lunes 26 de septiembre de 2022
POLITICA tras el ataque

Alberto F se reunió con la vice: siguen la causa juntos y se volverán a encontrar

El jefe de Estado chateó durante toda la noche del jueves con su compañera de fórmula y también hablaron por teléfono. Este viernes, Alberto Fernández la visitó en su departamento de Recoleta y repasaron las novedades de la causa judicial que se abrió después del intento de asesinato. Cristina Kirchner le dio detalles del atentado y acordaron volver a reunirse. No se veían en la calle Juncal desde el inicio de la gestión, cuando aún no habían surgido las internas.

02-09-2022 23:55

En las primeras semanas de su gobierno, Alberto Fernández solía salir en su auto desde la Casa Rosada y llegar al departamento de la calle Juncal para reunirse con Cristina Kirchner. La fuerte disputa interna terminó con esta rutina, hasta ayer que el Presidente volvió a su departamento después de que la vicepresidenta le dijo de reunirse allí. El jefe de Estado venía hablando por Telegram con ella sobre la causa, pero le pidió verla personalmente, encuentro que se produjo este viernes a las 14, después del intento de asesinato que sufrió la titular del Senado.

La charla duró 40 minutos. Cristina Kirchner comenzó a relatar los minutos previos al atentado. No se dio cuenta de que le habían apuntado y gatillado hasta que ingresó a su casa. Hablaron de la causa, de cómo continuaba el día y el Presidente volvió a la Casa Rosada. Horas después,  la vicepresidenta también dejó su casa con destino desconocido.

Alberto Fernández y Cristina Fernández
Cristina Kirchner y Alberto Fernández | FOTO: Agencia NA

 

Alberto Fernández y Cristina Kirchner hablaron por teléfono el mismo jueves por la noche, poco después de que Fernando Andrés Sabag Montiel apunte y gatille contra la titular del Senado. Acordaron que el Presidente transmita un mensaje por cadena nacional y continuaron hablando hasta la madrugada a través del chat. Fernández preparó el discurso con sus funcionarios de máxima confianza que comenzaron a llegar a la Quinta de Olivos a las diez de la noche. Mientras el ministro de Seguridad Aníbal Fernández le informaba por teléfono sobre el atentado a CFK, Santiago Cafiero (canciller), Vilma Ibarra (Legal y Técnica), Julio Vitobello (secretaría general de la Presidencia), Gabriela Cerruti (portavoz) y Juan Manuel Olmos (vicejefe de Gabinete), evaluaban el tono del mensaje y el anuncio del feriado nacional. También al mismo tiempo, el Presidente respondía los mensajes que le llegaban de distintos dirigentes del mundo.

El Presidente y la vice recuperaron el diálogo tras la salida de Martín Guzmán del Gobierno y acordaron la llegada de Sergio Massa como ministro. Desde entonces, las conversaciones son a través de Telegram. La última charla había sido la semana pasada, tras el pedido de 12 años de condena del fiscal Diego Luciani en la causa en la que se investiga el direccionamiento de la obra pública de Santa Cruz para favorecer al empresario Lázaro Báez. Habían acordado volverse a ver, pero los días de vigilia en la calle Juncal hicieron que la vicepresidenta solo se traslade del Senado a su departamento. Recién este viernes y tras el intento de asesinato de CFK, se volvieron a encontrar. Fernández prometió retornar al departamento de Recoleta en los próximos días, porque su compañera de fórmula no tiene pensado dejar Capital y piensa seguir la causa de cerca. Ayer, al salir de su casa, volvió a saludar a la militancia. Al igual que lo hizo durante los últimos diez días.

Marchas por Cristina 20220903
Marchas en el interior del país en apoyo a Cristina Kirchner | FOTO: TÉLAM

 

Más de 400 diplomáticos contra el atentado

Más de cuatrocientos diplomáticos expresaron su “más profundo repudio al intento de magnicidio y femicidio contra la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner” y llamaron a “abandonar los discursos de odio, violencia y machismo que sustentan y reproducen hechos de extrema gravedad, como este atentado”.

Los integrantes del Servicio Exterior de la Nación señalaron que representan a la Argentina para impulsar “una política exterior basada en el consenso democrático posdictadura, que es opuesto a la posibilidad de aniquilar al otro y alienta el ejercicio de la memoria para evitar la repetición de la violencia”.

En un pronunciamiento que contiene 418 firmas los diplomáticos recordaron también que el acuerdo alcanzado por la sociedad argentina en 1983, tras la recuperación del orden institucional, se basa en el establecimiento de “discusiones basadas en la racionalidad”.

Entre los firmantes se encuentran el presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Federico Villegas Beltrán; la embajadora ante las Naciones Unidas, María del Carmen Squeff; el embajador en Perú, Enrique Vaca Narvaja; la secretaria de la embajada en Chile, Diana Quiodo; el cónsul en Nueva York, Santiago Villalba; y el director de Consejería Legal Internacional de la Cancillería, Holger Martinsen.

 

 202209_03_cristina_fernandez_kirchner_sicario_sabag_montiel_cedoc_g
Cristina Kirchner y Fernando Sabag Montiel

 

Apoyo de los gobernadores

R.P.

La Liga de Gobernadores, integrada por mandatarios de trece provincias, repudió el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner, reclamó el “inmediato” esclarecimiento, un hecho de “inusitada gravedad institucional”, e instó a evitar la “degradación del pacto democrático” y a desterrar la “proliferación del odio y de la violencia”.

En un comunicado, la Liga de mandatarios provinciales ratificó además su compromiso con los valores democráticos y anunció una “convocatoria amplia a todos los gobernadores y gobernadoras del país el próximo lunes en el Consejo Federal de Inversiones”.

“Manifestamos nuestra profunda preocupación y repudio por el intento de asesinato de la vicepresidenta de la Nación”, planteó la Liga en su documento, sobre el ataque sufrido el jueves en la puerta de su domicilio, en el barrio de Recoleta.

El escrito encuadra el hecho en un escenario marcado por “la proliferación de campañas sistemáticas de odio y violencia”.

En ese sentido, indica que “la convergencia inusitada de injurias, agravios y acusaciones infundadas promueven un clima propicio para ejecutores dispersos o programados, pero que responden a colectivos sociales, políticos e ideológicos”.

Asimismo, reclama una “investigación judicial” que “esclarezca de inmediato los móviles y la eventual existencia de autores intelectuales, pues el autor material ya se encuentra detenido y el arma secuestrada para los correspondientes peritajes”.