sábado 28 de enero de 2023
SOCIEDAD opinión

Más horas para las escuelas sanjuaninas

27-11-2022 02:10

La extensión horaria en San Juan comenzó a implementarse en agosto con un grupo de 24 escuelas de educación primaria de la provincia cuyana. Hoy son 46 y se siguen sumando, generando logros en el fortalecimiento de lengua y matemática.

Iniciamos este proceso con la idea de lograr que la escuela sea la puerta que tienen los niños y las niñas para el desarrollo personal, que internalicen que lo que aprenden los tiene que ayudar a comprender la vida. Para esto tuvimos una tarea previa donde planificamos cómo teníamos que hacer el abordaje, con un diagnóstico previo sobre las debilidades y fortalezas.

Ante la necesidad de garantizar el derecho social a la educación, así como acceso de permanencia y egreso a los estudiantes de educación primaria, desde el Ministerio de Educación de la Nación se impulsa la universalización de Jornada Extendida.

Con esta política, que promueve la ampliación del tiempo escolar a 25 horas semanales, se busca fortalecer la producción escrita, la comprensión lectora y la alfabetización matemática y científica de los estudiantes de educación primaria.

Docentes, estudiantes y sus familias han valorado este tiempo extra que pone en valor la necesidad de aprender en un marco de calidad. Los estudiantes demostraron interés en aprender en este nuevo espacio y los docentes se desafiaron en la búsqueda de recursos, estrategias e ideas innovadoras para dinamizar el proceso de aprendizaje.

Diseñar este nuevo tiempo escolar para fortalecer los contenidos de lengua y matemática supuso situar el contexto en el cual se aprende y las condiciones para poder hacerlo. Muchas de las escuelas desarrollan sus prácticas en plurigrado y en la ruralidad.

Lo social, lo cultural, lo económico, imprimen marcas en el territorio escolar. Hay escuelas primarias comunes y escuelas primarias con albergues, algunas de ellas con difícil acceso que hicieron que esta experiencia resultara altamente desafiante y demandara de otros actores, además de docentes y estudiantes.

Con los directivos se realizó un trabajo de aproximación para disipar dudas e inquietudes, resolver problemas de logística, como el transporte o el comedor y de índole administrativo-financiero. Luego se realizó el encuentro con los docentes para el abordaje pedagógico y didáctico.

Mientras que la comunicación a los padres fue realizada por cada una de las instituciones educativas. Estos recibieron muy bien la iniciativa y se mostraron predispuestos.​

Para realizar este proyecto partimos de un estudio de diagnóstico y necesidades. Las escuelas hicieron sus evaluaciones y a fines de julio ya tenían sus problemáticas identificadas y otras las fueron redefiniendo junto al equipo del ministerio.

El siguiente paso fue el diseño de la propuesta pedagógica específica. Cada escuela en función de su realidad distribuyó el tiempo para la implementación. Los docentes manifestaron la necesidad de perfeccionamiento en las áreas lengua y matemática, por lo que se implementaron talleres en los cuales se entregó bibliografía de la Serie Piedra Libre.

Se han contemplado las situaciones particulares de los establecimientos educativos: escuelas rurales graduadas, escuelas rurales plurigrado, escuelas cuyas matrículas son muy pequeñas y otras más numerosas, escuelas a cargo de un solo docente y otras donde se comparte con otros pares.

Hay mucho entusiasmo de los chicos y las chicas por aprender en este nuevo tiempo. Y, por otro lado, el docente descubrió nuevas formas de enseñar, tuvo libertad para seleccionar los recursos para incentivar la escritura y la comprensión de textos, así como el pensamiento matemático con actividades lúdicas, teatro, música.

Además, se le sugirió a cada docente que registre en una bitácora lo qué pasó en la clase como forma de incentivar la reflexión sobre la práctica.

Lo que vemos hasta el momento es que es una medida muy acertada, con resultados positivos. Los estudiantes esperan la hora nueva, como le dicen en algunas escuelas, y los docentes han comenzado a resignificar sus prácticas. En definitiva, todos ganamos cuando hay más horas en las escuelas de San Juan.

*Ministra de Eduación de San Juan.

En esta Nota