MODO FONTEVECCHIA
UNIDAD NACIONAL

Leandro Santoro: "Empieza a haber en Argentina una necesidad de generar consensos"

El diputado nacional de Unión por la Patria remarcó la exigencia de un gobierno de concertación en el país, y recurrió al ejemplo de Israel, donde mediante un acuerdo político y social se superó la hiperinflación. "Soy un dirigente político bastante outsider", enfatizó.

Leandro Santoro
Leandro Santoro | Télam

Leandro Santoro destacó la importancia de despolarizar la sociedad, tener una agenda de trabajo basada en experiencias históricas y construir puentes entre diferentes actores. “Hay una suerte de empate hegemónico donde no se puede resolver definitivamente un modelo de desarrollo a largo plazo”, señaló en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Leandro Santoro es diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires, de 2021 a 2025. Fue candidato a jefe de Gobierno en 2023 por la Ciudad, legislador porteño en 2017, y subsecretario nacional para la reforma institucional y fortalecimiento de la democracia en 2015. Además, fue candidato a vicejefe de Gobierno acompañando a Mariano Recalde en 2015. Este viernes señaló, a través de su cuenta de X (ex Twitter), que hay similitudes entre el villano de la película "Wish" de Disney y Javier Milei. Según el diputado, ambos son narcisistas, déspotas, caprichosos y manipulan los deseos de la gente, abusando de los poderes excepcionales.

Leandro Santoro aseguró que el Gobierno “ya está fundiendo a las provincias”

¿Crees que el villano de la película Wish terminará siendo más parecido a Javier Milei o Milei al villano?

No lo sé. Lo que pasa es que se dio una situación rara. Llevé a mi nena a ver la película al cine, y la culminación de la explicación que diste vos es que el villano es enfrentado por una joven cantante, y justo se daba lo de Lali.

La consultora Zuban Córdoba dice que vos sos el político de la oposición con mejor imagen, después del papa Francisco, y que serías la persona más en las antípodas del propio Javier Milei. ¿Te quedaste frío cuando escuchaste esto?

Es fuerte. No deja de ser una encuesta y siempre una encuesta es un recorte temporal y arbitrario de la realidad. Primero, muy agradecido a Córdoba que me haya tenido en cuenta, porque él tomó la decisión de incluirme y eso ya no es común. Yo soy un dirigente político bastante outsider, estoy bastante fuera de este circuito. Después, a la gente que se pronunció a favor, obviamente es un mimo, pero no deja de ser una encuesta.

Los gobernadores con mejor y peor imagen, según una encuesta: Passalacqua y Orrego en el podio, Quintela y Kicillof pierden la carrera

Las críticas de CFK al Gobierno

Para muchos, el texto de Cristina Kirchner es una repetición del pensamiento de siempre. Para otros, incluso analistas brasileños, representa un reconocimiento de Cristina a la necesidad de alguna reforma laboral, la posibilidad de privatizar parcialmente algunas de las empresas del Estado. ¿Crees que hay una evolución en el pensamiento económico de Cristina Kirchner? ¿Crees que hay un proceso de acercamiento a lo que sería la oposición "dialoguista"? ¿Ves en Cristina una tendencia hacia el centro en ese documento?

Primero, separemos algunas cosas. El núcleo del análisis teórico de ella es el mismo. Ella dice que hay tres problemas en la economía argentina: la restricción externa (que es la ausencia relativa de dólares), la economía bimonetaria y el endeudamiento excesivo en moneda dura. Desde ese núcleo empieza a plantear la necesidad de tener un modelo de desarrollo, y finalmente llega a una agenda, que puntea como para decir "estos son los temas que la Argentina debería discutir", donde incluye la inseguridad, la educación, y tiene una mirada más flexible de la que se supone que venía teniendo.

Cristina Kirchner y Javier Milei
Cristina Kirchner y Javier Milei.

Las veces que la escuché, la escuché en la misma dirección, no encontré grandes diferencias. Si encuentro que empieza a haber en la Argentina más condiciones para generar algunos consensos que son imprescindibles para modernizar nuestra estructura productiva y social, y eso me parece que es positivo porque muchas veces los debates en nuestro país quedan trabados, más por cuestiones personales o estéticas que por cuestiones de fondo, o porque "Fulano dice una cosa, entonces yo me niego a discutirlo" o porque la forma de pronunciar determinada discusión determina, por ejemplo, que el resultado pueda ir en una dirección y no en otra.

Lo urgente o lo importante

El caso más concreto es el de la reforma laboral. Fijate que ella usa el concepto “actualización laboral” para diferenciarse de reforma, porque eso remite a la discusión de los noventam donde la reforma laboral era la precarización y la quita de derechos. Y ese juego, que creo en algún momento vos también has hecho una distinción cuando hacés referencia en tu nota del domingo a las formas de decir economía bimonetaria de los amigos de Guzmán (que lo planteás como una distinción o diferenciación teórica), explica, desde mi perspectiva, cierta dificultad que tenemos los argentinos, aunque parezca insólito, para avanzar en algunas discusiones. En cómo se formulan las cosas porque remiten a momentos de la historia argentina donde la dirigencia política se quiere anclar o diferenciar. Con la reforma o actualización laboral me parece que pasa algo de esto, y ella toma la decisión de decirlo de determinada manera, ponerlo en su agenda, pero entiendo que es para construir una agenda de discusión hacia adelante.

Cambios estructurales: cómo continúa el debate sobre la reforma laboral

Lo que vemos es que, más allá de que les cuesta pronunciar la palabra del otro, hay un acercamiento de las ideas de Cristina Kirchner a una cantidad de ideas que podrían significar todo lo que no es PRO y libertarios, es decir, proyectos que puedan salir aprobados tanto en Diputados como en el Senado que no tengan que ver con iniciativas del Ejecutivo.

Habrá que ver. Que hay predisposición, lo encuentro en todos los dirigentes políticos de la Argentina (incluso también los de la derecha), al revisar posiciones históricas para poder avanzar. Es el empate hegemónico de Portantiero esto: acá la fuerza política que gana no tiene capacidad de desplegar su proyecto de gobierno; y la que pierde, bloquea. Hace muchos años. Hay una suerte de empate hegemónico donde no se puede resolver definitivamente un modelo de desarrollo a largo plazo. Hay que lograr construir consensos mínimos como sociedad porque tanto en materia, por ejemplo, de política de crecimiento y política productiva, como en política financiera, en relación a la necesidad de encontrar un acuerdo sobre qué hacemos con los pesos y qué hacemos con los dólares, es el gran nudo gordiano de la economía argentina.

Leandro Santoro
Leandro Santoro, ex candidato a jefe de Gobierno porteño.

La discusión entre la emisión monetaria y la emisión de deuda, es una discusión que requiere que la dirigencia política tome más iniciativas y que busque formas alternativas de encontrar coincidencias o incluso de tener en claro cuáles son las disidencias para salir del pantano en el que estamos ahora. Si te pregunto cuáles fueron los grandes debates que vos recordás de la democracia moderna argentina, tenés que hacer memoria, pero difícilmente pasen por circunstancias económicas. Sacando la ley de reforma del Estado en los noventa, en general, los debates políticos entre las distintas fuerzas estuvieron resumidos a aspectos institucionales. Después, no hemos logrado construir consensos en esta dirección, y ojalá esto sirva para eso.

El Gobierno nacional fue a la Corte para intentar reflotar el suspendido capítulo laboral del DNU

Alejandro Gomel: ¿Cómo imaginás una construcción para enfrentar esto que se viene cuando aparece como una atomización dentro del espacio opositor?

Insisto con una idea que me parece central: la Argentina necesita un gobierno de concertación. La Argentina tiene que resolver un modelo productivo, de distribución económica, de desarrollo y necesita aprender de experiencias históricas donde esto fue posible.

Yo vengo poniendo el caso de Israel, que me parece que es significativo porque ahí también se encuentran diferencias con la interpretación que el Gobierno nacional hace en el caso de Israel. Israel logra terminar con el 400% de inflación interanual a partir de, primero, un acuerdo político y después un pacto social, que le permite iniciar un proceso de desindexación de la economía. Hubo un acuerdo político que permitió coordinar expectativas a los agentes económicos y actores sociales, y a partir de ahí, en un acuerdo que combina instrumentos ortodoxos y heterodoxos, se empieza a definir un norte de país.

Lula apuntó a Israel por sus ataques a Gaza: "Esto no es una guerra sino un genocidio"

Creo que esto es lo que hay que construir en la Argentina. Primero hay que tener claro hacia dónde queremos ir. Para mí es fundamental despolarizar nuestra sociedad, tener una agenda de trabajo que incluya las experiencias históricas o internacionales que puedan ser válidas para nuestra etapa, y después tener en claro que representa cada uno.

Yo pienso ese escenario de concertación nacional desde la baldosa de la centroizquierda, porque es el espacio político al que uno adscribe desde que es pibe, pero también es necesario empezar a construir puentes con otros actores, porque sea quien sea que gobierne va a tener que resolver problemas que ningún partido político sólo lo va a poder resolver. Y va a tener que construir una agenda en conjunto, y para mí es desde ahí que tenemos que plantear la discusión, tanto en el Parlamento como de cara al futuro.

MVB JL