lunes 17 de mayo de 2021
INTERNACIONAL Pandemia de coronavirus
06-11-2020 01:45

Corea del Norte tendría "campos de cuarentena" para dejar morir a contagiados de Covid

Kim Jong-un afirmó que no hay ni un solo caso de coronavirus. Lo acusan de esconder a los infectados, dejarlos morir de hambre e incinerar los cuerpos.

06-11-2020 01:45

A casi un año del inicio de la pandemia del coronavirus, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, reafirmó que su país no tiene ni un solo caso de COVID-19.

El mundo exterior cree, sin embargo, que el dictador esconde los números reales y ahora se sumaron fuertes acusaciones sobre que tendría "campos de cuarentena" secretos para esconder a los contagios, dejarlos morir de hambre e incinerar los cuerpos para que no queden evidencias.

La información fue publicada por varios medios internacionales como el South China Morning Post, el Dailymail del Reino Unido y New York Post, entre otros, que se basan en el relato de Tim Peters, el activista cristiano que dirige Helping Hands Korea, una organización sin fines de lucro con sede en Seúl entrega suministros médicos y de otro tipo al norte, quien comentó que fuentes de Corea del Norte le habrían informado que existen "campos de cuarentena" en ciudades cercanas a la frontera con China, donde los cuidados médicos con los pacientes eran escasos o nulos y hasta que no había comida para los enfermos.

"Una de las piezas de información más alarmantes que nos ha llegado es que el gobierno de la RPDC está proporcionando una cantidad mínima o nula de alimentos o medicinas a quienes están enterrados allí", dijo Peters,

Muertes inexplicables y cero infectados: ¿Corea del Norte está mintiendo?

En esa línea, agregó: "Por lo tanto, depende de las familias de los ciudadanos en cuarentena venir al borde de los campamentos y traer alimentos para mantener vivos a los parientes en cuarentena junto con cualquier ayuda relacionada con la salud que puedan reunir, ya sea para comprar medicamentos, o incluso remedios caseros a base de hierbas recogidos de las laderas de las montañas. Mis fuentes indican que muchos en estos campamentos ya han muerto, no solo por la pandemia sino también por el hambre y causas relacionadas".

El activista expresó que la negligencia denunciada coincidía con el testimonio de los sobrevivientes de los campos de prisioneros del país, donde "proporcionar una cantidad absolutamente mínima de alimentos" es una rutina y los presos a menudo sucumben al hambre sin el apoyo sus familias.

"En resumen, mi sensación es que la situación relacionada con Covid-19 dentro de Corea del Norte es muy grave", manifestó.

En ese sentido, también se sumó el relato de David Lee, un pastor que trabaja con desertores norcoreanos en Seúl, quien afirmó que los refugiados que se mantuvieron en contacto con familiares que todavía estaban en el país habían informado casos de personas con síntomas que “fueron obligadas a aislarse o cerradas con tablas en sus hogares sin comida u otros apoyo y dejado morir”.

Lee dijo que las autoridades norcoreanas tienen pocos medios para rastrear la propagación del virus conocido dentro del país como la "enfermedad fantasma".
No tienen los equipos de prueba adecuados”, comentó.

Diario de la peste: los gatos en Corea del Norte

Otro activista que no reveló su nombre, aseguró que las autoridades norcoreanas incineraron varios cuerpos después de un presunto caso de Covid-19 que involucraba a un comerciante que hacía negocios con China bajo el radar.

El mes pasado, el Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo al sitio de noticias especializado NK News que casi 3.400 norcoreanos se habían sometido a pruebas de Covid-19 a mediados de septiembre, una pequeña fracción de la población de alrededor de 25 millones de personas, con todos los resultados negativos.

Corea del Norte selló efectivamente sus fronteras desde enero y, a principios de año, cerró temporalmente las escuelas y aisló a miles de ciudadanos.

En septiembre, los soldados norcoreanos mataron a tiros un funcionario de la agencia marítima de Corea del Sur mientras intentaba cruzar la frontera marítima de acuerdo con una política informada de "disparar a matar" destinada a mantener el virus fuera.

Las terribles violaciones a los derechos humanos en Corea del Norte

Analistas y gobiernos extranjeros, incluidos los Estados Unidos y Japón, durante mucho tiempo han expresado dudas sobre el recuento oficial de casos de Corea del Norte.

Pyongyang no informó de ningún caso de Ébola, Sars o Mers durante los brotes pasados ​​recientes en la región, y en la década de 1990 ocultó a la comunidad internacional el alcance de la escasez de alimentos que se cree que ha matado a entre 240.000 y 3,5 millones de personas. Estos antecedentes hacen dudar de las afirmaciones de Kim.

Sin embargo, Kee Park, profesor de la Facultad de Medicina de Harvard que ha realizado numerosos viajes humanitarios a Corea del Norte, dijo que, no obstante, le parecía "plausible" que Corea del Norte pudiera haber mantenido alejado al virus.

"Como saben, el país se ha cerrado esencialmente a principios de enero y las provincias limítrofes chinas no tienen muchos casos. También podemos ver la relajación limitada del movimiento doméstico y las aperturas escolares como un indicador de su nivel de confianza en su capacidad para mantener el virus fuera", dijo.

EuDr / DS

En esta Nota