miércoles 15 de julio de 2020 | Suscribite
SALUD / Pandemia
lunes 29 junio, 2020

Runners y coronavirus: infectólogos afirman que el riesgo de contagio es bajo y no se transmite por sudor

La prohibición de salir a correr vuelve a regir a partir del próximo miércoles y reavivó el debate sobre la transmisión del COVID-19. Qué dicen los expertos.

Galería de imágenes


Fotogalería
La posibilidad de contagio al correr, si se mantiene la distancia, es muy baja. Foto: TELAM

El endurecimiento de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), decretado por la Casa Rosada tras el crecimiento de contagios de coronavirus, derivó en la prohibición de varias actividades que ya habían sido habilitadas en las últimas semanas. Una de las más cuestionadas es el permiso de salida de los runners en la Capital Federal, lo que reavivó el debate sobre si hay peligro de contagios al hacer actividad física al aire libre.

Los infectólogos y especialistas en epidemiología consultados por PERFIL coinciden en que la marcha atrás con las salidas a correr es una cuestión más de imagen que de riesgo real, como blanqueó el propio ministro de Salud, Ginés González García: "Por supuesto que el riesgo es bajo en los runners salvo que lo hagan como fueron los primeros días que fue un desastre, que iban todos juntos. Pero después de eso, también tenía una gestualidad", admitió el funcionario en diálogo con Todo Noticias.

Desde la provincia de Buenos Aires no se veía con buenos ojos el hecho de que los porteños pudieran salir a correr mientras los bonaerenses no. Tampoco que se pudieran llevar a cabo actividades lúdicas pero no productivas. Con el refuerzo de la cuarentena, se veía necesario volver a prohibir el ejercicio en el exterior.

"La decisión no pasa por lo sanitario. Tenemos todos claro que saliendo a correr, con distanciamiento y al aire libre, no hay un riesgo importante de contagio. Pero es una medida que hay que adoptar con la situación en la que estamos de un refuerzo del aislamiento ante un crecimiento significativo en la cantidad de casos. Es muy difícil tomar una medida en una jurisdicción que está tan cerca de otra", consideró Ricardo Tejeiro, infectólogo del Hospital Pirovano e integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (MN: 58065).

La decisión no pasa por lo sanitario. Tenemos todos claro que saliendo a correr, con distanciamiento y al aire libre, no hay un riesgo importante de contagio, dijo Tejeiro

Por su parte, el infectólogo y director del Centro de Enfermedades Tropicales de Córdoba (MN:54101), Hugo Pizzi, indicó: "Es un riesgo bajo correr al aire libre siempre y cuando se mantenga la distancia, que no fue lo que sucedió al principio de autorizarse".

"Cuando uno hace actividad física, la frecuencia respiratoria y cardiaca aumenta por lo que se elimina una cantidad de gotas de saliva mayor, que pueden quedar suspendidas en el aire por poco tiempo por eso hay que dejar más de 2 metros", precisó el especialista.

Según los infectólogos, los estudios sostienen que en el caso de correr, al estar sin barbijo, es necesario ampliar la distancia al menos 5 metros entre las personas. Algunos expertos apuntan a que es mejor que sean hasta 10.

runners 20200629
Se deben mantener al menos 5 metros de distancia al correr al aire libre.

A mediados de junio, el Centro de Control de Enfermedades del gobierno de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) oficializó la evidencia científica emergente sobre el contagio del coronavirus y confirmó que existe un riesgo muy bajo de transmisión de la enfermedad desde las superficies y a la hora de realizar de actividades al aire libre.

"No es peligroso y las posibilidades de contagio al aire libre disminuyen mucho. Nada es 100 por ciento certero, pero salir a correr si se hace con separación no debería entrañar demasiado riesgo. Pero también es cierto que si uno extrema la cuarentena hay actividades que tienen que dejar de realizarse puesto que lo que se está buscando es que la población disminuya sus movimientos al máximo", analizó por su parte Roberto Chuit, director ejecutivo del prestigioso Instituto de Investigaciones Epidemiológicas (IIE), perteneciente a la Academia Nacional de Medicina. Y agregó: "Si uno tiene que elegir, es preferible suprimir eso que el paseo de los niños".

El IIE confirmó en el informe del 19 de junio para PERFIL que la aparición runners en las calles porteñas no se tradujo en un foco de contagio, tal y como se temió en un primer momento.

La aparición runners en las calles porteñas no se tradujo en un foco de contagio, según el IIE

Los especialistas argumentan que es la saliva la que puede contagiar, no así el sudor que genera el ejercicio. "La secreción respiratoria es la que transmite la enfermedad, porque el virus requiere estar dentro de unas determinadas células por reproducirse. Y el sudor ni la transpiración podrían transmitirla", aseveró Tejeiro.

"No hay estudios que hablen de sudor o transpiración como fuente de contagio, todo viene por la parte respiratoria. Si nos cuidamos y somos respetuosos con estas normas, que son las mismas como la gripe, no hay problema", completó Pizzi.

No obstante, Chuit advirtió que "por el momento no hay evidencia científica, pero con esta enfermedad nunca se sabe". "Este virus está siendo muy extraño, no lo conocemos lo suficientemente para ser tan taxativos en muchas cosas. Son muchas incógnitas las que hay", sostuvo.

Encuesta: miedo y depresión, los sentimientos que más aumentaron en la cuarentena

Hay otro argumento que defiende el cese de las salidas a correr: el factor psicológico. Si bien el ejercicio mejora el estado de ánimo de la gente y evita el sedentarismo, puede provocar que se subestime el riesgo a exponerse al virus.

"El ejercicio es muy importante para la salud física y mental. Reduce la carga de estrés, los síntomas de ansiedad y depresión -que por cierto han crecido notablemente en estos meses de cuarentena-. Aunque sí creo que, en parte, salir a correr da una falsa sensación de seguridad, porque ya a más de 100 días de encierro y en un estado de alerta constante, las personas con esta y con cualquier otra flexibilización buscan negar/aplacar el problema, en este caso el virus", señaló a este medio la licenciada en Psicología Eliana Alvarez (MN: 68 245).

"La psiquis le resulta intolerable sostener tanta tensión por largo tiempo. Al negar el virus se reduce o se aplana la angustia, aunque lógicamente no se resuelve nada porque la angustia vuelve a aparecer", completó la la licenciada en Psicología.

 

BDN/FF


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5057

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.