viernes 10 de abril de 2020 | Suscribite
PERIODISMOPURO / Entrevista
domingo 23 febrero, 2020

Sergio Berni: "Creo en la inocencia de Amado y De Vido, no en la de José López"

El ministro de Seguridad de Kicillof consideró, además, que Lázaro Báez no es un preso político porque es un "empresario" y no un "militante". La nota completa, esta noche a las 23, por NET TV.

Sergio Berni, en la entrevista con Jorge Fontevecchia. Foto: Pablo Cuarterolo
domingo 23 febrero, 2020

 En una nueva edición del ciclo de reportajes Periodismo Puro, el CEO de Perfil Network, Jorge Fontevecchia, entrevistó al ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni. La nota completa se podrá ver hoy a las 23 por Net TV.

En uno de los tramos de la entrevista, Berni aportó su visión sobre los ex funcionarios del kirchnerismo que están detenidos, acusados de corrupción, y advirtió que hubo una persecución por parte del Gobierno de Mauricio Macri.  

—En la discusión acerca de si hay o no presos políticos, quienes tienen como jefe político a Alberto Fernández, como Santiago Cafiero, Felipe Solá, Fernando "Chino" Navarro, sostienen que no los hay, sino detenidos arbitrariamente. En cambio, quienes se referencian en Cristina Kirchner, usted, Axel Kicillof, Wado de Pedro, sostienen que sí los hay. ¿Esta es la primera demostración de divergencia entre los dos?

—No. Le voy a explicar por qué: porque aquellos que declaramos lo que usted afirma sobre los presos políticos lo hicimos desde la experiencia de haber sido perseguidos durante estos cuatro años del gobierno de Macri. El Presidente tiene una gran experiencia en materia penal, es abogado. Leí atentamente sus declaraciones. Y coincido con él.

—Usted también es abogado.

—Por eso lo digo. Un detenido político, un preso político, es aquel que está a disposición del Poder Ejecutivo. Por lo tanto, desde el punto de vista técnico, el Presidente tiene toda la razón. Pero también tenemos nuestra mirada quienes durante estos cuatro años fuimos perseguidos a través de la utilización del aparato del Estado. Que se enfatiza más cuando nos enteramos a través de documentación de que el señor Alejandro Vandenbroele cobró una importante suma de dinero para poner un hotel y declarar en contra de Amado Boudou. Algo similar ocurre en la causa contra Roberto Baratta y Julio De Vido, que fue la causa por la cual se apartó del Congreso a De Vido, ¿se acuerda de que se inició por pagos excesivos en el gas licuado? Ahora sabemos que el perito que se nombró fue trucho, que terminó preso el perito (N. de R.: se refiere a David Cohen). Como se les caía la causa, apareció en escena, por ejemplo, Marcelo D’Alessio con declaraciones que imputaban precisamente a De Vido en el mal ejercicio de sus funciones. Por esas declaraciones estuvo detenido. Allí se observa claramente que cuando el Estado utiliza sus herramientas, la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos, o la AFI (Agencia Federal de Inteligencia), las UFI (Unidades Fiscales de Investigación), que tiene para perseguir y encarcelar a un dirigente político por el solo hecho de pensar distintos a ellos, hay una connotación política. ¿Tiene la responsabilidad de eso este gobierno? Fue responsabilidad del gobierno anterior. Lo que queda es un resabio y quien se prestó para que eso suceda fue la Justicia. Es precisamente ella quien debe normalizar esta triste situación. En la Argentina, la Justicia está en los niveles más bajos de credibilidad. Es un gran problema para nuestro sistema institucional.

—Usted vivió en Santa Cruz y sabe de la trayectoria y ascenso de Lázaro Báez. ¿También es un preso político?

—No conozco el problema de Lázaro Báez. Es un empresario. Cuando hablamos de presos políticos, nos referimos a los militantes.

—Usted se refiere a quienes fueron funcionarios. Pero Báez no se podría haber enriquecido de esa manera sin un contubernio con algún funcionario político.

—Hay muchas familias en la Argentina que hicieron su fortuna en base a la patria contratista. No solamente Lázaro Báez. También está la familia Macri.

—Eso no constituye un consuelo. Un poquito de autocrítica les sería útil.

—¿Pero con qué debería tener autocrítica?

—Con la corrupción: solo Lázaro Báez indica que algún problema con funcionarios del Estado hubo.

—No pongo en la misma bolsa a José López que a los demás. Merece el mayor de los castigos.

—¿Y qué opina del caso de Amado Boudou, que tiene condena confirmada por Cámara de Casación por quedarse con el 70% de las acciones de Ciccone? ¿Hubo hechos objetivos, más allá de la persecución?

—Yo leí el fallo. No sé si usted tuvo la oportunidad de leerlo. Y no encontré ningún motivo que vinculara expresamente a Boudou al delito que se le imputa. Y mucho más después de que los argentinos vieron en estas últimas semanas la injerencia del gobierno de Mauricio Macri para pagarle a Vandenbroele y que declare en contra de Amado Boudou.

—¿Leyó el de Casación?

—Leí el fallo de primera instancia solamente.

—Una cosa es hablar de perseguidos políticos y otra de presos políticos. En algunos casos intervienen jueces y fiscales de distintas instancias para llegar a un fallo. Se puede suponer el sesgo o la mala praxis de algunos, pero es difícil que sean tantos.

—Convengamos en que en la Argentina existió el lawfare, esa metodología de perseguir en combinación o en una suerte de asociación entre cierto sector del Poder Judicial y del poder mediático. Hoy los medios son un cuarto poder. Sobre todo en la región y muy especialmente en la Argentina. Se difamó, se usaron los medios para generar mecanismos para que después se investigue.

—Quedó claro que cree en la inocencia de Boudou. ¿Piensa lo mismo en el caso de Julio De Vido?

—Puedo creer en la inocencia de Julio De Vido.

—No así de José López.

—Para nada.

—¿De Ricardo Jaime?

—No lo conozco. Fue condenado por la causa de Once y su sentencia se reconfirmó. Acepto ese fallo con honestidad intelectual.

Para leer la entrevista completa, haga click aquí

JPA/MC


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4961

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.