lunes 10 de mayo de 2021
ACTUALIDAD Física china
17-12-2020 23:17

Caminar rápido podría aumentar el riesgo de propagar y contraer coronavirus

Cuando alguien se desplaza rápidamente esparce detrás de sí una estela invisible, como la de un barco. Si es portador de coronavirus, quienes estén detrás se contagiarían, aun a dos metros de distancia. Por su escasa altura, los chicos reciben más virus.

17-12-2020 23:17

Una flamante investigación realizada con simulación computarizada demuestra que, si una persona camina más rápidamente en un interior o en un lugar estrecho, puede aumentar el riesgo de transmitir el coronavirus.

El estudio, que se publicó en la revista Physics of Fluids, quiso predecir y poner en imágenes cómo se dispersa el flujo de aire y las gotas suspendidas en él, en situaciones en las que el covid-19 podría propagarse.

Si una persona que camina en un pasillo tose, su aliento expulsa gotas que viajan alrededor y detrás de su cuerpo, formando una estela, de la misma manera en que un barco dibuja una estela en el agua mientras avanza, según dio a conocer Xiaolei Yang, miembro de la Academia China de Ciencias y un estudioso de la dinámica en flujos mecánicos y computacionales.

La investigación de Yang reveló la existencia de una "burbuja de recirculación" directamente detrás del torso de una persona que se traslada.

 Mientras camina o se traslada, un cuerpo humano dibuja una larga estela fluyendo detrás de su cuerpo, aproximadamente a la altura de la cintura.

"Los patrones de flujo que encontramos están fuertemente relacionados con la forma del cuerpo humano -explica el físico Xiaolei Yang, que reside en Beijing-. A dos metros por detrás, la estela es casi insignificante a la altura de la boca y de las piernas pero aún es visible a la altura de la cintura".

Una vez que se determinaron los patrones de flujo de aire, la investigación modeló la dispersión de una nube de gotitas que expulsa la boca de la persona simulada, cuando respira, exhala, habla, etc. La forma del espacio que rodea a la persona en movimiento es especialmente crítica para esta parte del cálculo.

Una persona puede contagiar a quienes caminan detrás de ella, aun cuando estén a dos metros de distancia

“Se encontraron dos tipos de modos de dispersión. En el primer modo, la nube de gotas se desprende de la persona en movimiento y flota muy detrás de ese individuo, creando una burbuja flotante de gotas cargadas de virus. En el otro modo, el segundo, la nube está adherida a la espalda de la persona, arrastrándose detrás de ella como una cola mientras se mueve por el espacio”, detalle Europa Press.

"Para el modo separado, la concentración de gotas es mucho mayor que para el modo unido, cinco segundos después de toser -explica Yang-. Esto plantea un gran desafío para determinar una distancia social segura en lugares como un corredor muy estrecho, donde una persona puede inhalar gotitas virales incluso si el paciente está muy por delante de él o ella".

Este estudio físico determina incluso porqué tanta cantidad de niños pueden ser transmisores del coronavirus aunque no se enfermen.

El peligro es particularmente grande para los chicos, ya que en ambos modos, la nube de gotas flota a poca altura del suelo que es aproximadamente la mitad de la altura de la persona infectada, en otras palabras al nivel de la boca para los niños.

mm / ds