martes 21 de septiembre de 2021
OPINIóN Opinión
15-09-2020 07:48
15-09-2020 07:48

Diario de la peste | ¿Hay vida en Venus?

Mientras el coronavirus provoca recesión económica, más muertos y una segunda ola de contagios la posibilidad de vida en la atmósfera de Venus abre una ventana de escape.

15-09-2020 07:48

Cada mañana comienza con la retahíla de cifras que imponen, con tozudez, la idea de que las cosas van a peor. En Madrid los casos acumulados, mediante las pruebas PCR pasan de los 10.500 contabilizados el lunes pasado a los 11.370 de ayer; en el mismo plazo los ingresos en hospitales de la región aumentaron de 707 a 921; los pacientes de terapia intensiva de 68 a 83 y los decesos entre los internados de 53 a 90, casi un 80%, nada menos.

Mientras conocíamos esta actualización de los datos, la presidenta de la comunidad, Díaz Ayuso, anunciaba en sede parlamentaria su intención de reducir medio punto los impuestos a las rentas en todos los tramos, desde los ingresos más bajos a los más altos, beneficiando en la descarga a estos últimos.

Esto se propone con un escenario en el que la sanidad pública –por no entrar en la educación y las políticas sociales– ha puesto de manifiesto su debilidad ante la pandemia y en el momento en el que toda España sufre el colapso de la atención primaria por la segunda ola. Esperemos que no sea un tsunami como en Israel que el viernes inicia un confinamiento total de dos semanas. Aquí, en Girona, se les ha pedido a los vecinos que no salgan a la calle. No es lo mismo, pero es igual.

Diario de la peste: la segunda ola

El filósofo estadounidense Michael J. Sandel decía este fin de semana, en una larga entrevista publicada en El País, que la pandemia llegó en el peor momento, en un mundo globalizado con una división y polarización sin precedentes. El eslogan que prometía que todos saldríamos juntos de esta situación no ha hecho otra cosa que poner de manifiesto que los mayores sacrificios y consecuencias han caído sobre los que han visto como se ha ido erosionando su prosperidad en las cuatro últimas décadas. Sandel explica, a su juicio, que la distancia social anterior a la pandemia consistía «en la tendencia de los ganadores de la globalización a separarse de la vida en común, de los servicios públicos, de los espacios comunes de la ciudadanía democrática; había cada vez menos experiencia de mezcla de clases en el curso ordinario de la vida, sea la escuela, el transporte público, las instituciones culturales o los centros de ocio».

Si este es el panorama, cabe preguntarse como quedará el paisaje dentro de uno o dos años, cuando previsiblemente, mediante una vacuna, se inicie la reconstrucción. La respuesta a día de hoy la da el informe Goalkeepers que acaba de publicar la fundación de Bill y Melinda Gates, que, como primer titular anuncia que en 25 semanas hemos retrocedido 25 años en términos de vacunación. La erradicación de la malaria, la tuberculosis y el VIH tambalean ya que se puede volver a los inicios del problema. En el plano económico el informe da cifras astronómicas y aclara que son imposibles de entender sin un contraste histórico que nos ayude a valorarlas. Con el PIB como referencia, afirma que la recesión económica provocada por la COVID-19 es peor que la que se produjo al final de la Segunda Guerra Mundial, dos veces mayor a la que consumó la crisis de 2008 y concluye: la última vez que tantos países estuvieron en recesión fue en 1870, literalmente hace dos vidas.

Diario de la peste: problemas del primer mundo

La OMS recomienda que dejemos de saludarnos con el codo y que, para hacerlo, nos llevemos la mano al corazón. ¿Un gesto emocional? En absoluto: más distancia aún, si cabe. El nuevo modo garantiza el 1,5 metro de distancia que debemos mantener entre unos y otros.

Así las cosas, aunque cueste creerlo, en todas las tertulias periodísticas de las emisoras de radio y televisión españolas, a esta hora, cuando aquí comienza el día, no salen de su asombro ante la posibilidad de vida en la atmósfera de Venus, según publica la revista científica Nature Astronomy.

¿Hay vida en Venus? Como en la canción de Bowie, Life on Mars?, la cuestión es saber si aún hay vida aquí.