jueves 06 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA LA APERTURA DE MODO FONTEVECCHIA

Dimensión emocional y práctica de movilizar

La situación judicial de Cristina Kirchner por la Causa Vialidad generó reclamos y una gran movilización a su favor, mostrando la unidad del peronismo. La comparación con otros casos, las chances de un indulto a la vicepresidenta y las posibilidades de que vuelva a ser candidata.

26-08-2022 09:00

"Comenzamos el programa escuchando a Hernán Figueroa Reyes, interpretando la canción Unidos, que fue lo que produjo el alegato del fiscal Luciani y el posible fallo en la Causa Vialidad. Vamos a hablar de la importancia de las movilizaciones, comenzando por Juan Domingo Perón, el 17 de octubre de 1945, quien habló del movimiento colectivo como "el renacimiento de una conciencia de los trabajadores". Otra dimensión sería la de mayo de 2017, cuando se volvió atrás con el fallo del 2x1 para condenados por delitos de lesa humanidad. Estela de Carlotto señaló en aquel momento que "la sociedad ha reaccionado con firmeza" frente a "los embates de un pasado siniestro", decía Jorge Fontevecchia en la apertura de Modo Fontevecchia (Net TV y Radio Perfil FM 101.9) de este viernes 26 de agosto.

"Quien mejor resumió la dimensión emocional fue Mariano Recalde, quien los simbolizó como "tocarle la cola a la leona". Además, manifestó que "estamos preparados para salir a la calle y mostrar lo que quiere el pueblo". Él habla de un despertar de la conciencia, la misma frase de Perón. En otra dimensión, las marchas en apoyo tienen un componente simbólico y construyen un renacer del relato. De hecho, la tapa de Noticias plantea una Cristina Kirchner diciendo que hay que salvar el relato. Es mostrar que la vicepresidenta no tiene nada que ver con la corrupción y que es un problema de malos funcionarios", explicó el conductor.

"Sí, me gustaría que vaya presa": un 67% opina que Cristina Kirchner debe ser condenada

"La dimensión práctica es la más interesante y va a terminar con el indulto, aunque se diga que no. Luego se compartió un audio de Recalde, diciendo que "vamos a volver a estar en la calle" y que "hay un clamor en todo el país". Por su parte, Hebe de Bonafini planteó que es necesario "una gran pueblada y bien preparada, como pasó con el 2x1". "Les vamos a ganar porque somos más y lo hacemos con amor", enfatizó.

También, en Noticias, hubo una tapa de Luciani que decía que era el hombre que podía santificar a Cristina Kirchner, reforzando el cariño y la demostración de empatía, además de conseguir la unidad del peronismo. Por su parte, Alberto Fernández se mostró a favor de "una gran movilización". "A los peronistas nunca nos preocupó estar en las calles", recalcó.

La Causa Vialidad y su comparación con otros hechos históricos

"En la manifestación del 17 de octubre de 1945 se logra sacar al líder de la cárcel, pero no por la Justica. Aquel era un gobierno de facto, donde renuncia el Secretario de Trabajo, que era Perón, lo llevan preso y por eso el pueblo reclama. Como no era un encarcelamiento judicial, se ordena liberarlo. Es incomparable con una marcha a favor de Cristina. La solución práctica sería el indulto o la amnistía. En el caso del 2x1, se produce una enorme movilización y el Congreso dicta un nueva ley, diciendo que el 2x1 no aplica a delitos de lesa humanidad", desarrolló el periodista.

Alertan que el riesgo que atraviesa el fiscal Diego Luciani "es significativo"

"Si se llegase a condenar a Cristina, la presión popular podría generar un indulto que le devuelva a la vicepresidenta su carácter de candidata. La posibilidad de que vaya presa es casi nula. El elemento político es que no podría ser candidata con una condena firme. Un indulto modificaría esa posibilidad, como lo decía Raúl Zaffaroni. Esa sería la dimensión práctica de restaurar un relato y crear las condiciones para un indulto o una amnistía, pero no es una presión a los jueces porque el tema no lo van a resolver ellos", resaltó el conductor.

"El fiscal Luciani prácticamente concluyó su obra y por eso es distinto al caso de Nisman. El 90% de su tarea ya se produjo y no habría nada por hacer para no producirle un daño a la vicepresidenta. Eso ya fue el alegato, con sus consecuencias jurídicas y simbólicas, además de las pruebas concluyentes para quienes no quieren a Cristina Kirchner. El tema de fondo será el 2024, 2025 y 2026, para que, si condenan a Cristina, pueda ser modificado para que sea candidata nuevamente", cerró Fontevecchia.

JL PAR