Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 06 de diciembre de 2019 | Suscribite
POLITICA / primeras medidas
sábado 16 noviembre, 2019

Alberto F. reunió a 50 figuras para apuntalar su plan contra el hambre

El presidente electo les pidió colaboración a personalidades por afuera de la política que se comprometieron a trabajar ad honorem a partir de diciembre. Busca legitimar las medidas.

Galería de imágenes

por Rosario Ayerdi


Fotogalería
Convocatoria. Adolfo Pérez Esquivel, Sonia Alesso (Ctera), Monseñor Carlos Tissera (Cáritas), Estela de Carlotto, Marcelo Tinelli, Gabriela Galaretto (Fundación Ideas del Sur), Vilma Ibarra, Gabriel Yedlin, Carlos Achetoni (Federación Agraria), Jaime Perczik (UNH), Fredy Mariño (CCC), Mario Cafiero, Gustavo Vera, Mario Ravettino (OPCVA), Dardo Chiesa (CRA), Esteban Castro (Ctep), Bernardo Affranchino (ACIERA), Narda Lepes, Agustín Salvia (UCA), Daniel Funes de Rioja (Copal), Héctor Daer (CGT), Vanesa Herrera de Noble, Daniel Menéndez (Barrios del Pie). Foto: NA.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, hablaba con la diseñadora María Cher en la puerta de las oficinas de Alberto Fernández cuando Vanesa Defranceschi llegó. La mujer de Felipe Noble Herrera las vio conversando, pero prefirió ingresar sin detenerse. Minutos más tarde, compartían el mismo espacio y la pelea por la identidad de los hijos de Ernestina, quien fue la dueña de Clarín, pareció haber quedado atrás mientras el presidente electo pedía “hacer algo épico que valga la pena”.

Fernández busca legitimar su gobierno por fuera de la política tradicional. Sin que signifique un salto a la política y que tampoco se conviertan en militantes de su gobierno, el futuro mandatario quiere involucrar a sectores que habitualmente no participan de la gestión para que sean parte de uno de los planes con los que pretende que su gobierno trascienda. Por eso, a  25 días de la asunción, Fernández convocó a cincuenta personalidades para lanzar el Consejo Federal Argentina contra el Hambre.

“Esta no es una mesa cerrada, está abierta”, les dijo a los primeros convocados entre los que se encontraban a referentes políticos, sociales, gremiales y empresariales. La última en involucrarse fue la chef Narda Lepes. El presidente electo contó en la reunión que una amiga en común le escribió el jueves porque a la cocinera le interesaba participar. “Que venga”, le respondió Fernández. No solo fue, sino que en la primera reunión consiguió tener la palabra. Empresarios y el propio futuro mandatario quedaron impresionados por sus palabras sobre la importancia de la educación alimentaria. “El vínculo entre las personas y el alimento está roto. Tenemos una confusión enorme entre lo que es comestible y lo que es alimento”, dijo la chef. Le fue mejor que a Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma, que no había conseguido la palabra cuando Fernández iba a cerrar y lo logró luego de decir que “la CTA tiene que hablar en esta mesa”.

Daniel Arroyo: "El Plan contra el Hambre será la primera del nuevo gobierno"

En poco más de dos horas hablaron 17 de los 50 presentes reunidos alrededor de una mesa en la que solo se sirvió agua. Fernández debió pedir más hojas de las que tenía en la mesa para terminar de tomar notas. Fueron diez páginas que al finalizar se llevó a su oficina. En las anotaciones hay frases de monseñor Carlos Tissera (Caritas), de Sonia Alesso (Ctera) que contó que en muchas escuelas los padres y docentes mantienen abiertas las escuelas los fines de semana y hacen ollas populares para que los chicos coman. También de Marcelo Tinelli, quien se mostró emocionado y hasta de Agustín Savia (Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA) que elogió la medida de correr del ámbito político pero también lanzó críticas a la gestión kirchnerista. “Así como no podíamos llegar a la pobreza cero así nomás tampoco tenemos menos pobres que en Alemania”, dijo Savia.   

Siguiente paso. ¿Cómo continúa el plan contra el hambre? Quienes ayer participaron de la primera reunión del Consejo se fueron con pocas certezas, Daniel Arroyo y Victoria Tolosa Paz, encargados de implementar el programa, acordaron enviar un documento con las definiciones que surgieron ayer. A la pata empresarial le quedó sabor a poco. “Fue una reunión para verse las caras y saber quiénes van a trabajar en esto. El próximo paso ya es después del 10 de diciembre”, explicaron cerca de Fernández.

“Me parece bueno el espacio porque nos vamos a conocer entre actores muy diversos, y algunos van a ver que no somos tan mayoritarios en el mercado como algunos creen, y nosotros vamos a conocer a otras personas que tienen otras potencialidades”, evaluó Juan Vasco Martínez, de la Asociación de Supermercadistas Unidos, sobre su participación en el Consejo.

Al finalizar el encuentro, Arroyo (quien será ministro de Desarrollo Social) detalló que los integrantes del consejo trabajarán ad honorem y tendrá como tarea “hacer un seguimiento del plan”, ya que “el hambre es un combustible para el aumento de la pobreza y para el endeudamiento de las familias”. Adelantó que dentro de los lineamientos generales figuran la creación de un observatorio de las políticas que se tomarán en este sentido, con medición y pesaje de niños que asisten a los comedores, entre otras acciones.

“No hace falta venir de la política para comprometerse con la emergencia alimentaria que se atraviesa, solo se necesita sensibilidad social”, dijo Tolosa Paz sobre la convocatoria de ayer.

Estuvieron además Carlos Vila Moret (Sociedad Rural); Héctor Daer (CGT), Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo), Bernardo Affranchino (Aciera), Roberto Baradel (CTA), Antonio Aracre (Syngenta), José Luis Tedesco (Aapresid), Esteban “Gringo” Castro (CTEP), Isaack Rudnik (Icepsi), Jaime Perczyk (Universidad Nacional de Hurlingham), Daniel Funes de Rioja (Copal), José Martins (Bolsa de Cereales), Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz), Carlos Achetoni (Federación Agraria), Juan Vasco Martínez (Supermercadistas), Pablo Narvaja (Pastoral Social) y el ministro de Desarrollo Social de Tucumán, Gabriel Yedlin.

“Dejan tierra arrasada”. Máximo Kirchner cerró ayer el IV Congreso de Economía Política para la Argentina con fuertes críticas para el presidente Mauricio Macri, a quien acusó de dejar “tierra arrasada” tras sus cuatro años de gestión.

“Además de estas navidades tristes que dejan, porque Macri se va, como dije allá en Cañuelas, ‘el 27 de octubre se van’, ahora decimos que dejan tierra arrasada. Macri se va pero queda una deuda monumental con el FMI que alcanza los 44 mil millones de dólares. Macri se va y deja millones de argentinos y argentinas sin trabajo”, enumeró el reelecto diputado, durante el evento realizado en la localidad bonaerense de Hurlingham, en el que también participaron el intendente anfitrión, Juan Zabaleta, y su par de San Martín, Gabriel Katopodis.

Máximo también apuntó contra el saliente jefe de Gabinete Marcos Peña e ironizó que “hay que tener coraje para presentar el informe que presentó”, a modo de rendición de cuentas de la gestión “y no pensar en esa Argentina que dejás con 40 puntos de pobreza, con miles de desocupados, con miles de pibas y pibes que tuvieron que dejar de estudiar”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4835

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.