4th de March de 2021
INTERNACIONAL CUMBRE DEL CLIMA EN NUEVA YORK
25-09-2019 04:42

Greta Thunberg no sabe cómo volver a su casa

Tras su atronadora visita a la ONU, donde se enfrentó a los líderes mundiales, la activista sueca se niega a viajar en avión por su alta acción contaminante. Viajará a Chile por tierra.

La guerrera ambientalista del momento, Greta Thunberg, que viajó a los Estados Unidos en un velero para no contribuir con la contaminación emitida por un avión comercial, no sabe cómo regresará a su país después de su viaje a América. Cuando partió de Gran Bretaña el mes pasado, admitió: “Todavía no sé cómo llegaré a casa”.

Greta, de 16 años, tardó dos semanas en llegar a América del Norte en un yate de competición de 60 pies, el “Malizia II”. Fue acompañada por el su padre y el capitán del barco, Pierre Casiraghi, hijo de la princesa Carolina de Mónaco. Pero ahora que el barco está de regreso en Francia no está claro cómo regresará Thunberg a su país, donde debe regresar a la escuela.

La joven activista, que conmocionó la Cumbre del clima en la ONU al acusar a los líderes políticos del mundo de haberle “robado la infancia”, sabe lo que significa volar en avión: los vuelos sin escalas desde Nueva York hasta Londres tardan entre ocho y diez horas para un viaje de 3,470 millas, lo que deriva en emisiones de Carbono por 183.910 libras.

Greta Thunberg a los líderes mundiales: "Robaron mis sueños y mi infancia"

Thunberg se niega a aumentar el costo ambiental y hace varios años persuadió a sus padres para que dejen de volar, lo que dificulta la carrera de su madre como cantante internacional de ópera. "Mi generación no podrá volar excepto para emergencias, en un futuro previsible si queremos tomarnos en serio el limitar el calentamiento global”, dijo previamente. También se niega a viajar a bordo de un crucero, ya que también son grandes contaminadores.

Esta semana, Greta viajará de Nueva York a Montreal para unirse a una huelga climática de estudiantes canadienses, y se espera que sea una manifestación global. Posteriormente la activista sueca espera visitar México, y tiene previsto asistir a una cumbre climática en Chile en diciembre, viajando a través de las Américas en autobús y tren.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), un tren que transporta 156 pasajeros tan solo emite 14 gramos de CO2 por persona y kilómetro recorrido. Este es el medio de transporte favorito de Greta en sus viajes por Europa. Sin embargo, un avión con 88 pasajeros emite 285 gramos de CO2 por pasajero y kilómetro.

Ahora, a menos que el “Malizia II” regrese a América del Sur a buscarla, Greta tendrá que encontrar un modo de transporte diferente a través del Atlántico cuando finalmente se vaya.

El año pasado la chica dijo a sus seguidores que había sido invitada a hablar en todo el mundo, pero se negó a hacer los vuelos necesarios. Sin embargo, en junio de este año dijo que "parece que gran parte de nuestro futuro probablemente se decidirá en Nueva York y Santiago" y acordó viajar a América del Norte en el yate ofrecido por Pierre Casiraghi y su compañero de yates Boris Herrmann le ofrecieron llevarla en el Malizia II.

¿Cuál es la huella de carbono que dejamos al viajar?

D.S.

En esta Nota