sábado 21 de mayo de 2022
POLITICA BOLSILLOS ESTRESADOS
27-03-2022 00:55

Luego de un marzo "temible", llega un otoño muy caliente para la economía

El Gobierno sigue buscando balas para la guerra contra la inflación pero las proyecciones privadas alertan sobre los precios; los costos de la energía suman su propia combustión.

27-03-2022 00:55

Aún no empezó abril y parece fin de año. No es únicamente por el vértigo de los acontecimientos políticos tanto dentro de la coalición gobernante como de la oposición; es sobre todo porque en materia de inflación parece que aún no se ha visto todo.

El inminente abril, a poco de comenzar, ya anticipa fuertes sobresaltos. Este año ya empezó con una dinámica impetuosa en lo referido a los precios. La medición del Indec de febrero sacudió con casi 5% mensual al propio Gobierno. En especial en lo referido a los precios de alimentos y bebidas. Para este mes, las consultoras privadas anticipan pisos del 6% mensual y nada preanunciaría una desaceleración para abril.

Comercio trabaja en fideicomisos y para relanzar Precios Cuidados el 7 de abril

Son varios frentes abiertos: el precio de los alimentos que golpea a todos pero noquea a los que menos tienen. Además, la suba de las naftas que se dio a mediados de este mes pero derramará en la primera quincena (mientras, de paso, se discute un futura suba). Por si fuera poco, el impacto de los costos energéticos dará su propio golpe, no solo por la suba en las tarifas de la luz y el gas que el Gobierno segmentó para evitar una globalización del aumento sino porque la guerra en Europa lo cambió todo en el mundo. Subieron los precios de la energía, habrá escasez de gas y, por lo tanto, se comprará lo poco que haya muy caro. Si falta, se resentirán los niveles de producción y, por lo tanto, el empleo.

La guerra en Europa, además, hizo despegar el precio de las commodities que, mirado desde la perspectiva de la exportación de materias primas (algo que Argentina hace demasiado), es bueno porque engordará los ingresos en dólares por las ventas externas. Sin embargo, mirado del otro lado del mostrador, esas mismas subas internacionales encarecieron los insumos de productos básicos para la mesa de los argentinos, como el pan y los farináceos, que treparon más del 25% en un mes. Esto disparó nuevos enfrentamientos con el campo por la suba de retenciones y de fideicomisos que se manejan bajo la órbita del secretario de Comercio, Roberto Feletti. En conferencia de prensa el “Capitán Frío” dijo que “hay plazo hasta el lunes (es decir, mañana) para retrotraer estos precios”, y agregó que “no existe razón ni estimación de costos que justifique estos aumentos” y se los atribuyó a “maniobras especulativas”.

Mañana vence el plazo para que se cumpla la medida de retrotraer los precios de 580 productos en supermercados al 10 de marzo, luego de que Comercio detectara esas “maniobras especulativas” con subas de precios del 14,5% promedio en tres días. Habría sanciones duras.

El campo está en pie de guerra nuevamente y hay asambleas permanentes en provincias como Santa Fe, Córdoba o Entre Ríos. Si no hay más, es porque está en temporada alta la cosecha pero esa situación concluye a mediados de abril. De hecho, ya estaría previsto un tractorazo a Capital Federal para el 20 de abril.

La semana próxima el Gobierno tendrá un mix de situaciones. Por un lado, se conocerá el dato de pobreza del año pasado, y las estimaciones privadas que miran estos meses donde alimentos, la base troncal para esa medición, se disparó.

Por otro lado, el Presidente buscará una foto con empresarios y sindicalistas para poner paños fríos a las tensiones con el sector privado y, de paso, a las demandas de precios y salarios.

Una vez ratificado el acuerdo con el FMI, las diferentes miradas dentro del equipo económico también podrían calentarse, como el otoño. De hecho, el ministro de Economía, Martín Guzmán, viaja cada vez que recrudece un conflicto y el “Capitán Frío”, cuyos congelamientos había cuestionado el Fondo, ahora vuelve a crecer en la letra chica.

Querida inflación (3)


Cómo sigue la hoja de ruta con el FMI

R.P.

El viernes, el Fondo Monetario aprobó el programa de refinanciación de la deuda argentina aunque dio un duro mensaje en torno a la alta inflación y emisión, y la fragilidad de la economía doméstica. La titular del organismo internacional de crédito, Kristalina Georgieva, reconoció que los riesgos de incumplimiento son “excepcionalmente altos”.

Tras la venia del board del Fondo, se destrabaron los giros por cerca de 2.800 millones de dólares que el país cancelará el jueves 31.

Justamente respecto de los futuros giros, se prevé que estén atados al cumplimiento de las metas que se monitorearán trimestralmente. Si todo marcha bien, está previsto que en junio sea la primera revisión trimestral, tras lo cual se ejecutará un nuevo pago aproximado equivalente a 4.190 millones de dólares.

Posteriormente, en septiembre, está previsto el giro de otros 4.190 millones de dólares y una cuarta revisión para diciembre con un desembolso mayor: 6.200 millones de dólares.

Con este primer envío, las reservas del Banco Central cerraron el viernes en 43.321 millones de dólares, lo que implica un incremento de más de 6 mil millones de dólares respecto al cierre informado el miércoles 23.

Es que el pacto le permitió al país embolsar 9.656 millones de dólares, de los cuales una parte tenía como destino fortalecer las reservas del BCRA.

En el comunicado del FMI se reforzaron las principales preocupaciones en torno a la frágil economía nacional. “Los directivos subrayaron la importancia crítica de reducir la persistente alta inflación y reconstruir las reservas internacionales”, enfatizó en uno de los párrafos más destacados ese mensaje que llegó desde EE.UU.

¿Una alta inflación es funcional al gobierno? Opinan los especialistas

AF convocó a empresarios y sindicalistas por precios y salarios

El presidente, Alberto Fernández, avanzará esta semana en la foto que busca con empresarios y sindicalistas, quienes visitarán el martes a las 10.30 la Casa Rosada.

La idea del Gobierno es bajarle la tensión a la relación con el sector privado, en especial luego de los cortocircuitos que provocaron las últimas medidas sobre retenciones y fondos fiduciarios para contener la inflación.

En declaraciones a la prensa, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, confirmó estos encuentros para discutir precios y salarios. “El Presidente hizo un llamado para que la próxima semana se estén reuniendo el sector empresarial, el sector de trabajadores y, obviamente, el área que tiene que ver con uno de los motores productivos de la Argentina, como es el campo”, precisó.

Desde la conducción de la CGT, Héctor Daer se refirió a la convocatoria presidencial. “El Presidente nos planteó que el lunes va a hacer una convocatoria para empezar a conversar toda esta situación y encontrar un tránsito hacia la formalización de acuerdos que permitan en nuestro país ir bajando el proceso inflacionario”, había dicho el sanitarista.

Además, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, celebró la citación del jefe de Estado y dijo estar “convencido de trabajar en conjunto para enfrentar estos problemas globales y darle previsibilidad al país”. “Esta convocatoria del Presidente la esperamos con mucho interés para poder dialogar, construir y para ir removiendo los obstáculos que hicieron durante décadas crónica la inflación”, puntualizó.

La UIA, además, advirtió que el aumento del costo energético debido a la guerra en Europa complicaría los niveles de producción fabril.

Luz verde del Fondo al acuerdo y tirón de orejas por la inflación

Cinco claves de alerta

  • Alimentos. El precio de los alimentos y bebidas viene estando siempre por encima de la media mensual desde hace casi cuatro años. Por ejemplo, en febrero la suba fue del 7,5%.
  • Tarifas. Las subas en las tarifas de luz y gas repercutirán no solo en los hogares. Con la guerra en Europa crece la preocupación por el encarecimiento de la energía que también golpeará localmente.
  • Tractorazo. La relación entre el Gobierno y el campo cada vez es más tensa y las entidades agropecuarias ya prevén una protesta en Capital Federal para mediados de abril, cuando termine la cosecha.
  • Martín Guzmán. Cada vez que se discutió el acuerdo con el FMI, el ministro de Economía estuvo fuera de escena. Por ejemplo, esta semana se reunió con la secretaria de Energía de EE.UU.
  • Suba de las naftas. Fue en la segunda quincena de marzo pero su efecto se derramará también en abril y no se descuenta que haya otras subas en el resto de este año porque las petroleras lo piden.