MODO FONTEVECCHIA
NUEVO CONGRESO

Ramón Puerta: "Miguel Ángel Pichetto es un candidatazo para la Cámara de Diputados"

El ex presidente aseguró además que "vale la pena respetar al kirchnerismo como fuerza transversal". Qué función tendrá Mauricio Macri en el gobierno de Javier Milei y la importancia del presidente provisional del Senado.

Ramón Puerta
Ramón Puerta | NA

El ex gobernador de Misiones, Ramón Puerta, aseveró que Alberto Fernández "fue el peor presidente de la vuelta a la democracia, un fracaso impresionante". "En los cuatro años de Mauricio Macri no se cimentó la reconstrucción de los partidos", remarcó en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Ramón Puerta es misionero, de origen peronista, y acompañó en el balotaje a Javier Milei. Previamente fue embajador argentino en España durante el gobierno de Mauricio Macri, se desempeñó como gobernador de Misiones entre 1991 y 1999, y también como legislador. Además, en la crisis del 2001, con la renuncia del ex presidente Fernando de la Rúa, estuvo cargo del Poder Ejecutivo Nacional durante dos días.

Para el "Topo" Rodríguez, Schiaretti y Randazzo "son mileístas vergonzantes"

En uno de tus últimos artículos publicaste textualmente que “el kirchnerismo no es peronismo” y en el balotaje apoyaste a Javier Milei. ¿Considerás que su propuesta es más peronista que la de Sergio Massa? ¿Por qué?

No creo que haya más peronismo o menos peronismo. Hay peronismo con una misión tradicional del peronismo, que es ser una fuerza de vanguardia, estar al servicio de cambios positivos, y el kirchnerismo se fue demasiado atrás. Si miramos los tres componentes ideológicos del kirchnerismo, incluso de militantes, hay un peronismo setentista que hasta Perón lo echó de la Plaza. Si no están ellos están sus hijos, pero las idea están presentes. Hay un alfonsinismo muy fuerte en las líneas de sucesión: después del presidente y la vice viene la hija de Leopoldo Moreau, Cecilia Moreau; y al frente Alberto Fernández, que es difícil definir si es alfonsinista, cavallista o peronista.    

Milei afirmó que convocará a sesiones extraordinarias para tratar un paquete de reformas del Estado

Hablar del pasado es un poco demodé. Pero vale la pena respetar al kirchnerismo como fuerza transversal, aunque no acepto que me digan que "perdió el peronismo". Nosotros, como peronismo republicano, trabajamos fuertemente para el éxito de la fórmula opositora. Yo, más que votar a Milei, voté en contra del kirchnerismo, pensando en darle a la Argentina una oportunidad que no tuvimos en los 20 años de kirchnerismo. Porque en los cuatro años de Mauricio Macri no se cimentó la reconstrucción de los partidos, que fue un error. Hay que volver a tener partidos y el PJ era el partido de los peronistas, pero ahora es un mosaico todo disperso. Hay provincias en donde funciona y otras que no.

En mi caso, nunca fui kirchnerista, pero siempre ayudé a todos los gobiernos democráticos. Cuando Néstor Kirchner me pidió que fuese presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores en el Senado, lo fui durante dos años. Después se enamoró tanto de Venezuela y Cuba que a mí no me gustó ese giro ideológico tan profundo. Incluso tuve una charla personal con él, tenía buena relación, habíamos llegado con el peronismo federal y le digo "vos y yo fuimos los dos chupamedias más grandes de Domingo Cavallo: yo privaticé, vos privatizaste, y ahora veo que estás muy tirado a la izquierda", se rió y me dijo "mirá, Ramón. Lo único que te da fueros es ser de izquierda". Creo que esa fue la razón de un giro ideológico que a mí no me gusta. El peronismo, más allá de haber sostenido tanto tiempo la tercera posición, es decir, "ni yanqui ni marxista", cayó el Muro de Berlín y no hay solo un modelo económico, pero quiero que ese modelo esté al servicio de la justicia social y la generación de empleo. Pero no al revés: está todo al servicio de una ideología que empobrece y entristece.

Javier Milei, Nicolás Posse y Nicolás Caputo g_20231126
Javier Milei, Nicolás Posse y Nicolás Caputo

También fuiste embajador en España durante el gobierno de Macri. La embajada de España, hay que contarle a la audiencia que menos sigue el tema político, debe ser el puesto más deseado por la mayoría de los políticos, de la misma forma que en el caso de Brasil lo es la embajada en Portugal. Es decir, implica un reconocimiento por parte del presidente Macri haberte ofrecido la embajada más apetecible por la mayoría de los políticos. Conociendo eso, ¿cuál es la comparación, si existe alguna, o cómo te imaginás la relación de Macri con Milei? ¿Hay algún punto de contacto, por ejemplo, como dice Jaime Durán Barba, que los dos vinieron por fuera de la política, uno del deporte y el mundo empresario, y el otro directamente mediático?

Macri y sus fuerzas políticas (no solamente el PRO sino Juntos por el Cambio también o, reduciendo un poco más, Cambiemos) apoyó fuertemente la candidatura de Milei, sobre todo por levantar banderas opositoras al kirchnerismo. Aquí, en el esquema de segunda vuelta, hay que saber separar la paja del trigo. Veo un parecido entre ambos por el aporte que hacen viniendo de afuera de la política, pero hay muchos que vinieron fuera de la política, como Carlos Reutemann, Palito Ortega o Daniel Scioli, que ocupa una de las embajadas más importantes.

Mondino, sobre Scioli en Brasil: "Puede seguir en comisión hasta que haya un nombramiento definitivo"

Las tres embajadas importantes de Argentina son España, Estados Unidos y Brasil. El orden depende del tema que estemos hablando. Nombré a España primero porque hasta culturalmente pertenezco a ese espacio. Es más, cuando me designan embajador, la máxima instancia del poder español me dijo "por fin Argentina manda alguien de origen español, nos mandan todos italianos o de otra identidad. Bienvenido, Puerta". Cuento esto para que veamos lo que es el ida y vuelta entre dos países que tienen más de 500 años de historia común. Estados Unidos no hace falta describirlo, es de un poderío impresionante, China creció enormemente y Brasil es nuestro gran socio. Yo vivo a 20 kilómetros del límite con Brasil y 60 kilómetros de Paraguay, la provincia es la "soldadura" del Mercosur. El éxito de Brasil es muy importante para nuestro éxito y viceversa. 

El parecido de estos importantes presidentes, uno que ya ejercitó como presidente y el otro que está por asumir, es que aportaron desde afuera de la política. Hay que destacar que Macri hizo un curso de casi 20 años para llegar a la presidencia, no solamente pasó por Boca sino que también por la Ciudad de Buenos Aires. Entonces, eso le dio más gimnasia que los dos años de legislador de Milei. Pero bienvenido sea y que sea utilidad para el país.

Juan Grabois: "Macri tuvo una estrategia inteligente" 

El acuerdo entre Macri y Milei

¿Cómo imaginás la relación entre ambos en el carácter que tienen? ¿Te lo imaginás como una relación tensa o de subordinación? ¿Creés que existe algún peligro de que se repita lo de Cristina Kirchner con Alberto Fernández?

De ninguna manera. Ni Mauricio es Cristina ni Milei es Alberto. Jamás Milei cometerá los errores de Alberto Fernández que, vamos a ser sinceros, fue el peor presidente de la vuelta a la democracia, un fracaso impresionante. Algunos que lo conocíamos lo veíamos venir, otros confiaron en otra cosa. 

¿Cómo imaginás, entonces, dos personalidades fuertes? ¿Creés que puede haber un choque allí?

Cada uno tiene un rol, no tienen por qué chocar. Por ejemplo, yo soy parte de un mundo opositor, que no estoy reclamando ningún cargo para el Peronismo Republicano. Estamos ofreciendo nuestra colaboración para sacar a Argentina de la triste situación en la que se encuentra. A Mauricio le toca lo mismo, tiene más legisladores que nosotros.

Javier Milei, Mauricio Macri y Patricia Bullrich
Javier Milei, Mauricio Macri y Patricia Bullrich

El nuevo diseño del Congreso

¿Te parece que el presidente de la Cámara de Diputados tendría que ser alguien que tuviera historia, trayectoria, conocimiento y haya representado a ambas coaliciones, como Miguel Ángel Pichetto?

Pichetto es un candidatazo para la Cámara de Diputados. Pero yo nunca propondré algo para ese cargo tan importante que no lo proponga el presidente. El presidente tiene que decir quién es y nosotros apoyaremos para que ese espacio de poder esté al servicio de la gobernabilidad. También es muy importante quién preside el Senado, el presidente provisional del Senado. El presidente del Senado es la vicepresidenta, pero debajo hay un vicepresidente.

Presidente provisional que, además, es el número tres en la sucesión...

Yo fui presidente cuando, después de dos años de gestión, Fernando de la Rúa renuncia. Se le había ido el vice antes, lo dejan solo tras la derrota de octubre, Raúl Alfonsín le achaca la derrota a Domingo Cavallo, que venía con buen trabajo en los organismos internacionales pero no consiguió los 1200 millones, el Fondo no se los dio. Con eso tres factores, De la Rúa renunció. Menos mal que las instituciones funcionaban y teníamos un presidente provisional de Senado, que era yo, al servicio de la reconstrucción democrática.

Cuándo juran los nuevos diputados y senadores

En ese caso, ¿creés que la presidente provisional del Senado, o sea, el inmediato sucesor después de la fórmula presidencial de presidente y vicepresidente, tendría que ser de la primera minoría, que es la del peronismo, o tendría que ser alguien del oficialismo?

Tiene que ser alguien que junte la mayoría. Hasta en un club de fútbol el presidente responde a la mayoría, es una locura argentina creer que desde la minoría se puede ocupar ese cargo. 

Es decir, tendría que ser peronista, para ponerlo en términos concretos...

No, los opositores tenemos 39 senadores. Puede ser nuestro. Somos positores al kirchnerismo y estamos a favor de la gobernabilidad. Vamos a definir quién es peronista y quién es kirchnerista. El kirchnerismo está en dificultades para ocupar ese cargo porque no llega al número.

Congreso: hay fechas para la sucesión en la Cámara Alta y Baja
La nueva conformación del Congreso

¿Quién te gustaría? 

Me gustaría que sea alguien de confianza del presidente y ayudar a la construcción de una Argentina donde podamos convivir. Además de ser de la confianza del presidente, si es parte de la confianza de la oposición, mucho mejor. Un presidente provisional por una unanimidad sería una maravilla.

Alejandro Gomel: El kirchnerismo en el Senado está teniendo una posición dura, donde dice que "nosotros, si tenemos la mayoría, tenemos que tener la presidencia del cuerpo".

Si tienen 37 pueden hacerlo. A mí me gustaría que, desde lo que todavía es oposición hasta el 10 de diciembre, los que estamos en un campo diferente al kirchnerismo, juntemos los 39 que podemos juntar.

Cristina Kirchner recibió a la vicepresidenta electa Victoria Villarruel

AG: El tema es qué oposición, porque hay distintas oposiciones...

Hablo de la oposición al kirchnerismo, los que no somos kirchneristas, haciendo números tenemos la posibilidad de llevar adelante la presidencia de ese cuerpo en manos de alguien que no sea kirchnerista. Depende de Milei decir en quién confía, y a partir de eso construiremos esa mayoría. 

BL JL