de protesta en la que no concurrieron a sus puestos de trabajo, pero realizaron talleres informativos con una movilización al Ministerio.

“Los trabajadores no nos presentamos ante nuestros lugares de trabajo pero sí vinimos al hospital, con paro activo, Hicimos talleres a la comunidad para charlar cuestiones de salud ahora que viene el verano y algunos cursos de primeros auxilios. Pero se aseguró la atención a los pacientes de la guardia externa, las emergencias y lugares de terapia intensiva. El hospital funcionó como un día de guardia común”, explicó a PERFIL Pedro Nuñez, médico asistente del área de emergencia del hospital (MN: 127.711).

La paritaria debió haberse discutido a mediados de año, pero en plena pandemia se pospuso la discusión, como también sucedió en otros sectores, por lo que los trabajadores del hospital tuvieron el mismo salario todo el 2020 a excepción de algunas sumas no remunerativas que se le concedió al personal de salud. Inicialmente, se les concedió un aumento del 7% a partir de octubre, sin retroactivo. Ante los reclamos, se volvió a abrir el diálogo y se le sumó un 18% a terminar de cobrar en mayo del 2021. 

El problema salarial no es reciente, sino que viene de arrastre. Los empleados precisaron que hace varios años que se agrava la pérdida adquisitiva y que se incrementó la pauperización de las condiciones laborales por paritarias en baja, contrataciones de tipo no permanente y el deterioro de otras condiciones

Es un porcentaje que no alcanza cuando se compara con la inflación de este año, que rondará el 35%, y que encima que se empezó a cobrar tarde y en cuotas. La oferta es sumamente insuficiente”, destacó Nuñez.

Médicos se pliegan al reclamo policial: piden paritarias y convocan a una protesta

Los empleados del Garrahan sostienen que no reclaman un reconocimiento especial por lo que fue el año, sino un aumento “justo”. “Nosotros no pedimos una paritaria extraordinaria por nuestro rol, porque es el trabajo habitual de todos los años, pero lo que sí no vamos a permitir es que sea la mitad de cualquier otra que se ha resuelto en el país en las últimas semanas semanas. Por otro lado, los profesionales de la salud de la provincia de Buenos Aires han cerrado una paritaria del 36% con retroactividad, o sea, hay demasiados parámetros cercanos que indican que nuestro número es muy insuficiente. A uno le indigna aún más porque con este esfuerzo que hicimos en 2020”, afirmó Nuñez.

Eugenio Pierro, coordinador del área de orientación médica, no participó de la medida pero sí coincide con que el reclamo es pertinente: “Cuanto más esfuerzo se nos pidió y más sacrificios tuvimos que hacer los trabajadores de la salud nos responden con un aumento salarial tan bajo. Eso marca la sensación de una gran injusticia con respecto a otras paritarias en otros sectores, inclusive los públicos del país”.

Y agregó: “No adhiero a un paro en un hospital público pero el reclamo es totalmente justo. Realmente fue como una falta de respeto a todos los trabajadores, sobre todo los profesionales tanto médicos como no médicos. Los jóvenes tienen un salario inicial de ingreso al hospital que a veces está por debajo de la canasta básica. Por eso, necesitamos una recomposición salarial”.

Cuanto más esfuerzo se nos pidió y más sacrificios tuvimos que hacer los trabajadores de la salud nos responden con un aumento salarial tan bajo

Para mañana, hay una nueva asamblea en la que van a decidir cuál es el siguiente paso en su hoja de ruta. “El plan es seguir con la lucha. Estamos abiertos a cualquier charla y negociación pero no estamos dispuestos a seguir esperando porque ya lo hicimos por 6 meses”, concluyeron.

A la sensación de injusticia se le suma la incertidumbre de en qué fechas obtendrán una respuesta con la cercanía de las fiestas de Navidad y Año nuevo y  el período de vacaciones. “Sabemos que eso se diluye un poco en el futuro y no queremos que eso siga escalando hasta paralizar el hospital, que sería una locura”, lamentó Pierro.

Los trabajadores más antiguos recuerdan un paro que hubo en 2005 del que costó mucho recuperarse. Por otro lado, aseveran que las protestas no son contra la gestión del Frente de Todos ni la de Juntos por el Cambio puesto que el hospital recibe 80% fondos de Nación y 20% de la Ciudad. “La medida es cero connotación política, no nos mueve eso. Esto es tratar de que nos reconozcan el esfuerzo y la necesidad de una recomposición salarial”, señalaron. 

En esta Nota