jueves 15 de abril del 2021
INTERNACIONAL Prohibido olvidar
06-08-2020 13:13

A 75 años de Hiroshima: Japón quiere "un mundo sin armas nucleares"

El embajador de Japón en la Argentina pide que la comunidad internacional avance en la eliminación y no proliferación de arsenales de destrucción masiva.

Nakamae Takahiro*
06-08-2020 13:13

Un 6 de agosto, hace 75 años, una bomba atómica causó en Hiroshima la pérdida de decenas de miles de preciadas vidas. La ciudad se transformó en cenizas y el sueño de esas personas, así como la luz de su futuro, les fueron arrebatados. Aún quienes pudieron retener sus vidas, tuvieron que sobrellevar penurias indescriptibles. Desde aquellos escombros, de donde se decía que no crecería ni una planta durante 75 años, Hiroshima ha logrado recuperarse asombrosamente, mediante su incansable esfuerzo, como “Símbolo de la Paz y de la Esperanza”.

Por otra parte, siendo el único país que ha sufrido por las bombas atómicas durante guerra, se ha mantenido inalterable la misión de Japón durante todo este tiempo: esforzarse para hacer realidad “un mundo sin armas nucleares”. Firme a los tres principios no nucleares de no poseer armas nucleares, no producirlas y no permitir su ingreso al país, Japón trabaja para promover la comprensión de la comunidad internacional respecto a la terrible realidad de la bomba atómica, y para que esa realidad sea transmitida a las siguientes generaciones. Por otro lado, la comunidad internacional se encuentra en una difícil situación debido tanto a la amenaza creciente de las armas de destrucción masiva como a las diferencias en los puntos de vista respecto al desarme nuclear. Frente a ello, Japón mantiene su firme determinación de tomar el liderazgo en la Iniciativa de Desarme y No Proliferación Nuclear (NPDI por sus siglas en inglés) y otros foros, para tender un puente entre los Estados poseedores y no poseedores de armas nucleares, incitar la cooperación de ambas partes para fomentar el diálogo, y así orientar los esfuerzos colectivos de la comunidad internacional por esta causa.

Hiroshima: por quién doblan las campanas

Japón da especial importancia a la entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT), a través de sus continuos esfuerzos diplomáticos para promover la firma y la ratificación de los países que aún no lo han hecho, incluyendo aquellos definidos como esenciales para la entrada en vigencia del Tratado. Asimismo, Japón atribuye gran valor al pronto comienzo de las negociaciones para un tratado de prohibición de la producción de material fisible (FMCT).  Son medidas pragmáticas para el desarme nuclear que requieren involucrar tanto los países con como los países sin armamento nuclear. Desde 1994, Japón viene presentando anualmente ante la Asamblea General de las Naciones Unidas una resolución para la eliminación de las armas nucleares, que incluye medidas concretas y prácticas de desarme y no proliferación. La resolución de 2019, con 160 países incluyendo la Argentina a favor, fue adoptada con un amplio margen de apoyo.

Quisiera expresar mi respeto al compromiso y al liderazgo de la Argentina en el esfuerzo multilateral en este tema. Actualmente, el Embajador argentino Rafael Grossi se desempeña como Director General del Organismo Internacional de Energía Atómica continuando con la voluntad de su predecesor, el embajador japonés Amano Yukiya. El Embajador Gustavo Zlauvinen es Presidente designado de la Conferencia de las Partes de 2020, encargada del Examen del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (NPT) que este año celebra el 50°aniversario de su entrada en vigor. Ésta es la piedra angular de los esfuerzos mundiales para promover el desarme, prevenir la proliferación de las armas nucleares, y fomentar el uso pacífico de la energía nuclear. Japón desea seguir colaborando estrechamente con Argentina en esta sublime tarea.

En 2016, la visita del presidente Barack Obama marcó un hito histórico por ser la primera vez que un presidente de los EE.UU. en ejercicio visitaba Hiroshima. Durante su discurso en aquella ocasión, el presidente afirmó que se puede elegir “un futuro donde Hiroshima y Nagasaki no sean conocidas como el amanecer de la guerra atómica sino como el inicio de nuestro propio despertar moral”. Por su parte, el primer ministro del Japón, Abe Shinzo, manifestó que “estamos determinados a hacer realidad un mundo libre de armas nucleares. No importa cuán largo y difícil sea el camino, es la responsabilidad de nosotros que vivimos en el presente continuar haciendo el esfuerzo”.

Las personas que sufrieron de las bombas atómicas no desean de ningún modo la búsqueda de la venganza, sino que desean de todo corazón la materialización de un futuro en el que la humanidad no vuelva a experimentar jamás lo vivido el 6 y 9 de agosto de 1945. En estos días en especial, después de 75 años desde Hiroshima y Nagasaki, queremos renovar nuestro compromiso, y nuestra disposición de colaborar con Argentina, para hacer realidad “un mundo sin armas nucleares”.

*Embajador de Japón en la Argentina.