miércoles 05 de octubre de 2022
ECONOMIA Precios por las nubes

Inflación julio 2022: Por qué la ropa es tan cara en la Argentina

La ropa y el calzado, en los últimos doce meses, aumentaron su precio marcadamente y se destaca como uno de los rubros que más ha escalado en el índice de precios al consumidor hasta el 8,5% en julio.

12-08-2022 13:56

Los precios estratosféricos de la ropa que exhiben las vidrieras se vieron reflejados en la estadística que entregó el INDEC este jueves, la cual señaló que el rubro de indumentaria y calzado ya subió casi un 100% en los últimos doce meses. 

Un dato de tres dígitos es el que algunas consultoras estiman para la inflación general al término del año 2022. La información que difundió el órgano estadístico arroja, entonces, que los precios en las prendas de vestir y el calzado aumentaron 8,5% en julio. No obstante, no hace falta que lo diga el INDEC para darse cuenta de que vestirse cada vez cuesta más y de comprarse un par de zapatillas, ni hablar. 

Pero, ¿por qué la ropa es tan cara en la Argentina? 

Un informe de la Fundación Pro Tejer del año 2017 explica cómo se compone el precio de la ropa que se comercializa dentro de un shopping. El informe desmonta la idea de que son los empresarios industriales los culpables del precio de la ropa y destaca que la industria solo representa un 8,5% del precio final de la indumentaria. 

El exabrupto de Tombolini sobre la inflación: "No me explico el aumento de la ropa. Estoy recaliente"

Existen, entonces, otros factores que agregan valor a la cadena de composición del precio que representan en conjunto un porcentaje superior al que remunera a toda la actividad industrial. En efecto, un 75% del precio que abona el consumidor final por una remera en un shopping center, se utiliza para pagar impuestos, servicios financieros y alquileres, según el informe

Cómo se pone el precio de una prenda de vestir 20220812

En mayo, el presidente Alberto Fernández lanzó una queja contra la industria textil: “Hay un desmadre de los precios en ese rubro. Los protejo, no dejo entrar productos elaborados de China y los precios no paran de subir acá“. Desde la mencionada fundación salieron al cruce: “Los precios de la ropa se fijan al comienzo de cada temporada”. Y agregaron: “Cuando comparamos con otros bienes, los aumentos de precio de la indumentaria y calzado se encuentran por debajo”.

¿Cómo se explican entonces los precios en la indumentaria? 

Gustavo Arce, titular de la marca Agustino, explicó algunos factores que influyen en el precio de la indumentaria en diálogo con PERFIL: “En la Argentina, con el tema de la inflación la gente se ha curado de espanto, entonces dice: voy a salir a vender mercadería y por las dudas, ya sube el precio, se aseguran la inversión. Pero al margen de eso, aumentan los insumos de manera escandalosa, por ejemplo: un metro de tela para hacer jeans la temporada pasada (hace seis meses) salía $800 hoy vale $1.500”, comenzó diciendo el empresario textil. 

“Si vos no respetás el markup (índice multiplicador que se aplica sobre el costo de un producto para formar el precio de venta final) para estar en un shopping del 3.5, ósea del 250%, no podés vivir, no podés pagar el alquiler, no podés pagar los impuestos, ni empleados, ni costos fijos del local”, lamentó. 

A este problema, Arce le sumó que el sector textil está experimentado ausencia de mano de obra. “Cada vez son más los talleres que, ante la crisis, decidieron bajar las persianas y devolverse a sus países porque simplemente les va mejor que acá. Entonces vos mandás a fabricar un jean y en en vez de que cueste $270 como salía antes, ahora te cuesta $700”

Los precios de la ropa y calzado ya rozan el 100% de inflación interanual

“Entonces, cuando el empresario textil empieza a sumar, y sumar, el costo del producto y hace el markup es un precio inadmisible, ya que bajo ningún concepto el precio de la ropa coincide con el de los salarios”, agregó. 

Arce es optimista y espera que todos los que trabajan a conciencia, “como nosotros” en la venta al por mayor de ropa “ si sacrificaran un porcentaje de rentabilidad en un negocio tan difícil como el que vive el sector textil, el producto bajaría sustancialmente, beneficiaría al consumidor y habría un mayor nivel de consumo en la economía”, propuso Arce. 

Entonces, bajo la mirada del empresario, los problemas de la industria textil en este momento son dos: No hay mano de obra y que las telas, insumo primordial del sector, están muy caras al cotizarse en dólares. “Al dispararse el dólar se traslada inmediatamente al sector, porque después tienen que reponer esa mercadería”. 

¿Cómo impactó la escasez de dólares en la suba de precios del sector indumentaria? 

Por su parte, Damián Regalini, Presidente de la Cámara Argentina de Medias y Presidente del Consejo Productivo Nacional, comentó en diálogo con PERFIL: “Lo que pasó en este último mes en el sector textil fue que debido a la escasez de dólares llevó a los importadores a referenciarse por el dólar MEP o por el dólar blue para planificar la reposición de la mercadería o para poder importar”, comenzó explicando. 

Inflación de julio: cuáles son los productos que más aumentaron

“Esa diferencia entre el tipo de cambio oficial y el dólar MEP explica el aumento en el rubro de indumentaria de este último mes. Esto porque el 50% de la ropa que se vende en Argentina es importada, entonces, el importador pone el precio de acuerdo a su precio de reposición, ese precio ya no es a dólar oficial, sino a dólar MEP o blue, por lo que es un incremento muy importante. Esto sucedió con los importadores que son nada más y nada menos que el 50% del mercado argentino”, señaló Regalini. 

La disparada del dólar golpeó de lleno a la industria

“Ahora, en la industria local sucede también algo relacionado con este fenómeno. Los que fabrican hilados sintéticos que tienen un componente importado también tuvieron que reponer o importar al valor del dólar MEP o dólar blue. En este caso, el incremento de sus precios fue de un 35%. Esto explica el aumento en los productos de la industria nacional. Entonces el aumento del 35% en la industria nacional más el 50% de los importadores, explican la abrupta suba que arrojó el indicador en el último mes”, concluyó el representante del sector textil. 

LR