jueves 02 de febrero de 2023
ECONOMIA Desigualdad

Más de 131 millones de personas no pueden pagar una dieta saludable en América Latina

La región tiene el costo más alto respecto al promedio del resto del mundo, de acuerdo con el Panorama de Seguridad y Nutricional Alimentaria de las Naciones Unidas.

19-01-2023 04:23

Unas 131,3 millones de personas en América Latina y el Caribe, que representan el 22,5% del total de la población, no tienen los medios suficientes para pagar una dieta saludable. Esto representa un aumento de 8 millones con respecto al 2019, de acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

Con US$ 3,89 por persona por día, la región tiene el costo más alto respecto al promedio del resto del mundo, que es de US$ 3,54. Acceder a una dieta saludable en el Caribe tiene un valor de US$ 4,23; en América del Sur es de US$ 3,61 y en Mesoamérica es de US$ 3,47, indica el reporte de la ONU.

El Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la ONU indica que en el Caribe, el 52% de la población ha sido afectada por esta situación; mientras que en Mesoamérica este número alcanza el 27,8%, y, en América del Sur el 18,4%.

La fortuna de los multimillonarios crece US$ 2.700 millones por día

Para la ONU, la falta de acceso a una dieta saludable está relacionada con variables como el nivel de ingresos de un país, la incidencia de la pobreza y el nivel de desigualdad.

A ello le suman el aumento de precios internacionales de alimentos desde 2020, especialmente después del inicio del conflicto en Ucrania, así como el incremento en la inflación alimentaria por sobre la general.

“Ninguna política por sí sola puede proporcionar la solución a esta problemática. Es necesario reforzar los mecanismos de coordinación nacionales y regionales para responder al hambre y la malnutrición”, señaló Mario Lubetkin, subdirector y representante regional de FAO para América Latina y el Caribe.

“Para contribuir a la asequibilidad de dietas saludables, se requiere crear incentivos para la diversificación de la producción de alimentos nutritivos dirigidos principalmente a la agricultura familiar y productores y productoras de pequeña escala, medidas para la transparencia de los precios de estos alimentos en los mercados y el comercio, transferencias en efectivo y otras acciones como la mejora de los menús escolares”, concluyó Lubetkin.

Las poblaciones más afectadas por la falta de acceso a una dieta saludable

“Hablamos de la región del mundo con la dieta saludable más costosa, lo que afecta particularmente a las poblaciones vulnerables —pequeños agricultores, mujeres rurales y poblaciones indígenas y afrodescendientes—, las cuales destinan un mayor porcentaje de ingresos a la compra de alimentos”, dijo Rossana Polastri, directora regional del FIDA.

“Para revertir esta situación, debemos promover soluciones innovadoras que diversifiquen la producción y aumenten la oferta de alimentos saludables y que mejoren el acceso de los pequeños productores a los mercados y los alimentos de calidad”.

LM / ED