MODO FONTEVECCHIA
DEBATE LEY ÓMNIBUS

Miguel Ángel Pichetto: “Un héroe es un traidor que tuvo éxito”

El diputado de Hacemos Coalición Federal aseguró que hay un piso de 20% de credibilidad de la sociedad hacia el Congreso y lamentó que se haya quitado el capítulo fiscal de la ley ómnibus.

Miguel Ángel Pichetto
Miguel Ángel Pichetto | NA

Miguel Ángel Pichetto sostuvo que la estética de la Cámara de Diputados, y el Congreso en general, demuestra los procesos de decadencia que se han vivido a lo largo de los años en la Argentina. Señaló que hubiera sido importante para el gobierno incorporar una estructura fiscal en una ley más chica para generar confianza con el FMI e indicó que la ley bases podría haberla anunciado el presidente el 1 de marzo en la apertura de sesiones ordinarias. “Nunca hubo un precedente legislativo de esta naturaleza” aseguró en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Miguel Ángel Pichetto es diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, con mandato hasta 2027 y presidente de Encuentro Republicano Federal. Fue uno de los titulares de la Auditoría General de la Nación, entre 2020 y 2023, candidato a vicepresidente en 2019, senador nacional de 2001 a 2019, consejero de la Magistratura entre 1998 y 2005 e intendente, en sus comienzos, de Sierra Grande entre 1985 y 1987.

En uno de los tantos cruces en el Congreso, por el tratamiento de la ley ómnibus, sostuvo que “prefiero la traición a la irrelevancia” luego de que el excanciller, Santiago Cafiero, lo calificara de traidor.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Viral: un peatón hizo una insólita pregunta a Miguel Pichetto en plena ronda de prensa y descolocó a todos

¿Estamos frente a una crisis estética donde la representación en el Congreso se ha deteriorado a niveles impensados?

Si, comparto eso. Creo mucho en el tema de la estética de la mirada que la sociedad tenga sobre el espacio en el que uno transita en el Congreso, y como la persona se viste y se expresa también marca los procesos de decadencia que ha vivido la sociedad argentina. Es preocupante.

Creo que tenemos que recuperar entre todos, un esfuerzo para que la Cámara de Diputados y el Congreso de la Nación que tiene una baja mirada de la sociedad. El otro día miraba una encuesta y estamos por el piso, 20% de credibilidad, junto con el Poder Ejecutivo y también el Judicial. La credibilidad en la institucionalidad argentina ha caído mucho.

Para sumar a nosotros también, los medios de comunicación, que a finales de los 80 y comienzos de los 90 con la recuperación de la democracia gozamos de aprobación del orden del 70%-80%, hoy estamos en los mismos números.

Hay un tiempo de época que tenemos que entender, vos y yo tal vez tenemos una edad, pero creo que tenemos una mirada contemporánea. Tratamos de adaptarnos a los tiempos, aceptarlos y comprenderlos, y vivimos un momento donde la prensa escrita también ha perdido la aceptación. El pensar, el reflexionar entre seres humanos también, es un tiempo líquido diría Bauman o Lipovetsky, que han escrito sobre este tema.

La falta de relación humana también se expresa en este espacio donde se ha perdido la vocación de diálogo, de algunos acuerdos que permitan consolidar la estética ante la sociedad. Pero bueno, no tengo reproches hacia nadie, creo que esto conforma un proceso de la propia sociedad en la que vivimos.

Los representantes no salen de Marte, salen de la sociedad donde viven, donde se desarrollan y donde estudian.

La estética es importante, creo en eso, pero no como cuestión hedonista sino importante sobre que uno es lo que representa ser.

Se aprobó en Diputados la ley ómnibus en general, y el martes se discutirán los artículos

¿Cómo sigue esto? ¿Estamos frente a un proceso que va a demorar varias semanas?

Indudablemente que en el Senado por lo menos 15 días va a tardar. Es la Cámara que representa los intereses de las provincias.

¿Cómo está parado el debate hoy en Diputados? El capítulo fiscal ha sido sacado, una lástima porque creo que se podrían haber profundizado los acuerdos. Siempre digo que un proyecto de ley hay que llevarlo hasta el último minuto. Hay que tratar de dialogar, convencer y acordar, porque de esto se trata la política, mucho más en el Parlamento.

Pero bueno, el gobierno decidió, un día determinado, retirar el capítulo fiscal donde había acuerdos importantes. Estábamos de acuerdo en el blanqueo que la pyme necesita, fijate que el ministro de Economía, acertadamente, suspendió las ejecuciones fiscales, es decir que nunca nos habíamos opuesto al blanqueo ni a la moratoria que eran elementos importantes para poder superar la crisis de endeudamiento de empresas, comercios, a lo largo de la post pandemia, de la post pandemia interminable de la Argentina.

¿Por qué lo hace? ¿Es capricho? ¿Cuál sería la lógica?

No, no podría calificar de esa manera, creo que algunos temas son coparticipables, el blanqueo lo era, tal vez el gobierno planeta tratarlo todo en un solo paquete. Impuestos directos, cigarrillos, todo lo que significaba recaudación, que estábamos de acuerdo también, todo eso pasó a la etapa que viene, que seguramente abordará la base de un acuerdo fiscal con las provincias.

Me parece que el debate que subyace en esta ley es la falta de acuerdo con los gobernadores provinciales. Es cierto que el gobierno está empeñado en el orden fiscal nacional, pero también las provincias están luchando por tener previsibilidad, un equilibrio en la coparticipación y algunas reglas de funcionamiento que no determine la vuelta de la cuasimoneda que está poniendo en marcha Quintela, que es un verdadero disparate.

Ricardo Quintela defendió las cuasimonedas y cruzó a Guillermo Francos

Si en Senado mínimo van a ser 15 días, queda esta semana para la aprobación en Diputados, nos coloca en que vamos a llegar con el comienzo de las sesiones ordinarias.

Si, estaríamos para fin de febrero, principio de marzo. Hay que entender que el gobierno planteó este tema como un conjunto de ideas o visiones sobre el futuro del país.

La historia, como dijo Churchill, cuando un estudiante le dijo que quería entender la política, “estudie la historia”. Si uno analiza la historia de la crisis de la Argentina, especialmente de los últimos 20 años, ve algunas cosas muy interesantes, como que, en la crisis de 2001, el cambio de sistema monetario, la eliminación de la convertibilidad, y una emergencia muy amplia que se le dio a Duhalde, es una ley de 22 artículos.

La de 2019, cuando asume Alberto Fernández, que se vota con una mayoría importante porque el kirchnerismo tenía mayoría, prácticamente le delega la suma del poder público, y tenía 88 artículos, pero claro, era una ley de carácter fiscal, emergencia económica, tributaria, tarifaria. Alberto Fernández creó hasta un impuesto al celular y modificó el impuesto a las ganancias. Hizo todo lo que podía haber hecho, y podría haber hecho más, porque esas delegaciones estaban hechas en función del plan interno del gobierno, para que la vicepresidente no interfiriera tanto.

No lo utilizó o utilizó algunas, después agrandó todo con la pandemia, en la emergencia sanitaria le dio con todo.

Quiero decir que, tal vez, lo importante hubiera sido para el gobierno una estructura fiscal en una ley más chica, una emergencia económica, tributaria, tarifaria, para recomponer contratos, para empezar a generar confianza con el Fondo, tal vez ese era el camino más corto, pero se decidió por fijar la línea de pensamiento de visión de país, que es legítimo, pero yo creo que debería haber sido el 1 de marzo. En el discurso de apertura el presidente podría haber estructurado este mensaje, que se denominó Bases y Puntos de Partida para la Reorganización Nacional, muy alberdiano, pero estamos en lo que estamos, en una mega ley de 640 artículos, que comenzó, se redujo al 70%-80%, con partes que fueron quedando en el camino. Que abordaba temáticas diversas, Código Civil, cultura, temática ambiental.

Los divorcios express, el que la hizo se ve que no le gustan mucho los abogados, es cierto que complejizan, Napoleón dijo “pobre mi código de comercio, lo agarraron los abogados”. Hay una preferencia por los escribanos, una profesión, con todo respeto, que va camino al desuso, porque viene de la monarquía, pero inevitablemente la tecnología se la lleva puesta.

La amplitud de temas de la ley, ambiciosa, obliga a un debate muy complejo como el que tuvimos, muy complejo. Nunca hubo un precedente legislativo de esta naturaleza.

Día 57: Impasse

La búsqueda de reducir a nada, incluso tener superávit a nivel nacional, ¿va en una puja contra las provincias? Es decir, que las provincias pasen a tener déficit fiscal para que la nación pueda no tenerlo. ¿Encontras ese tire y afloje entre nación y provincias?

No, no creo que todas estén con superávit fiscal, hay algunas que tienen problemas graves de administración, algunas que se han reservado la caja de jubilaciones que también están en el eje del debate de esta ley en particular. Tienen problemas de déficit esas cajas.

Las provincias ya habían mejorado en el periodo de Macri, les devolvió el 15% que Kirchner les había sacado por ley para mejorar el sistema previsional argentino.

A eso me refería, el fallo de la Corte.

El fallo les devolvió el 15% y, después, el Gobierno de Macri en un acuerdo con el Senado y los gobernadores, recuperaron todos, aun los que no habían hecho juicio.

Han mejorado un poco, siguen teniendo problemas, pero lo que tienen hoy es una gran incertidumbre, para donde va el camino, cómo van a ser las relaciones con el gobierno actual, y cómo se va a distribuir la masa coparticipable.

En realidad, el impuesto PAÍS, es un impuesto que lo recauda el gobierno nacional, y el 30% va dirigido a la creación de viviendas populares, es la famosa ley Grabois, todos metieron mano.

Las provincias ven en este impuesto una posibilidad de mejorar sus arcas, porque en su momento Sergio Massa le cambió la ley de ganancias. Mejoró para los trabajadores, pero impactó sobre lo público provincial.

Massa les había prometido, si ganaba, una compensación, con impuesto al cheque, con algún impuesto para que se coparticipar, pero no se concretó porque perdió y estamos en un nuevo escenario.

Hay una frase de un economista, que seguramente Milei debe haber leído, Adam Smith, que dijo que “no es bueno plantear todo a vida o muerte porque se muere muchas veces”.

Ganancias: quiénes pagarán el impuesto en enero y claves para entender el nuevo régimen

Alejandro Gomel: ¿Hay en este gobierno funcionarios que no funcionan? ¿Ve un recambio en los próximos meses?

No lo veo, es muy pronto. Creo que hay funcionarios que tienen que asumir su rol, me parece que el ministro de Economía tiene que explicar, es muy importante.

Yo me acuerdo de que era chico y lo miraba a Alvaro Alsogaray, que hacía el relato de pasar el invierno, pero por lo menos explicaba. Era duro el tiempo, fue ministro de Economía de Frondizi.

El deber de un economista y que está a cargo de una cartera económica es explicar, tiene que ser didáctico. Me parece que falta más explicación del rumbo.

Yo veo mucho pesimismo, la Argentina este año va a recaudar recursos importantes de la agroindustria de más de 25 mil millones, se calcula porque no hay sequía, porque viene un horizonte muy bueno, y porque el sector va a tener una muy buena recaudación, el Estado va a recaudar esa plata de la venta de cereales, aceite y harina.

Por eso era malo también el gravamen a la harina y el aceite al igual que el poroto, porque se primarizaba la exportación y eso lo discutimos. Entendimos que no se podía grabar a la industria de la misma manera que al poroto, era favorecer a los chinos que tiene fábricas en China, y primarizar a la industria, hay que agregar valor, es es el debate de la productividad, no es solamente un esquema de recaudación para equilibrar las cuentas, sino alentar el mundo del trabajo y la producción en la Argentina.

Creo que hay un armado que está pendiente, que el gobierno está tratando de armar. El dato novedoso es la designación de Scioli.

Victoria Tolosa Paz, furiosa con Daniel Scioli: "No quiero decir malas palabras"

AG: Hay enojo con Scioli. ¿Cómo lo vio eso?

No hago calificaciones. Cuando empezó Jorge la charla tuve una discusión, pero no es del tipo personal, casi diría de pensamiento estratégico en términos de lo que es la política. Cafiero me dijo que “la traición”, yo creo que un héroe es un traidor que tuvo éxito. Tengo una mirada distinta a esta estructura de pensamiento tan maniquea, y creo que la insignificancia es mucho peor que la traición. Me divierto también en este tipo de debates.

Viendo ese lugar en el que llevas décadas, ¿te enojabas viendo lo que te encontrabas allí?

Yo diría que enojado no, tal vez estuve más intemperante que otras veces.

Lo estoy planteando como elogio. En algún momento alguien llama a la reflexión a los demás.

Tampoco creo ser la maestra Ciruela ni el corrector de la Cámara, me parece que a estamos tiempo para mejorar la calidad, para tratar de que de los temas hablen quienes saben.

Yo contaba una anécdota muy interesante, ingrese en el 93 a la Cámara de Diputados, el presidente del bloque era Jorge Matzkin, un hombre muy sobrio, contador, entendía que el objetivo del oficialismo era sacar la ley. Hablaba el miembro informante, contestaba alguno en el medio y él cerraba el debate. Yo pude hablar al año y medio de haber entrado. Había una disciplina.

Hablando con Leopoldo Moreau, decía que la cosa cambió cuando se empezó a leer, y es interesante. Nunca se puede leer, hay que pedir permiso, pero todo el mundo lee. Pero bueno, estas son las cosas que han ido cambiando en el Parlamento.

Pichetto aclaró su exabrupto y pidió acortar la lista de oradores: "Acá hablan todos, toman mate, es bochornoso"

Tiene que ver con la estética también.

Por supuesto. Yo tomo mate, en mi oficina o en mi casa, no en el recinto. En el Senado siempre traté de que no se tomara mate, e incluso estaba medio prohibido también aplaudir. Creo que esos lugares tienen que ser de emociones bajas.

AG: Habló Guillermo Francos, el ministro de Interior, y dijo que si hay una aprobación de la coparticipación del impuesto PAÍS, Milei lo vetaría.

No entró en el tablero el impuesto PAIS. 

Es un reclamo y una reacción de los gobernadores, hay que encontrar otros caminos que puede ser la compensación a las cajas. Hay que encontrar un camino que permita que la ley salga en línea con lo que ha planteado el gobierno.

MVB FM