MODO FONTEVECCHIA
Panorama electoral

Luis Alberto Quevedo: "El dilema de las PASO es si los candidatos que pierdan apoyarán a los que ganen de su espacio"

El sociólogo hizo foco en la dificultad intrínseca que plantean las internas. "Se ha discutido que Daniel Scioli perdió en 2015 porque hubo un retiro a la militancia por su candidatura", afirmó.

Luis Alberto Quevedo
Luis Alberto Quevedo | Wikipedia

Luis Alberto Quevedo, asesor en políticas de comunicación, expresó que Scioli ganaría una interna contra Wado de Pedro en el Frente de Todos. “El no querer ir a una PASO, por parte del kirchnerismo, tiene mucho más que ver con la debilidad que con la fortaleza”, resaltó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Dijiste que lo central del discurso de la Vicepresidenta fue el programa que propuso para un próximo gobierno. ¿Cómo sería ese programa a tu juicio?

Creo que, en la Plaza del 25 de mayo, Cristina dio un discurso no esperado. La Plaza fue una especie de acto en la que se intentaba que ella revierta su posición de no participar como candidata. Ratificó que no va a participar en ninguna lista pero, sin embargo, lo que sí dijo es algo que yo denominaría como un programa.

En primer lugar, una renegociación del acuerdo con el FMI. Ella dice que fue un préstamo político y que, por lo tanto, necesita una salida política que le permita a la Argentina tener un desarrollo con inclusión.

Néstor y Cristina. Maridaje de creencias

Insistió mucho en el fortalecimiento del Estado y hubo mención a todo el tema de las privatizaciones.

Dijo algo que me parece muy importante, que es la articulación entre lo público y lo privado. Cristina viene insistiendo hace bastante tiempo que cualquier salida tiene que hacerse con un acuerdo público-privado. Señalo esto porque expresa que lo que ella propone no es solamente un acuerdo entre la dirigencia política, sino también con los sectores productivos.

Habló también de un proyecto de desarrollo económico con inclusión para salir de esta economía primarizada y criticó cómo se estaba manejando el litio, entre otras cosas.

Cristina: un acto para un programa de gobierno

Ese discurso que parecía, a priori, que iba a estar más ligado a la coyuntura electoral, Cristina lo corrió hacia un programa de futuro.

El enigma es quién es capaz de llevar adelante este programa de futuro en el Frente de Todos. Lo que más sorprende es que las figuras que estaban allí en el palco, entre ellas, estaba Sergio Massa, el ministro de Economía, con el interrogante de si Sergio Massa compartiría un programa de este tipo. Esas tensiones, a mi gusto, estuvieron también en el palco.

¿Ves que existe posibilidad de que el Gobierno revierta la derrota que sufrió en las legislativas del 2021 y el Frente de Todos pueda volver a ganar?

Yo diría que, desde el punto de vista de las encuestas electorales, hoy la Argentina está partida en tres, electoralmente, ideológicamente no.

Lo que sabe Cristina

En lo electoral, aparece un tercio de la actual coalición gobernante. Yo tengo muchas dudas de que se mantenga la coalición tal cual está. Otro tercio lo tendría Juntos por el Cambio, que sufre una lucha interna muy grande. El que se mantiene tal cual es el sector de Javier Milei, que ha crecido, y hoy disputa con un tercio del electorado.

Esto, desde el punto de vista electoral. Por lo cual, uno podría decir que habría posibilidad para los tres espacios políticos para ingresar a un balotaje. Lo que yo no creo es que haya tres tercios desde un punto de vista ideológico, de posicionamientos políticos.

Yo creo que el votante de Milei, si no ingresa al balotaje, va a inclinarse a Juntos por el Cambio. Si el que no entra es Juntos por el Cambio es más difícil, creo que se dividiría más. Pero los espacios no son equivalentes desde el punto de vista ideológico.

Javier Milei lapidó a Juntos por el Cambio: "Son los más sucios de la política"

¿Pensás que tanto el Frente de Todos como Juntos por el Cambio pueden llegar a partirse?

Creo que la coalición gobernante tiene hoy la tensión de que Cristina Kirchner es la política más importante que tienen, y sigue siendo un engranaje de cómo se mueve el sistema político argentino, pero con un tipo de liderazgo que tiene menor peso electoral del que tuvo en 2017 y 2019.

Hoy el Frente de Todos es más heterogéneo y más difícil de amalgamar. El palco del 25, por ejemplo, tuvo algunas ausencias. No estuvo la CGT, no estuvieron todos los gobernadores que podrían haber estado, a Agustín Rossi lo invitaron pero no subió al palco, no estuvo Scioli, no estuvo Alberto Fernández, es decir, es una coalición que tiene crujidos importantes.

No es evidente que la resultante sea el mismo Frente de Todos con el liderazgo de Cristina definiendo candidaturas. Hoy Scioli dice “quiero ser candidato”, y el kirchnerismo está diciendo “no hay PASO, se hace lo que dice Cristina Kirchner”.

Se agita el FdT por el piso de la interna y las listas

¿No creés que las PASO podrían resolver el problema del amalgamiento? ¿Creés que el que pierde las PASO puede llegar a correrse y romper el Frente de Todos?

Ese es un tema que tienen las PASO tanto para la coalición gobernante como para Juntos por el Cambio. El dilema de las PASO es si los candidatos que pierdan apoyarán a los que ganen de su espacio. Es una incógnita en ambos espacios.

En el Frente de Todos hay algunas distancias que no sé si son salvables. Por ejemplo, la candidatura de Daniel Scioli, que él dice que mantiene intención de voto a nivel nacional y cree que podría tener un gran apoyo de gobernadores y de fuerzas del peronismo que no se alinean al kirchnerismo ni a La Cámpora.

Si la interna la gana Scioli, ¿la militancia kirchnerista lo apoyaría? Ya en 2015 eso estuvo en duda. Lo inverso también. Si la fórmula finalmente fuera Wado de Pedro - Sergio Massa, ¿todo el espacio del frente acompañaría? Tengo mis dudas.

Campaña sobre rieles: Sergio Massa y Wado de Pedro reinauguraron el tren turístico Mercedes-Jofré

¿Quién creés que tendría más posibilidades de tener una mayor chance de imponerse en el balotaje?

He visto algunos sondeos que muestran bastante paridad entre las intenciones de voto a Wado de Pedro y Daniel Scioli, dándole ventaja a Scioli.

Creo que Wado es un candidato de poco peso electoral. Lo que tiene es el apoyo de Cristina Kirchner y de La Cámpora, pero no tiene tanto volumen electoral. Incluso parte, a diferencia de Scioli, de un bajo conocimiento.

En una elección, el conocimiento es un indicador fuerte. Wado de Pedro está en el borde. Sumarle a Sergio Massa sería una alquimia electoral que todavía quiero ver si Massa la acepta, ir segundo.

"Wado" de Pedro, el mimado de Cristina

Lo que creo es que en el Frente de Todos, el no querer ir a una PASO, por parte del kirchnerismo, tiene mucho más que ver con la debilidad que con la fortaleza. Creo que al Frente de Todos le haría muy bien la competencia.

Está Scioli, está Grabois, Y hay otros candidatos que se han manifestado. Creo que lo que no está dirimido aún es el mecanismo por el cual se procederá a la selección de candidatos.

Lo que sí se sabe, y todo el mundo acepta, es que Cristina es la persona de mayor gravitación, la que tiene mayor potencia dentro del Frente de Todos, pero no se le reconoce que sea ella la que arme las listas.

Soltar a Cristina

Una de las hipótesis que barajamos esta mañana en el programa era que Sergio Massa fuera candidato a primer senador de la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, con la expectativa de ser el presidente provisional del Senado.

Otras versiones hablan de que, si es que Wado de Pedro no mide lo suficiente, vaya Kicillof y Sergio Massa sea candidato a gobernador de la Provincia, Recordando que el Frente Renovador nace en la provincia de Buenos Aires. ¿Le parecen posibles estas hipótesis?

Siempre es difícil hacer este tipo de especulaciones. Como está el panorama hoy, me atrevo a hacer una afirmación. Me parece que se ha asentado bastante la idea de que Axel Kicillof va a ser candidato en la provincia de Buenos Aires.

Eso cierra por muchos lados. Tener una figura fuerte con posibilidad de triunfo, renovar una gestión que tiene buen reconocimiento. En todas las encuestas que se han hecho en la provincia, Kicillof no baja del 30% de intención de voto, eso es difícil construirlo con otro candidato.

Bianco: "Kicillof es el candidato natural a la reelección"

El Frente de Todos ahí tiene una carta fuerte y la va a jugar en la provincia de Buenos Aires, más allá de que además ha dicho que su deseo es competir en la Provincia.

Sergio Massa es una figura más compleja. Me da la impresión de que él se ve o candidato a presidente o nada. Le está fallando su estrategia inicial, de que si controla la inflación y ordena la economía un poco, poder dar el salto a ser el candidato único. Para mí eso es muy débil.

Sí creo que podría ocupar un lugar como la candidatura a senador por la Provincia, que es expectable, está dentro de la línea de sucesión, y se podría reservar su candidatura a presidente para otra elección. Lo que no veo es a Massa disputando la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

¿Axel Kicillof candidato a presidente?

¿El escenario que imaginás como más probable es el de Wado de Pedro compitiendo y perdiendo con Daniel Scioli, dado que Massa ha dicho que no quiere competir con Sicoli?

Exactamente. Creo que el riesgo que tiene hoy la estrategia del kirchnerismo es que, si aceptan una PASO y Wado de Pedro va a competir, sin una figura como Massa al lado, contra Scioli, pierde. Eso es lo que hoy están indicando las encuestas. Eso se puede revertir, puede haber otro escenario dentro de una semana, pero hoy ese es el temor.

La única estrategia que le queda al kirchnerismo es esta explicación que dan, que no hay que construir un candidato débil del Frente de Todos. Que hay que tener un candidato que tenga, al final de la noche el día de las PASO, un volumen de votos importante que lo vuelva competitivo para entrar en el balotaje.

Esa argumentación, que no deja de tener su viso de realidad, es para evitar la competencia contra un candidato como Wado de Pedro, que es débil. Si apareciera otro candidato, por eso se especuló tanto con Axel, las cosas podrían ser distintas.

Pese a la presión K para que no haya PASO, Daniel Scioli ratificó que se presentará: "Voy igual"

En un sondeo reciente, salía que Axel Kicillof tiene una intención de voto alta como gobernador, del 32%, ¿pero transfiere ese voto si va como candidato a presidente? Según sondeos, se reduce al 15%, pierde la mitad de los votos.

Es decir que él mismo no transfiere a la nación los votos que necesitaría de la provincia de Buenos Aires, porque lo ven como gobernador, para que renueve en la Provincia. Este es otro argumento por el cual creo que Axel no va a competir a nivel nacional.

Al kirchnerismo le queda solamente Wado, y eso me parece que no tiene volumen nacional.

Horacio Rodríguez Larreta afirma que la relación con Patricia Bullrich “está muy bien”

Esa situación deja a Scioli como dueño de la llave del armado nacional del Frente de Todos. Si él no se baja, el kirchnerismo tendría un serio problema: Massa tampoco se podría presentar. Me viene aquello de Hegel, del amo y el esclavo, donde el esclavo se convierte en amo.

Es bueno el paralelismo. El que está siendo intentado esclavizar, que sería Scioli, es amo de su propia decisión. Su fortaleza es que sigue diciendo “voy a competir”.

Ahora, es interesante, porque la figura de Daniel Scioli parecería no tener peso dentro del Frente de Todos. Es embajador en Brasil, no ha jugado un papel dentro de la política local. Sin embargo, guarda algo de aquel 2015, y cree que puede hacer una campaña con el debate que tuvo contra Macri aquel año.

Él cree que aquella agenda de debate se va a repetir en Argentina y eso le da mucha confianza. Tiene el problema de que luego de ganar unas PASO el Frente de Todos lo acompañe en su conjunto.

Scioli y Rossi no se bajan y ya arman en los territorios pensando en posibles PASO

En el caso de las disputas territoriales en los distritos y municipios, eso es importante. En una boleta de la provincia de Buenos Aires, lo que tracciona es el candidato a presidente y el candidato a intendente.

Scioli es amo de la decisión de presentarse, como esclavo de esa debilidad institucional que tiene al interior del Frente de Todos.

Claudio Mardones (CM): ¿Cree que ha llegado un momento de rediseñar el Frente de Todos, cambiar la marca, o el hecho de que figuras importantes como Kicillof buscan su reelección obliga al panperonismo a mantener el sello?

Creo que la marca siempre es importante. Hay que construirla y darle visibilidad para que funcione bien dentro de un contexto electoral. Sin embargo, hoy el desafío no es ni de marca ni de estrategia comunicacional, es una definición de la política.

Encuesta: Juntos por el Cambio ganaría las elecciones y el Frente de Todos quedaría tercero

Lo que le está pasando al Frente de Todos es que atraviesa el desafío de ver si tienen la capacidad o no de mantenerse unidos detrás de un objetivo, que en este caso sería ingresar a la competencia del balotaje en el 2023.

Si ese es el objetivo tienen que mantener la coalición. El nombre ha variado mucho en 2015, 2017, 2019, pero el problema es político, cómo incluir a todos.

Por ejemplo, una mesa de diálogo que discuta las candidaturas sería una opción. Hoy esa mesa no existe. La mesa de tres patas que fundó al Frente de Todos hoy tiene dos patas, porque Cristina Kirchner, aparentemente, solo habla con Sergio Massa.

¿Se puede ganar sin tener diálogo entre todos los sectores? Pienso esto en niveles locales. No está en juego sólo la fórmula presidencial. También las listas de diputados y de senadores.

Maciel: "La prioridad del viaje a China es conseguir yuanes"

Esa articulación es una articulación política que creo que hoy está en serias dificultades.

La pregunta de la marca es hoy un significante de algo más profundo. Imaginemos que se da ese escenario de que Scioli le gane una interna a Wado de Pedro, ¿Sergio Massa y el Frente Renovador continuarían en el Frente de Todos?

Yo no descartaría que pudiera haber algo de eso. Pero la otra no unidad es que depende quien gana, habrá o no apoyo de cada uno de los sectores.

Hubo una idea interesante en Juntos por el Cambio, que era hacer fórmulas cruzadas. En el Frente de Todos también se habló de esta hipótesis. Significaría, por ejemplo, que Scioli fuera a las PASO acompañado por alguien que no fuera sciolista, cruzándose con Alicia Kirchner, por ejemplo. Eso le daría al post-PASO la posibilidad de que el kirchnerismo militara esa fórmula.

A la inversa, si no se incorporan en la lista de los k personas que representen otros colores dentro del Frente de Todos, creo que es muy difícil que después se militen las listas de la misma manera.

El plan de convertir Argentina en Corea

Esto es muy importante. Lo territorial es muy importante. Recordemos que se habló mucho de por qué perdió Daniel Scioli en 2015, justamente porque hubo un retiro a la militancia por su candidatura. No son cosas menores.

A Daniel Scioli también le quedó la idea de que perdió porque le pusieron una persona que sería su comisario político. Hoy estaría creyendo que sus posibilidades están en mostrarse independiente del kirchnerismo para poder ganarle a Juntos por el Cambio desde el centro.

Un análisis podría ser que lo que sirve para ganar la interna, el famoso piso del que habla Cristina, no sirve para ganar el balotaje, y que supuestamente, lo que estaría pensando Scioli es tener un candidato que no fuera ni del kirchnerismo ni de Alberto Fernández.

Si yo tuviera un diálogo con Scioli, le diría que es la teoría de la frazada corta. Me parece que volverse del centro y competir en ese espacio sin incorporar al kirchnerismo debilita su candidatura.

Rubén Eslaiman, sobre Daniel Scioli: "Es muy fácil colgarse de las tetas de los que venimos trabajando"

Si fuera acompañado por alguien que tenga la identidad del kirchnerismo suma la Plaza del 25. Las pasiones políticas y el entusiasmo escasean en Argentina. Estamos en un momento de cierta apatía y descreimiento. Tengo la idea de que hay una ciudadanía que ha tenido fracasos que le cuesta digerir.

Para una buena parte de la Argentina que confió en su momento en Mauricio Macri fue un gran fracaso el gobierno de Cambiemos.

Una encuesta ubicó a JxC como fuerza ganadora y a Milei como candidato con más votos

Para la Argentina esperanzada de 2019, que esperaba que Alberto Fernández y Cristina Kirchner modificaran su situación económica y personal, también se decepcionaron. Hay pocas ganas con la política. Sin embargo, el kirchnerismo mantiene algo de ese entusiasmo.

Si Scioli cree que puede ganar una elección despojándose de ese sector del kirchnerismo para evitar ser visto como un títere de Cristina o algo así, creo que la frazada se le acorta por el otro lado. No me parece que sea la mejor estrategia para él.

FM JL