MODO FONTEVECCHIA
LA ECONOMÍA QUE SE VIENE

José Ignacio de Mendiguren: "Lo que explican los técnicos de Milei sobre la dolarización no lo entiende nadie"

El secretario de Industria y Desarrollo Productivo aseguró que Argentina no saldrá de la crisis con fórmulas mágicas. "Esta no permite posibilidad de endeudamiento ni de especular con dólares ficticios, hay que generar dólares reales", afirmó.

Vasco de Mendiguren
Vasco de Mendiguren | Bloomberg Línea

José Ignacio de Mendiguren, ex ministro de Producción, explicó que las negociaciones con el FMI se demoraron porque el organismo pretendía una devaluación del 100%. “Sergio Massa tensaba en la negociación para evitar frenar la economía y que aumente el desempleo”, aseguró el secretario de Industria y Desarrollo Productivo en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (101.9)

¿Qué podés adelantarnos de los anuncios que haría Sergio Massa, con medidas que pretenden paliar las consecuencias de la devaluación?

La inflación es lo que más nos preocupa. También es cierto que tuvimos una devaluación, que entiendo que Sergio intentó evitar por todos los medios posibles, desde que asumimos en agosto del año pasado, cuando todos nos pedían una devaluación brusca

Sin reservas, con alta inflación y pérdida del poder adquisitivo del salario, una devaluación hubiera sido terrible. Massa trazó un camino de orden fiscal y de inflación a la baja, y lo fuimos cumpliendo.

Entrevista a Alberto Fernández con Jorge Fontevecchia

La inflación estaba en el 7,4% cuando llegamos y pudimos bajarla al 4,9% o 5,1%. También conseguimos reservas y bajamos la brecha a la mitad. Yo creo que, a veces, se pasa muy por arriba el hecho de que nos haya caído un meteorito con el desastre de la sequía, que nos sacó la cuarta parte de las exportaciones y la economía no pudo generar esa riqueza.

Ante esa situación, tuvimos que alterar los planes. Nos quedamos sin los dólares necesarios y Sergio tuvo que actuar y negociar con el Fondo Monetario para evitar una devaluación. Primero le pedían que sea del 100%, luego del 60%, pero nosotros estamos convencidos que de esta situación no se sale con alquimia ni con fórmulas mágicas, se sale creciendo.

Esta crisis, con falta de dólares y restricción externa, no permite posibilidad de endeudamiento ni de especular con dólares ficticios, hay que generar dólares reales. Por eso Massa tensaba en la negociación para evitar frenar la economía y que aumente el desempleo. Eso fue lo que demoró las negociaciones. De todas maneras, la devaluación existió, aunque por la cuarta parte que se pedía.

Sergio Massa dijo que Milei fue "colaborativo" con el FMI

¿Por qué Martín Guzmán pudo resistir a una devaluación y no pudo Sergio Massa?

Porque en el momento en el que le tocó asumir a Sergio Massa ya teníamos una economía donde la gente reconocía que estábamos al borde del helicóptero, sin reservas. Tuvimos que partir de ahí, tratando de ordenar la economía.

Hay que apuntar al crecimiento con medidas concretas, y apuntar a la generación de dólares. Construimos la acumulación de reservas, y de esa forma pudimos evitar la devaluación brusca. A eso apuntamos y están los resultados sobre la mesa. Hay inversiones concretas en materia de energía, minería, hidrocarburos, industria forestal, la industria automotriz y se terminó el gasoducto.

Massa, Patricia Bullrich y Milei exponen ante el círculo rojo en el Consejo de las Américas

¿Vos creés que se va a poder mantener el dólar durante 60 días, como aseguró Massa?

Vamos a hacer todo lo posible. Cuando llegue Sergio vamos a anunciar las medidas.

¿Cuáles se pueden adelantar?

El espíritu de las medidas es evitar que se siga retrasando el poder adquisitivo del salario, algo que abortaría cualquier proyecto de crecimiento sustentable. Por otro lado, queremos estar cerca de la producción, tal como estuvimos durante la crisis del campo donde aportamos créditos para agilizar la recuperación antes la llegada de la lluvia. Lo mismo vamos a hacer con los sectores de la industria y el comercio.

La Argentina tiene una promoción de tasas de inversiones que cuando llegamos estaba 35 puntos por arriba de la inflación, hoy está 55 puntos por debajo. No queremos que ese aparato productivo deje de funcionar. La industria está 14 puntos por arriba de la pre pandemia, la guerra y la sequía. Nuestro desafío es no hipotecar un futuro cercano.

Córdoba: Martín Gill recibe a Massa el viernes para lanzar el Gasoducto Norte en Villa María

Nadie tiene dudas de que Argentina tiene por delante un futuro mucho más promisorio, el tema es llegar allí...

Yo viví el 2001 y las propuestas eran las mismas que ahora: dolarizar la economía y una banca offshore. También eran las mismas personas. Nosotros decidimos salir con una economía normal y fue el período de crecimiento más largo de la historia Argentina, desde 2002 al 2011.

Hubo un paso previo muy importante en el que los partidos tradicionales se juntaron y la recuperación fue de una magnitud que sorprendió a todos. Cuando los argentinos vieron el acuerdo político y una Argentina productiva que arrancaba, en cuatro meses desatesoraron 17.500 millones de dólares, esto es algo que ninguno de estos economistas técnicos tiene en cuenta.

Nosotros tenemos que discutir cómo convertir el 85% del grano que exportamos a 300 dólares por tonelada, mientras que los fideos se exportan a 2000 dólares. Pero no queremos hipotecar el futuro con la vieja receta de dolarizar la economía.

Massa rasca la olla del FMI y de los votos

Es increíble que aparezca un señor a explicar una alquimia que no entiende nadie, "agarrar las leliqs, cambiarlas por un bono en un fondo de inversión de riesgo" algo parecido a un "Plan Bonex Internacional".  Además te dice que el proceso es muy doloroso y hay que hacerlo bien, porque a Zimbawe le fue mal y se fue a 11.000.000,2% de inflación anual. ¿Escuchamos eso y no nos ponemos colorados? No es más fácil seguir en este proceso de generación de dólares, sobre una economía normal? ¿Te parece que vamos a poder atraer a un inversor al que le tenés que explicar la economía de Zimbabwe? 

Yo estuve en el 2002 y nos dijeron de todo. Cuando empezamos a crecer nos decían que era el "rebote del gato muerto", cuando seguíamos creciendo nos decían que era el viento de cola y después dijeron que era un "veranito". No querían chocar con la realidad. Argentina es un país que tiene excelentes negocios, una capacidad transformadora, con emprendedores brillantes, y además tiene capital.

Patricia Bullrich: unificación con Larreta y "scrum económico"

Hay gente que duerme acá y manda a los chicos a las escuelas de acá, pero tiene un PBI entero fuera del circuito. El desafío nuestro es incluirlo en nuestra economía. Lo que está haciendo el Gobierno es poner a disposición un rumbo que no cambie. Porque con esta crisis no vamos a abandonar la producción, ni vamos a volver a las alquimias financieras.

Se hizo un plan claro: "Argentina productiva 2030". Vos podrás decir que para el 2030 vamos a estar todos muertos, pero ese plan ya está funcionando. El gasoducto es una realidad que nos sacó de un déficit de la balanza comercial energética y este año vamos a tener superávit

Hay que discutir esa Argentina que también existe. ¿Escuchaste a todos estos técnicos hablar de producción o de cómo generamos riqueza? No, se creen que la riqueza se produce sola. En Argentina, la producción es el árbol y todas las magias financieras son la sombra. Argentina se enamora de la sombra, riega la sombra, se le seca el árbol y volvemos a las restricciones externas. Hoy tenemos una enorme oportunidad. 

Economía, emociones, valores y propuestas viables

El otro día iba a tener un debate en A dos voces y Marcelo Bonelli me dijo que nadie aceptaba debatir conmigo. El dato mata al relato. Le dicen a los jóvenes que tienen que irse y ellos no pueden ver el futuro que tienen. Los jóvenes de Europa están preocupados por sus crisis energéticas y Argentina, tal como lo dijo el Banco Mundial, es un activo público global.

En vez de ponernos a seguir liberando la energía productiva, preferimos ir a las magias como si fuéramos Zimbawe. Estuve la semana pasada en Mar del Plata y se anunciaron 2.000 millones de dólares de inversiones que ya se están ejecutando. Toyota está trabajando a tres turnos, Ford lanzó la Ranger con 600 millones de dólares de inversión. 

En vez de ver esa Argentina, tenés que escuchar a gente que parecen paracaidistas polacos y proponen cosas que no distinguen a una vaca de un toro. En su vida tocaron un bulón o una tuerca. Es claro que tenemos problemas y que la gente está enojada con razón, pero debemos orientar el futuro que ya es presente. Hay 18 proyectos mineros que ya se están ejecutando, 12 de oro, 3 de plata, 2 de litio y uno de carbón.

La ciencia como palanca del desarrollo económico

Ya tenemos 30 proyectos en funcionamiento de exploración avanzada y somos el cuarto productor mundial de litio. En YPF estamos desarrollando la tecnología de las baterías de litio. En el INTI estamos poniendo un laboratorio en marcha que es único en el rubro farmacológico. Por otro lado, escucho que dicen que vamos a privatizar el CONICET. ¿Vamos a ser un país desarrollado sin técnicos? 

Lamentablemente nos hemos equivocado y la gente está enojada, tanto acá como en el mundo. Desde la crisis, no ganó ni un sólo oficialismo, tanto de derecha, como de izquierda. El único fue Macron. Si están enojados con esos países que afrontaron la crisis con estabilidad, es lógico que lo estén en Argentina.

ADP JL