MODO FONTEVECCHIA
PERSPECTIVA ECONÓMICA

Luis Secco: "La palabra 'licuar' en economía es algo tremendo"

El economista sostuvo que Milei debería haber buscado consenso con antelación. "La estabilidad y reforma estructural son pilares del programa y se tiene que llevar a cabo simultáneamente", subrayó en Modo Fontevecchia.

Luis Secco
Luis Secco | Cedoc

Luis Secco analizó algunos puntos del programa económico de Milei y evaluó que hubo cierto grado de improvisación por la falta de equipos. "El sector privado está ahogado y reducido a su mínima expresión", afirmó El director de la consultora Perspectiva en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Luis Secco es economista, director de la consultora Perspectiva, formó parte del equipo económico de Horacio Rodríguez Larreta. Fue el jefe de Gabinete de Asesores de la presidencia del Banco de la Nación en el año 2017, en la época que lo comandaba Carlos Melconian. También fue director externo del departamento de economía de Deloitte Argentina y director estratégico de la Secretaría de Inteligencia del Estado en el año 2000. Este fin de semana, Luis Secco publicó una nueva columna en el diario Perfil titulada: “Cambiar el paradigma de ‘Más Estado’ es imperioso por más difícil que resulte hacerlo”. 

Formaste parte del equipo económico que componían parte de la candidatura de Horacio Larreta, luego gana la interna Patricia Bullrich y asume como ministro de Economía Carlos Melconian, que tenía una posición más dura que la de Larreta. A su vez, Melconian, en privado, critica enormemente la política económica de Milei, incluso ha dicho que es mentira que estuviéramos en camino a la hiperinflación sino que este Gobierno genera más inflación para licuar. ¿Qué diferencias hay entre el plan económico que hubiera llevado adelante por Larreta, el que hubiera llevado adelante Melconian y el que está liderando Milei? 

Hay una frase que dice que los economistas estamos de acuerdo en el 99% de las cosas pero sólo hablamos del 1% en el que no. El diagnóstico y el diseño de tres grupos era bastante similar. Se busca estructurar un programa basado en una estabilización de un lado y la reforma estructural del otro. 

Escenarios 2024: inflación de 170% con estabilización exitosa o de 500% con plan fallido

Recuerdo un cuento que relataba que se encontraban en una isla 3 profesionales, un médico, un ingeniero y un economista,  sin herramientas. Y como tiene que abrir una lata uno propone dejarla bajo el sol para que explote, el otro abriele con una piedra y el economista dice “hagamos de cuenta que tenemos un abrelatas”. Entonces, siguiendo ese 1% que mencionaste, ¿puedo agregar a Gabriel Rubinstein, el virtual ministro de Economía de Massa? ¿Él estaba de acuerdo en ese 99%?

Creo que sí, de hecho, cuando todavía no se había puesto el traje de secretario de Programación Económica de Massa, opinaba como pensaba antes: había que estabilizar y reformar. 

O sea, estaban todos de acuerdo, incluso los candidatos a presidente como Juan Schiaretti. ¿No?
El punto central es el cómo y ahí surgen las mayores diferencias, incluso en la perspectiva de cómo tratar la ley ómnibus. Hay que aclarar algo; cada una de las cosas que se eliminaron ayer, era un costo que tenían algunas empresas. Entonces, avanzar en esa reducción de costos que imponía el Estado sobre el sector privado es crucial.

Y ahí hay un punto a resaltar, y que la mayoría coincide, que es que el sector privado está ahogado y reducido a su mínima expresión, con poca capacidad para una iniciativa propia, tienen que pedir permiso para todo, entre otros puntos que lo demuestran. Las principales diferencias están en cómo se va a alcanzar el déficit cero  y cómo se va a hacer el  proceso de cambio estructural y de desregulación de la economía. 

Carlos Melconian
Carlos Melconian.

¿Cómo lo hubieras hecho vos?
Es difícil de pensar porque siempre estás reviendo qué podés hacer y cómo. Pero, en términos de lo que era la propuesta original de Larreta, todas estas cosas había que discutirlas antes, no ahora. La idea era llegar a la presidencia con ya un mínimo de consenso respecto de lo que querrá hacer. Desde el punto de vista de la estabilización había que pensarla en dos etapas, una hasta marzo con sinceramiento y corrección de precios relativos, y luego lanzar un programa más consolidado. 

Desde el punto de vista del trámite legislativo, hubiera sido mejor trabajar con un paraguas donde toda la discusión hubiera pasado por toda esta enumeración de objetivos, tendría que haber sido más directa y sencilla para dejarle posteriormente al Ejecutivo cierto grado de discrecionalidad. 

El Parlamento podría haberse puesto de acuerdo en 10 puntos básicos  y dejar cierta libertad para que el Ejecutivo alcance esos objetivos. Eso hubiera sido más sano y, constitucionalmente, no hubiera generado tantos contratiempos como los que se están generando ahora. 

Javier Milei cambió la motosierra por una licuadora

Fernando Meaños (FM): Además del cómo hay una discusión sobre la secuencia, sobre qué está primero. Porque muchos sostienen que si no alcanzás el equilibrio fiscal todo el resto no va a servir. ¿Es así?

Ahí es donde critico al Gobierno, en términos de cómo comunica. No hay tal secuencia, no hay estabilidad sin reforma estructural, ni tampoco al revés. Las dos cosas van de la mano, son pilares del programa que se tiene que llevar a cabo simultáneamente. 
Sobre todo porque tenés que generar expectativas de que estás en una economía distinta. Pero es cierto que todavía el programa no fue implementado, le falta, estamos en una etapa donde sólo está el diseño. 

Así y todo ya tuvo muchos cambios y demoras importantes. Lo importante en los programas de shock es hacer el anuncio de todo en su conjunto. Y eso se hizo. Ahora bien, lo que se demora es la implementación, imaginate que 5,2% del PBI de ajuste que significaba este paquete se le borraron al menos 2,2% que era todo el capítulo de incremento de recursos y está en veremos la parte de ajuste jubilatorio. 

Ahí es donde Carlos Melconian usó la frase de que se cambió la motosierra por la licuadora, y la palabra licuar en economía es algo tremendo. O cuando se habla de que la inflación forma parte integral del programa porque es el mecanismo a través del cual se logrará el déficit cero, hay que preguntarse a qué tasa de inflación se licua. Y con la inercia que tenemos, más la inflación que hay hoy, no me animo a ponerle un número. 

Martin Tetaz: “El plan del Gobierno ha sido cruzarse de brazos”

FM: Dentro de ese 99% de las cosas en el que prácticamente todos los economistas están de acuerdo, están la fuerte devaluación del peso y que hay que tener un solo tipo de cambio. ¿Cuán lejos estamos, tras el cambio en el plan fiscal del Gobierno,  de poder eliminar el cepo y unificar el tipo de cambio? 

Estamos tan lejos como estábamos en diciembre. El plan económico en dos etapas, era un primer momento de sinceramiento, luego cuando estaba en marcha el programa full para marzo o abril, se daba comienzo la otra etapa con la unificación del tipo de cambio para lograr que  toda la cosecha récord empiece a ser liquidada y que el BCRA pudiera absorber buena parte de esos dólares. .

La idea era que, a partir de ese momento, habría una segunda corrección cambiaria que iba a ser percibida como la última y que desde ahí arrancaba la segunda etapa de la estabilización. Y eso probablemente se haría con un tipo de cambio flotante y unificado.

Hay un tema que es crucial y se sigue demorando, que es el ajuste tarifario. Imaginate llegar a abril con eso en veremos. O sea, hay que reducir todos esos márgenes de incertidumbre que pesan sobre las expectativas de inflación y de devaluación muy rápidamente.

De todas maneras, todavía estamos a tiempo, pero no está bueno la ambigüedad porque, por ejemplo, cuando se retira el paquete fiscal, tanto Luis Caputo como Pablo Quirno salieron a decir que “no cambiamos en nada nuestra meta de déficit financiero igual a cero”, estos 5 puntos de ajuste fiscal. 

Día 51: "Fuera del orden o regla natural o común"

Ese 1% en el que se diferencian los economistas, se podría invertir y decir que, en realidad, están de acuerdo con el 1% y se diferencian en el otro 99% porque esas coincidencias son todo. Es que si cambias el orden procedimental, haces otra cosa. Finalmente estamos asistiendo a que había dos equipos, el de Larreta y el de la Fundación Mediterránea con Melconian, que se preparon durante año, pero la sociedad eligió al que directamente no tenía equipo. ¿Tenés la misma lectura?

Estoy de acuerdo, hubo cierto grado de improvisación por la falta de equipos, aún faltan completar varios. Hay un diagnóstico correcto de lo que necesita la Argentina, hay un diseño de un programa correcto, pero estamos empantanados en la comunicación e implementación de ese programa. 

No nos debería sorprender cómo se comporta ese Javier Milei, pero no sabemos cuál es el Milei que viene. Es cuestión de tiempo para que se despeje a un escenario más equilibrado, positivo o negativo. 

En el espíritu de cambio de régimen la mayoría estamos de acuerdo y me parece positiva la idea del debate de con qué herramientas y con qué tiempos. Pero hoy no está muy claro eso y ahí surgen las incertidumbres. 

AO FM