Despejado
Temperatura:
11º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 17 de septiembre de 2019 | Suscribite
EDUCACIóN / Robótica, artes y fabricación digital en el noroeste argentino
domingo 4 agosto, 2019

Se hace camino al andar

Durante 60 días, EDUCAR móvil recorrió dos mil kilómetros de la ruta 40. Niños y jóvenes de trece localidades de las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones experimentaron con los nuevos saberes digitales.

EDUCAR móvil recorrió dos mil kilómetros de la ruta 40. Foto: EDUCAR.

Luego de dos mil kilómetros recorridos a lo largo de la ruta más emblemática de Argentina, finalizó “Historias que Inspiran - Experiencia NEA”, iniciativa que EDUCAR Sociedad del Estado del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología llevó adelante por las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones.

A través de sus laboratorios móviles, chicos de 6 a 18 años aprendieron jugando con impresoras y escáneres 3D, cortadoras láser, samplers y drones, entre otros recursos educativos que se utilizaron en diferentes actividades diseñadas y adaptadas para las comunidades visitadas.

El primer tramo del viaje incluyó las localidades de Clorinda y Pirané (Formosa) y Tres Isletas, Sáenz Peña, Machagai y Barranqueras (Chaco). El segundo recorrido se completó con las localidades de Concepción, Goya y Mercedes (Corrientes), y Posadas, Oberá, Eldorado e Iguazú (Misiones).

En cada parada, de hasta cuatro días de duración, los niños y los jóvenes experimentaron en el diseño y la producción de objetos relacionados con las culturas autóctonas, y compusieron, grabaron e incluso filmaron canciones a través de un laboratorio de sonido. A su vez, simularon desplazamientos por la región mediante la programación de robots, y se aproximaron al uso de tecnologías inmersivas gracias al avistaje aumentado del hábitat y la fauna propia del NEA, y a la exploración virtual de la vida animal oceánica, entre otras actividades.

Al respecto, Liliana Casaleggio, gerenta general de EDUCAR, destacó que los  chicos pudieron disfrutar de este espacio de aprendizaje, curiosidad, encuentro y descubrimientos. Señaló, a su vez, los objetivos fundamentales de este proyecto que busca llegar a cada vez más comunidades del país:  “Queremos que la experiencia los incentive y les despierte nuevas ideas y vocaciones relacionadas con las habilidades del futuro”. 

Por su parte, Matías Cacciagrano, facilitador del laboratorio móvil de EDUCAR, describió la respuesta de los participantes frente a estas actividades: “Los chicos llegan con sorpresa y curiosidad, y muchas veces logran transformar esa inquietud en preguntas más concretas. También se llevan fuentes o pistas por dónde seguir investigando. La experimentación con las tecnologías en muchas ocasiones permite expandir el horizonte de posibilidades y despertar vocaciones”.

“Cuando llegamos a las distintas localidades siempre nos reciben con mucha expectativa, tanto las escuelas que vienen a visitarnos como la comunidad en general que se acerca a ver de qué se trata y participa de las propuestas”, contó Cacciagrano. “Llevar al territorio estas tecnologías educativas nos permite ver en primera persona cómo interactúan los chicos y cuáles son los distintos usos que les dan de acuerdo con las particularidades, los intereses y las necesidades de cada comunidad”, añadió.

Bautista Hernán Verón, un joven de 17 años que estudia en la Escuela Técnica Hijas de María ubicada en la localidad de Concepción, provincia de Corrientes, tuvo la oportunidad de acercarse al laboratorio móvil. Allí pudo experimentar el uso de la tecnología, pero también enseñar algunos conceptos a sus compañeros, colaborando así con los facilitadores en la divulgación de las propuestas. “Primero me explicaron cómo manejar el robot y después me enseñaron una aplicación más difícil que implicaba programar y usar el cálculo”, contó Bautista, más satisfecho por programar que por manejar los robots de forma remota. “Una vez que le agarré la mano, me quedé experimentando con el robot y después decidí ayudar a los que no sabían, a los más pequeños”, relató. 

En Eldorado, provincia de Misiones, Tatiana y Emanuel, dos hermanos de paseo por la Plaza San Martín, tuvieron la posibilidad de subirse al tráiler de EDUCAR y descubrir algunas de sus posibilidades. “Me gustó mucho todo lo que trajeron, sobre todo el robot que se controla con la tablet a través de Bluetooth, y la forma de hacer música con máquinas”, contó Emanuel, mientras a unos pasos Tatiana recurría a la fabricación digital para realizar un llavero con forma de corazón en la cortadora láser.

Los viajes que realiza el móvil de EDUCAR no son nuevos, dado que el año pasado emprendió la aventura de recorrer otros parajes y comunidades emplazadas sobre la ruta 40. Durante 2018, el trayecto realizado conectó el norte de Jujuy con el sur de Santa Cruz. 

Ascendiendo desde el nivel del mar hasta casi 5 mil metros de altitud, y alternando valles, montañas, mares, ríos y desiertos, el proyecto llegó en 2018 con su equipo de especialistas en nuevas tecnologías a La Quiaca (Jujuy), Cachi (Salta), Amaicha del Valle (Tucumán), Belén (Catamarca), Chilecito (La Rioja), Valle de la Luna, Media Agua (San Juan), Malargüe (Mendoza), Chos Malal (Neuquén), Villa La Angostura (Neuquén), El Bolsón (Río Negro), Río Mayo (Chubut), Calafate, Perito Moreno y Río Gallegos (Santa Cruz).


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4755

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard