24th de February de 2021
ACTUALIDAD Alto contraste
18-02-2021 04:25

Turismo superlativo en Argentina y el mundo

El mayor registro térmico de la historia y la ciudad más fría del globo; los destinos turísticos más populares y, a la par, un Principado que vende visas y noblezas que pocos quieren. El mundo está lleno de contrastes.

18-02-2021 04:25

A los argentinos nos encantan los extremos y si son para arriba, positivos, mejor. 

En busca de superlativos y comenzando por el clima, nuestro país tiene el lugar más cálido de América del Sur, Villa de María del Río Seco, en Córdoba, que el 2 de enero de 1920 hizo estallar los termómetros con sus 49,1 °C, que también llegó a ser la temperatura más alta alguna vez registrada en el continente sudamericano.

Y aunque sea cierto que el calentamiento global es la mayor amenaza del futuro, calores eran los de antes. Pasando por alto “el calorcito cordobés en Río Seco” el otro gran hito argentino en materia térmica lo protagonizó la localidad salteña de Rivadavia, el 11 de diciembre de 1905, con el récord de 48,9 °C. 

Ni hablar del record mundial californiano de la historia térmica del planeta: 56,7º C en el Valle de la Muerte,  el 10 de julio de 1913.

En busca de contrastes, el punto más frío del mundo está lejos, en Oymyakon, una ciudad de la república de Yakutsk, en el otro extremo de la tremenda extensión rusa, a 9.753 km de la Plaza Roja

En Oymyakon, el invierno sepulta el mercurio del termómetro en los -67.7 º C y los pobladores ni siguiera pueden escribir porque la tinta se congela en las lapiceras. No hay telefonía móvil y las casas siguen calefaccionándose con energías fósiles. La carne de reno y caballo constituyen la base de su pirámide nutricional de invierno. Los veranos, de todos modos, los compensan con días soleados de 30º C. 

Verano 2021, las mayores marcas

Aunque el penoso 2020 sea el año en que vivimos en peligro, los primeros meses de esta temporada estival 2021 no fueron tan ingratos. La costa Atlántica aportó los destinos más visitados del país, seguida por Carlos Paz y San Carlos de Bariloche, estos tres vértices dibujan el triángulo predilecto del turismo nacional para arrancar un año que también se vislumbra arduo.

En los primeros dos meses de la temporada, el escaso 23,5% de los argentinos que vacacionaron en el exterior (apenas 206.497 personas en ese ápice estacional) eligieron Chile, el gran ganador, seguido por Estados Unidos. 

Hay otra provincia que está dando pasos turísticos largos: Mendoza. Fue el único destino argentino que la revista Forbes incluyó en un ranking propio de 10 lugares para visitar durante la pandemia de coronavirus. Además del enoturismo, las actividades open-door, el imán de los picos nevados y los hermosos paisajes de montaña, lo que la posicionó fue la seguridad sanitaria que el destino garantiza a sus visitantes.

El menos visitado, Tuvalu

Todos pensamos conocer cuál es el país más visitado del mundo –luego veremos si acertamos- pero alguien se preguntó. ¿Cuál es el menos visitado? 

La respuestas es Tuvalu, un pequeño país de apenas 26 km2 formado por 9 islas habitadas por 10.000 personas. A 4.000 km de Hawai, aunque sea hermoso allí no va casi nadie, simplemente porque sus turistas potenciales temen que el ticket de regreso sea inservible. En su aeropuerto internacional solo operan dos aerolíneas, Fiji Airways y Air Kiribati, dos veces a la semana. 

Sembrado de cocos, con lluvias y tifones de noviembre a marzo, la  superficie de Tuvalu se reduce cada vez más por el constante aumento del nivel del mar, la salinidad que arruina los cultivos y los anegamientos. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ratificó que el archipiélago está en peligro inminente de desaparición y apoyó su pedido de ayuda a Naciones Unidas, organismo que integra. Nueva Zelanda y Fiji recibieron a algunos exiliados, pero trasladar 10.000 personas juntas parece complicado. 

Es cierto, el mundo está lleno de contrastes. Si bien es cierto que Tuvalu es tan bajo –sólo emerge 5 metros por encima del nivel del mar- hay otro destino, a escasos 30 kilómetros de la frontera con Bolivia, en donde el mayor problema que enfrentan los turistas es la altura. 

En Perú, el más alto

La Rinconada, de él se trata, es el punto más alto del planeta. A 5.100 metros sobre el nivel del mar, en territorio peruano, tiene bien ganado su título de “techo del mundo”.

Con paisajes nevados, grandes precipicios y una temperatura media anual  que apenas supera unas décimas de grado, llegar aquí es difícil y también lo es sobrevivir a los -15º C del invierno, con pocas comodidades. Permanecer en La Rinconada varios días provoca cefalea, pérdida del apetito, dolores musculares, insomnio, fatiga y trastornos agresivos –por la cantidad de mercurio en el aire-. 

La Rinconada es un pueblo minero superpoblado –con mucha población no registrada-, atractivo para muchos que sueñan con un golpe de la fortuna. Pero el lugar es hostil para el turismo: sin alcantarillas, agua potable, calefacción ni recolección de residuos, el hedor está instalado.

Sin embargo, el transporte entre La Rinconada y otras ciudades es muy dinámico y hay buena señal wifi. Todos los mineros tienen dos días al mes en los que lo que encuentren, les pertenece (sistema “al cachorreo”). Desde luego, en este techo del mundo hay historias de pobres devenidos ricos de la noche a la mañana que colorean el ranking de Perú como el mayor exportador de oro de América del Sur.

El oasis más verde

Siwa es el oasis más solitario de Egipto, una isla en medio del desierto. Aunque el destino es milenario –visitado por Carlomagno, amado por Cleopatra-, recién en 1984 tuvo una carretera que lo conectaba con El Cairo, a 740 km de distancia. 

Siwa es un mundo aparte, apenas a 50 km de la frontera con Libia. Tiene manantiales, palmeras, lagos con 56% de salinidad, plantaciones de olivas y dátiles, y una nutrida población de ricos que hablan bereber. El aeropuerto internacional más cercano se encuentra en Marsa Matruh, una costa dentada del Mediterráneo, a 300 kilómetros. 

La mayor sorpresa

Sealand, a 13.000 kilómetros de la costa británica, le pelea a San Marino, Mónaco e incluso Vaticano el ranking superlativo de ser “el país más pequeño del mundo”. Sólo mide 550 metros cuadrados. No es una isla, pero tampoco está en tierra firme y su historia la vincula bastante a La itálica (¿?) Isla de las Rosas

Sealand es una de las tantas plataformas militares construidas por la marina británica durante la Segunda Guerra Mundial. Al concluir el enfrentamiento, fueron desmontadas, pero se olvidaron de Sealand. En 1967, la eligió el bohemio Patrick Roy Bates que la convirtió en su Principado y sobre todo, en la primera estación de radio operada 24 hs, Radio Essex.

Sealand tiene moneda, bandera, Constitución, zona de exclusión, población, monarquía, venta de títulos nobiliarios, una cárcel, visa e incluso pasaportes (el asesino de Gianni Versace portaba uno). Al morir su fundador, su hijo Michael asumió el trono. 

En este principado hay aún unos 30 habitantes que, en su mayoría, realizan tareas de mantenimiento. Su Instagram tiene 24.000 seguidores y algunos fans pagan 30 libras para ser lord o Lady ó 500 para devenir duque. 

Sealand fue el centro de operaciones de una radio pirata, pero hoy sobrevive de la venta de títulos nobiliarios


El escudo heráldico del Principado reza en latín: “Desde el mar, la libertad”. Sin embarco, la independencia que ofrecen no resulta muy atractiva ya que en 2008 los herederos pusieron el Principado en venta por 750 millones de dólares, pero aún no apareció un comprador. Puede visitarse, pero esta opción cambia con el humor de sus autoridades, así que antes de embarcarse, conviene consultar el sitio oficial.

Los más visitados del mundo

 

Según la Organización Mundial de Turismo, con 89.400.000 ingresos anuales, Francia sigue siendo el país más visitado del mundo, aunque cabe aclarar que las cifras oficiales que aún se manejan son las publicadas en 2019. En 2020, con la pandemia a cuestas, estas mediciones pasaron a segundo plano. 

Con todo, es Estados Unidos y no Francia o España (segundo en las preferencias mundiales) el país que más recauda gracias a los gastos de sus visitantes: 214 mil millones por año.

La OMT posiciona a París como la ciudad más visitada del mundo (19,2 millones), pero una variable implementada por un encuestador privado –“la ciudad en donde al menos se pasa una noche”, hace que Bangkok lidere con 22 millones.

De la Torre Eiffel, al Big Ben, pasando por el Taj Mahal, los Disney Parks, las Cataratas del Niágara, la Gran Muralla china y tantos otros lugares, ¿Cuál será el más visitado del mundo? La pregunta tiene tantas respuestas como intereses y encuestadores. 

Sin embargo, una investigación realizada en Francia confronta los datos de 16 rankings diferentes y el primero puesto se lo quedó Las Vegas, en Estados Unidos. Sí, con casi 39,7 millones de visitantes, llegó al primer puesto seguido por Times Square, Central Park, Union Station en Washington y las Cataratas del Niágara, con 22,5 arribos por año. Así parece, los cinco destinos más visitados del mundo, al menos hasta que llegó la pandemia, fueron estadounidenses. Desde luego, las temporadas altas varían según cada destino. 

En esta Nota