MODO FONTEVECCHIA
LA APERTURA DE MODO FONTEVECCHIA

Bullrich al gobierno, Melconian al poder

Después de la presentación de Carlos Melconian como ministro de Economía de Patricia Bullrich, un repaso por las declaraciones más destacadas del economista.

29-8-2023-Melconian Bullrich
. | CEDOC PERFIL

“Sandro puede caracterizar al eventual ministro de Economía de la Argentina, si Patricia Bullrich ganara las elecciones. No solamente por su personalidad extravagante y visceral, sino porque hace un culto orgulloso de su origen en Valentín Alsina, y de allí era Sandro”, explicó Jorge Fontevecchia en la apertura de Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1), del viernes 8 de agosto de 2023.

El economista Carlos Melconian le pone apodos a todos: a Sergio Massa lo llama Caruso Lombardi, porque va a sacar la economía del descenso; a Milei el Rompehielos Almirante Irizar, porque con su predicar instala, rompe un hielo, pero finalmente no es la nave que llega a destino como la principal; y nosotros le pusimos "el Sandro de la economía".

Bullrich cambia: levantar el cepo el primer día quedó en el olvido

Hay dos grandes periodistas que también usan los apodos: Jorge Asís y Horacio Verbitsky. El primero terminó su última columna diciendo que “mientras tanto la más afectada Bullrich debe cargar con las ambigüedades de Mauricio y con la exhibición de su vulnerable agotamiento después de la triste epopeya de haber vencido a Larreta (al que hoy justamente debiera parecerse). La casta que sostiene a Bullrich para no naufragar se aferra hoy al efectivo mesianismo de Melconian, quien ensaya posturas para su lícita campaña presidencial 2027”.

Asís plantea que el objetivo final de Melconian es llegar a ser presidente, algo que parece bastante plausible, y llegar ahora, como ministro de Economía, llegar a ser quien verdaderamente tenga el poder.

Carlos Melconian sostuvo que la dolarización "es una fantasía": la picante respuesta de Ramiro Marra

En los años ochenta, Melconian se desempeñó en el Banco Central de la República Argentina, ocupando la gerencia de Investigaciones Económicas y la subgerencia del Área Externa. A comienzos de los noventa fundó, junto a Rodolfo Santangelo, M&S Consultores. De hecho, Santangelo es uno de los candidatos a ser presidente del Banco Central si Melconian llega al Ministerio de Economía.

En abril de 2002 tuvo el ofrecimiento de reemplazar a Jorge Remes Lenicov en el cargo de ministro de Economía durante la presidencia de Eduardo Duhalde, pero lo rechazó alegando que “un gobierno de transición está limitado para hacer transformaciones”.

Patricia Bullrich presentó a 6 integrantes de su equipo de gobierno

Al año siguiente, cuando se estancó la campaña de Menem, y donde competía contra el candidato de Duhalde, que era Néstor Kirchner, Menem llamó a Melconian a ser su ministro de Economía, y lo dio a conocer para tener mayor impacto electoral, y aunque ganó las elecciones en primera vuelta, el riojano decidió bajarse.

En el 2005 entró al PRO, y en 2007 fue candidato a senador nacional por el PRO. Luego del triunfo de Cambiemos en el 2015, fue designado como presidente del Banco Nación. Dimitió ese cargo en enero de 2017 por diferencias con el jefe de gabinete, Marcos Peña. En agosto de 2023 se hizo público que sería el ministro de Economía de Patricia Bullrich si gana las elecciones.

"No entiendo": la respuesta de un conductor de TN al sistema "holístico" que propone Patricia Bullrich

Melconian ocupa el mismo puesto que ocupó Domingo Felipe Cavallo al frente del Instituto de Investigación de la Fundación Mediterránea, y podría hacerse un paralelismo ya que ambos estudiaron en universidades nacionales.

Cavallo estudió en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba. En 1967, por haber adherido a las medidas de fuerza contra el gobierno de Juan Carlos Onganía padeció la Noche de los Bastones Largos, pero en 1968 se recibió de economista.

A finales de los setenta ascendió a subsecretario del Ministerio del Interior, y en 1982 fue designado presidente del Banco Central, durante el final de la dictadura cívico militar. En 1983 fue consejero económico de José Manuel de la Sota, y en 1987 fue elegido diputado nacional. Se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores de Menem y en 1991 fue designado ministro de Economía hasta 1995. Luego, fue candidato a presidente.

Domingo Cavallo: "Massa está muy enredado con las ideas que Kicillof le metió en la cabeza a Cristina Kirchner"

El otro ministro de Economía importante fue Roberto Lavagna quien en 1967 se recibió de licenciado en Economía Política en la Universidad de Buenos Aires y obtuvo una beca de estudios en la Universidad Libre de Bruselas. Ingresó al sector privado, trabajó en La Cantábrica y luego se desempeñó como titular del Ministerio de Economía durante las presidencias de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Previamente, fue funcionario del gobierno de Raúl Alfonsín, y embajador argentino ante la Unión Europea.

Hay un paralelismo entre estos dos ministros fuertes: Cavallo y Lavagna, y es que fueron ministros de Economía con un enorme peso político, y al mismo tiempo candidatos a puestos selectivos y ambos candidatos a presidentes de la nación.

En el repaso por las declaraciones de Carlos Melconian, hay una que marca la autonomía del economista, fundamentalmente sobre el ex presidente, Mauricio Macri, que es el punto central y la estrategia de Bullrich para parecerse a Horacio Rodríguez Larreta, tanto en un giro hacia el centro, como para poder exorcizar la figura de Macri.

Melconian: "Si la gente entendiera la dolarización, habría una manifestación en Plaza de Mayo"

En 2018, Melconian apuntó directo a Macri y dijo “boludeaste dos años con las buenas ondas y ahora vas a recoger la inflación y nivel de actividad en la previa a la elección”, fue la crítica más grande que se le haya hecho a Macri mientras era presidente, con palos para Jaime Durán Barba y Marcos Peña.

En la presentación como ministro de Bullrich, en Córdoba, aseguró que “no estamos frente a un salto al vacío”.

La nueva campaña de Bullrich: planes y equipos, afianzar JxC y pisar fuerte en Córdoba y Provincia

“Sandro fue un pésimo actor y a la vez un actor sin igual, es decir, cuando en el cine tuvo que encarnar a un joven cantante enamorado y melindroso, era difícil de tolerar, pero cuando tuvo que inventarse una vida, es decir, actuar en el teatro de la existencia hizo todo a la perfección, entonces fue gitano, al punto de que muchos aún lo siguen creyendo. Quien sabe lo que hubiese logrado llamándose simplemente Roberto Sánchez, tal vez lo mismo que tantos Sánchez, perdurar en la guía telefónica. Inventándose un nombre como Sandro, en cambio, un simple nombre, no un nombre y un apellido, un nombre solamente, aún perdura en nuestras cabezas”, escribió Guillermo Piro, el columnista de cultura.

Sin ninguna duda inventarse el personaje en la vida, es decir, “actuar en el teatro de la existencia” es algo que supo hacer Melconian.

Patricia Bullrich marca la cancha: "En JxC siempre hemos estado presos de qué iba a hacer Macri"

Como Cavallo hacía con Menem, Melconian tira flores y trata de empoderar a la candidata, asegurando que “Patricia tiene pasta de líder”.

Su verdadero conflicto y competencia es con el candidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei, quien aseguró que solo debate presidentes. Un dato interesante, es que Javier Milei se está dejando las mismas patillas que tenía Carlos Menem.

El eventual ministro económico aseguró que “el BCRA para Argentina ha sido un clavo remachado”, y si bien no habla de dinamitar, demuestra su interés por enderezarlo. Al mismo tiempo sostiene que “no me hagan decir pelotudeces”, volviendo a la discusión que tenía con Macri, Peña y Durán Barba, quienes le exigen decir cosas políticamente correctas, y con esta declaración apunta a dejar los tantos claros con Patricia Bullrich.

Bullrich-Melconian, la nueva fórmula de JxC

“El régimen cambiario esta vez va a arrancar por salita roja para terminar en Harvard” aseguró el rey de la metáfora sobre la salida del cepo, y sostuvo que “Harvard sería un régimen cambiario libre”.

No solamente es Sandro, sino también un cultor de las lenguas porque tiene una capacidad de construir relatos como un literato, es un escritor de un personaje que se hizo en el teatro de la vida.

Cuando él coloca a Harvard como el magna cum laude del cursus honorum, es porque le quedó el no haber ido a estudiar a una universidad extranjera, ya que se tuvo que hacer a sí mismo y no tuvo la posibilidad, como tantos otros, de ir a estudiar a Harvard, Chicago o Columbia. Como los economistas que rodeaban a Mauricio Macri, quienes tenían como carácter distintivo el haber estudiado afuera, porque “no venían de Valentín Alsina”.

Melconian volvió a dejar claro su lugar y aseguró que “no vine a discutir con Milei, ni a ser vocero económico de nadie”. La mejor definición de Milei es, cuando Melconian aún suponía que no era un competidor importante, el Almirante Irizar porque rompía y establecía en agenda temas que eran políticamente incorrectos, pero de una manera inaplicable.

Fuerte editorial de The Economist contra Milei: alertó que es "un riesgo para la democracia"

El 5 de septiembre, el economista, junto a Alejandro Fantino, casi se puso a llorar y declaró que “me daría bronca tener que tirar todo esto a la mierda”.

De la misma forma que se lo cataloga el Sandro de la economía, que diga tantas malas palabras en una sola oración, dice mucho.

Uno podría construir distintas taxonomías respecto a lo que representan figuras públicas dentro del contexto ideológico, se puede hablar de derecha e izquierda como uno de los vectores más utilizados con los que se establecen categorías políticas. Mucho más importante que las ideologías es la estética, y en la idea de elitistas y populares está la clave en la elección de quien llegue al gobierno.

Y un día llegó Melconian

Macri es popular pero, en líneas generales, lo rodeaban elitistas, y probablemente llegó a la presidencia, independientemente de lo elitista, por lo popular que fue por Boca.

La forma de hablar de Melconian transmite que es popular, y probablemente Javier Milei también comenzó y tiene un origen popular, de clase media, y hoy que se asocia a los economistas del fin de la época de Menem, casualmente, está cerca de conservadores elitistas, y este sea quizá uno de sus problemas.

Javier Milei le baja el precio a Carlos Melconian

Cuando Melconian dice “para 48 millones de argentinos” es popular, habla como la gente común, tiene la desinhibición de las formas de cortesía de la persona común, y por eso la mejor definición es el Sandro de la economía, orgulloso representante de Valentín Alsina.

MVB JL